31 julio 2009

Endeavour regresó a la Tierra tras exitosa misión de 16 días




votar


El transbordador espacial estadounidense Endeavour regresó a la Tierra este viernes, tras una exitosa misión de 16 días en la que terminó de ensamblar un laboratorio japonés en la Estación Espacial Internacional (ISS). Endeavour, con siete astronautas a bordo, se posó sobre una de las pistas del Centro espacial Kennedy, en Florida (sudeste), tras un recorrido de más de 10 millones de kilómetros alrededor de la Tierra.

"Bienvenidos a casa, felicitaciones por una misión magnífica de principio a fin", indicó el centro de control mientras el transbordador rodaba por la pista. El despegue había sido menos sencillo: Endeavour fue lanzado el 15 de julio, en el sexto intento, tras varias anulaciones debido a una fuga de hidrógeno y al mal tiempo en Florida.

Durante el ascenso de la nave varios fragmentos se desprendieron del tanque de combustible externo y al menos dos golpearon la nave, pero inspecciones externas del vehículo espacial permitieron concluir que el aparato estaba intacto. "Es hora de volver", dijo el comandante del Endeavour, Mark Polanski, mientras los astronautas preparaban la nave para el rápido descenso.
.
Miembros de la misión STS-127 del Endeavour
.
"Cumplimos nuestros objetivos principales con éxito"
Durante su misión, los astronautas trasladaron e instalaron la última parte del laboratorio japonés en la ISS, de un valor de 1.000 millones de dólares y el más grande de los tres módulos científicos de la estación.

La nueva plataforma abierta para realizar experimentos científicos en el espacio fue acoplada a las otras dos cámaras del laboratorio japonés, colocadas el año pasado. Cuenta con un telescopio de rayos-X, un monitor ambiental y un dispositivo que le permitirá comunicarse con el centro de control de misión japonés en Tsukuba.

Cuatro de los astronautas realizaron cinco caminatas espaciales en las que remplazaron las baterías de una de las antenas solares de la ISS. La actividad busca asegurar que la estación siga funcionando más allá de la fecha en la cual la flota de transbordadores dejará de utilizarse, a fines de 2010. El Endeavour trajo de regreso al astronauta japonés Koichi Wakata, que pasó 138 días a bordo de la estación espacial durante los cuales probó ropa interor resistente a las bacterias, que usó durante un mes.

"Mis compañeros de viaje nunca se quejaron de nada", confesó el jueves. Wakata fue remplazado en la ISS por el estadounidense Tim Kopra, que viajó en el Endeavour. Tras esta misión, a la Nasa solo le quedan siete lanzamientos de transbordadores en su programa antes del retiro de estos aparatos el año próximo. El lanzamiento del transbordador Discovery, también hacia la ISS, está previsto en agosto. Los astronautas del Discovery llevarán equipamiento científico, equipos médicos y otras provisiones al puesto orbital.

Fuente: AFP


30 julio 2009

Titán, podría albergar a la raza humana ante una eventual catástrofe global




votar


El agua líquida es un elemento fundamental para la vida, tal como se la conoce. Es por eso que los astrónomos creen que, con el descongelamiento de su capa helada y su relativa proximidad, el planeta podría ser en el futuro el objetivo de misiones espaciales para buscar vida extraterrestre y hasta albergar la nuestra en caso de una catástrofe global.

La mayor luna de Saturno tiene estas probabilidades debido a que su gruesa atmósfera es rica en compuestos que muy a menudo señalan la presencia de organismos vivos. Por ejemplo, el aire de Titán está repleto de metano, el cual normalmente es destruido por la luz del sol. En la Tierra, la vida repone constantemente el metano que el sol destruye, por lo tanto en Titán podría estar sucediendo algo similar. No obstante Titán es demasiado frío, y el agua líquida – en caso de existir – debería estar a mucha profundidad bajo la superficie helada.

Titán es la única luna conocida con una atmósfera densa. La primera persona que sugirió que Titán podía tener atmósfera fue el astrónomo español José Comas y Solá por el efecto de oscurecimiento al borde. La atmósfera está compuesta en un 94% de nitrógeno y es la única atmósfera rica en nitrógeno, en el sistema solar aparte de nuestro propio planeta, con rastros significativos de varios hidrocarburos que constituyen el resto (incluyendo metano, etano, diacetileno, metilacetileno, cianoacetileno, acetileno, propano, junto con anhídrido carbónico, monóxido de carbono, cianógeno, cianuro de hidrógeno, y helio).
.

Puede verse una zona de costa e incluso islas, y lo que parece ser un mar de metano, todo en un ambiente brumoso

Titán es la única luna conocida con una atmósfera densa
.
Titán tiene un especial interés para la comunidad científica, porque se cree que su entorno es parecido al de la atmósfera de la Tierra primitiva. El 14 de enero de 2005 la sonda Huygens aterrizó de manera satisfactoria sobre la superficie de Titán en una región conocida como Adiri, obteniendo imágenes durante su descenso y en la superficie. La panorámica durante el descenso muestra suaves colinas con canales de drenaje. Los canales parecen conducir a una región cercana, ancha plana y oscura. Parece incluso verse una zona de costa e incluso islas, y lo que parece ser un mar de metano, todo en un ambiente brumoso.

Los científicos de la ESA estiman que la sonda podría haber descendido sobre la región oscura. La imagen tomada tras el aterrizaje muestra una superficie plana cubierta por piedras en forma de guijarros redondeados. Los guijarros podrían estar formados en su mayoría de hielos de agua. No hay que olvidar que, en Titán, no existe agua líquida en su superficie, aunque si existe agua congelada; dicho hielo está presente en forma de rocas.

Una investigación reciente apunta a que es posible que Titán albergue moléculas prebióticas. De acuerdo con ella, el agua líquida que aparece en Titán tras por ejemplo el impacto de un meteorito contra su superficie helada ó su criovulcanismo puede permanecer en éste estado durante cientos ó miles de años, tiempo más que suficiente para que las tolinas presentes en su atmósfera se hidrolicen (reaccionen con ella), y den lugar a moléculas orgánicas complejas.
.
Titán comparada con la Tierra y la Luna




Imagen de la superficie de Titán tomada por la sonda Huygens
.
Lagos y mares de hidrocarburos

Según Ralph Lorenz, miembro del equipo de radar de la sonda Cassini en la Universidad Johns Hopkins, y del Laboratorio de Física Aplicada de EE UU, los hidrocarburos en forma de lagos, mares y dunas, cubren prácticamente la luna entera.

La sonda Cassini, que llegó a la órbita de Titán el 14 de enero de 2005, ha cartografiado con el radar cerca del 20% de la superficie de este satélite y ha identificado varios cientos de lagos y mares de metano y etano en forma líquida. Aproximadamente el 60 por ciento de la superficie del polo norte de Titán (la región con latitudes superiores a 60o) ha sido mapeada por el radar de la nave Cassini. Los lagos y los mares son muy comunes en las regiones del norte de Titán, donde ahora es invierno. Los científicos dicen que ahí llueve metano y etano, los cuales llenan sus lagos y mares. Estos líquidos también crean ríos y canales que serpentean en la superficie de la luna.
Por su parte, las dunas oscuras a lo largo del ecuador pueden contener un volumen de hidrocarburos en estado sólido (la temperatura media de esta luna es de -179ºC) equivalente a centenares de veces las reservas de carbón en la Tierra.

Titán es, sin duda, la tierra de los lagos y de los mares", dice Rosaly Lopes, la científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro, de la NASA, quien trabaja con el radar de la nave Cassini. "Será interesante ver las diferencias entre las regiones del polo norte y sur". Ahora es verano en el polo sur de Titán. En esta luna, las estaciones duran alrededor de 7,5 años, un cuarto del año de Saturno, el cual equivale a 29,5 años terrestres. El estudio de los cambios estacionales en los lagos ayudará a los científicos a entender los procesos que allí operan.
.

Imagen artística de uno de los lagos en Titán


Imagen artística de una lluvia de metano y etano en la superficie de Titán
.
Un lago de Titán equivale a todas nuestras reservas de gas natural

Las reservas probadas de gas natural en la Tierra, recuerda la ESA, suman un total de 130.000 millones de toneladas, suficiente para suministrar 300 veces la cantidad de energía que Estados Unidos utiliza anualmente para usos domésticos. Cada uno de los cientos de lagos en Titán tiene por lo menos esa cantidad de energía en forma de metano y etano.

Aparentemente, los lagos que estamos observando en Titán poseen diferentes niveles de llenado, lo cual sugiere que están sujetos a un sistema hidrológico complejo, similar al ciclo del agua en la Tierra. Esto convierte a Titán en un objeto único entre los cuerpos del sistema solar", comenta Alex Hayes, un graduado que estudia los datos proporcionados por el radar de la nave Cassini, en el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena.

Los lagos que hemos visto hasta ahora varían en tamaño; el más pequeño que se ha podido observar mide alrededor de 1 kilómetro y los lagos más grandes superan los 100.000 kilómetros cuadrados, son algo más extensos que los Grandes Lagos, ubicados en la región central de Estados Unidos", comenta Hayes. "El 70 por ciento de las áreas de los aproximadamente 400 lagos que hemos observado está formado por 'mares' que superan los 26.000 kilómetros cuadrados".

"Este cálculo se basa principalmente en los estudios de los lagos en la región polar norte. Hemos asumido que el sur podría ser similar, pero realmente aún no se conoce la cantidad de líquido que está allí", dijo Lorenz.
.

Mapa de Titán. Se aprecian las principales masas de metano: Ontario Lacus, Kraken Mare, Punga Mare y Ligeia Mare (NASA).
.
Misteriosas ondas de radio en Titán

Científicos europeos que analizan la valiosa carga de datos capturados por la Huygens se han encontrado con una sorpresa, y nos han hablado de la detección de una “misteriosa” fuente de ondas de radio cuyo origen desconocen, pero cuyos efectos les han ayudado a sacar conclusiones interesantes.

Reconozco que en cuanto oigo la palabra “misterioso” se activa de forma automática mi “modo de alerta”, pues soy consciente del poder de persuasión hipnótica que ejerce en muchas personas con problemas de imaginación desbocada. Así pues, aunque es inevitable que algunos hayan pensado inmediatamente en que estas ondas son el fruto de aparatos radiotransmisores alienígenas, la realidad (cuando la ciencia la encuentre) seguramente será mucho más prosaica, aunque fascinante de todos modos.

En la Tierra, la humanidad no es la única culpable de las ondas de radio. De hecho, durante las descargas de rayos, los electrones de la atmósfera oscilan liberando estas ondas, que luego rebotan arriba y abajo entre la superficie de la Tierra y la ionosfera, la región que se ubica en lo alto de la atmósfera y que está repleta de partículas cargadas eléctricamente.

Así pues, quedan muchos interrogantes en el aire, pero de lo que no cabe duda es de que cuanto más sabemos sobre Titán - al que muchos ven como un clon de la Tierra primigenia - más interesante nos parece.
.


29 julio 2009

Shoemaker Levy 9 : Impacto en Júpiter




votar

Hace 15 años, en julio de 1994, el gigante de nuestro sistema planetario, el planeta Júpiter, fue sometido a uno de los mayores castigos cósmicos del cual el género humano fue testigo. Durante seis días, del 16 a 22 de julio, 21 fragmentos del cometa Shoemaker Levy 9 chocaron contra Júpiter. La mayoría tenía el diámetro equivalente a casi la mitad de la altura del monte Everest. Para la astronomía, fue algo sin precedentes. El cometa Shoemaker Levy 9 era un objeto celeste que giraba alrededor del gigante Júpiter, pero la fuerza de su campo magnético acabó por despedazar la frágil estructura del cometa. Sus fragmentos entonces acabaron girando en ruta de colisión con el planeta. Esto era una oportunidad única tanto para evaluar el impacto de un cometa contra un planeta, como para aprender más sobre la atmósfera jupiteriana. Júpiter es un gigante gaseoso con una atmósfera compuesta en gran parte por hidrógeno, con un núcleo pequeño.

La atención a tan singular evento no fue solamente de los grandes observatorios en la Tierra. En el espacio, el telescopio orbital Hubble y la sonda Galileo, en ruta para estudiar Júpiter, dedicaron una especial atención a los impactos.
.
El tamaño del área de impacto era del tamaño de nuestro planeta.
.

Los astrónomos pudieron ver una explosión de un tamaño 3 veces mayor que la Tierra.

Varios fragmentos del Shoemaker Levy 9, rotulados por letras, viajaban a más de 60 mil kilómetros por hora rumbo a Júpiter. Los primeros llegaron el día 16 de julio, pero la atención se concentraba en el fragmento G, el mayor de los fragmentos del cometa.

Los astrónomos no creían lo que estaban viendo. Muchos pensaban que había algún problema con sus instrumentos, pues el brillo de las explosiones era muy fuerte. Algunos instrumentos quedaron inoperativos.

Al adentrarse en la atmósfera jupiteriana, los pedazos del cometa fueron aplastados por la presión de su densa atmósfera, que como una mano gigante, en pocos segundos, aplastó a los intrusos, creando violentas explosiones y poderosas ondas de choque con grandes marcas visibles desde la Tierra.

El fragmento G, con 3 kilómetros de diámetro, tuvo un choque tan violento, que incluso pudo verse desde la Tierra (los impactos fueron todos en el lado no visible de Júpiter) y la colisión produjo durante unos instantes un brillo mayor que el planeta. Uno de los descubridores del cometa, Eugene Shoemaker, dijo que este impacto tuvo la fuerza equivalente a 250 millones de megatones, y temperaturas superiores a 16.000 grados Celsius. En la Tierra, las pruebas nucleares tienen una fuerza que alcanza las 10 mil megatones.
.




Las imágenes de arriba son de la banda cercana al infrarrojo y muestran el tremendo efecto que produjeron en Júpiter los múltiples fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9, al que llamaron "collar de perlas" porque envolvió el planeta de este modo.
.
El impacto con el fragmento "G" dejó una marca tan grande en la atmósfera jupiteriana que supone sin duda la más visible de los últimos 384 años. El tamaño del área de impacto era del tamaño de nuestro planeta. Con el impacto del fragmento K, los astrónomos pudieron ver una explosión de un tamaño tres veces mayor que la Tierra.

Un impacto de objetos semejantes a los fragmentos del Shoemaker Levy 9 en la Tierra, traería extinciones en masa, así como el final de los días para la humanidad. Con la fuerza del impacto, una gran cantidad de polvo llegaría a la atmósfera, bloqueando la luz solar por un largo tiempo. Se conocen apenas un 1% de todos los cometas y asteroides de nuestro sistema estelar. Según los entendidos, colisiones con otros cuerpos celestes pueden ocurrir cada 100 millones de años. Pero esto no supone que impactos menores no sean más bien frecuentes. En 1908 un objeto con tamaño estimado de 50 metros explotó en el aire en una región lejana de Siberia llamada Tunguska, y hubo daños en un radio de 50 kilómetros desde el punto de impacto.



28 julio 2009

La Tierra emite un sonido que ningún otro planeta del Sistema Solar tiene




votar


Al parecer la atmósfera terrestre produce un “coro” de sonidos cuyas frecuencias están justo por debajo del umbral del oído humano, es decir infrasonidos de entre 0.01 y 10 Hz. Sonidos que se han registrado a lo largo de todo el globo. Algo que podríamos calificar, como mínimo, de extraño. Pero más extraño aún es lo que se descubrió hace unos diez años: otro tipo de infrasonido de fondo, de entre 3 y 7 mHz. Entonces ya se comprobó que procedía de la Tierra misma. Desde ese momento los científicos han estado intentando comprender el mecanismo que origina este fenómeno, conocido como “zumbido” de la Tierra. Ahora unos físicos de la Universidad de California dicen poderlo explicar.

Usando datos procedentes de una red amplia de sismógrafos, Peter Bromirski y Peter Gerstoft afirman poder aportar pruebas físicas del origen y localización de ese sonido. Han encontrado que la costa del Pacífico de América central es la fuente dominante de ese zumbido de fondo, siendo la costa oeste de Europa la fuente secundaria.

Al final de la década de los noventa diversos estudios sugerían que el sonido en cuestión era el resultado directo de las fluctuaciones de la presión atmosférica sobre la superficie terrestre. En trabajos más recientes se sugería, sin embargo, que está causado por la energía transferida por los vientos a la corteza terrestre a través de las olas oceánicas.En esta nueva explicación olas de gran longitud de onda actúan como mediador entre el cielo y el mar. Según estas olas alcanzan aguas someras, parte de su energía es transformada en un proceso no lineal en ondas infragravimétricas u ondas IG, que tienen longitudes de onda todavía más largas. Parte de la energía de las ondas IG pueden entonces acoplarse a la propia Tierra y pueden ser registradas por los sismógrafos a lo largo de todo el mundo.
.

Este fenómeno podría ser causado por la energía transferida por los vientos a la corteza terrestre a través de las olas oceánicas
.
En su artículo publicado en Geophysical Research Letters, Bromirski y Gerstoft explican cómo estudiaron el fenómeno en detalle mediante el registro de tanto las ondas IG como de la actividad sísmica asociada al sonido de fondo. Los datos los obtuvieron de la red transportable USArray EarthScope, que monitoriza la actividad sísmica a los largo de todo EEUU y de las aguas que le rodean.

Encontraron una relación estrecha entre el zumbido, las olas oceánicas y las ondas IG, con las líneas de costa dominantes como la fuente de este ruido de fondo, siendo la costa pacífica americana y la costa occidental europea los principales contribuidores. La amplitud de la sondas IG es mayor a lo largo de la costa continental, donde las aguas son relativamente someras, ya que la presión de las olas decae exponencialmente con la profundidad. Como las tormentas se propagan generalmente de oeste a este es más fácil que las ondas IG de mayor energía se den a lo largo de las costas occidentales, y de ahí la razón de que las regiones antes mencionadas sean las zonas dominantes en este fenómeno.

Según dicen los autores del estudio es la primera vez que se tiene en cuenta las ondas IG a la hora de explicar este fenómeno. Estos investigadores están ahora intentando desarrollar más su investigación examinando la variabilidad de este sonido de fondo a lo largo de todo el mundo.Entre los expertos del campo no hay unanimidad sobre si ésta es la explicación definitiva o no al fenómeno, aunque parece ser la mejor explicación hasta el momento.

En todo caso, es casi poético pensar que la propia Tierra tiene una voz que ningún otro planeta del Sistema Solar tiene. Sólo hace falta que la escuchemos con detenimiento.

Fuente: Physics World.


25 julio 2009

Hubble revela detalles del impacto en Júpiter




votar


En los últimos días, los telescopios más grandes del mundo fueron apuntados hacia Júpiter, para no perderse la nueva información científica que puede aportar el escenario a 580 millones de kilómetros de distancia. Por esta razón Matt Mountain, director del Instituto Científico del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland, les asignó tiempo discrecional a un equipo de astrónomos dirigido por Heidi Hammel del Instituto de Ciencias Espaciales en Boulder, Colorado.

Se interrumpió la comprobación y calibración del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA para apuntar el recientemente reformado observatorio a la nueva mancha en expansión en el gigante planeta Júpiter. La marca, causada por el impacto de un cometa o un asteroide, está cambiando día a día sobre la capa de nubes del planeta.

La imagen del Hubble, tomada el 23 de julio, es la imagen más nítida en luz visible que se ha tomado de este nuevo rasgo y es la primera observación científica del Hubble después de su reparación y actualización en mayo. Las observaciones fueron hechas con la nueva cámara del Hubble, la Cámara de Campo Ancho 3 (WFC3).

“Este es sólo un ejemplo de lo que puede hacer la nueva cámara del Hubble, técnicamente de avanzada, gracias a la ardua labor de los astronautas y todo el equipo de Hubble”, dijo Ed Weiler, administrador asociado del Directorado de las Misiones de Ciencia de la NASA. “¡Afortunadamente, lo mejor está por venir!”
.

La mancha es de cerca del doble del tamaño de la totalidad de Europa.
.
“La capacidad verdaderamente exquisita de imágenes del Hubble ha revelado una asombrosa riqueza de detalles en el sitio del impacto 2009″, dijo Hammel. “Al combinar estas imágenes con nuestros datos de base terrestre en otras longitudes de onda, los datos del Hubble permitirán una comprensión global de lo que está sucediendo exactamente con los restos del impacto. Mis más sinceras felicitaciones y agradecimiento con el equipo que ha creado la cámara de campo ancho 3 y a los astronautas que la han instalado.”

Descubierto por el astrónomo aficionado australiano Anthony Wesley el domingo 19 de julio, la mancha fue creada cuando un objeto se hundió en la atmósfera de Júpiter y se desintegró. La única otra vez en la historia que se ha observado un rasgo de este tipo en Júpiter fue hace 15 años.

“Esto es asombrosamente similar al impacto del cometa Shoemaker Levy 9 en Júpiter en julio de 1994″, dijo Keith Noll, miembro del equipo del Instituto Científico del Telescopio Espacial.

“Dado que creemos que es rara esta magnitud de impacto, somos muy afortunados de verlo con el Hubble”, añadió Amy Simon-Miller, del Centro de Vuelo espacial Goddard de la NASA. Ella explicó que los detalles observados por el Hubble muestran abultamientos en la pluma de desechos causados por la turbulencia en la atmósfera de Júpiter. La mancha es de cerca del doble del tamaño de la totalidad de Europa.
.

Comparación del tamaño de la Tierra con la zona afectada por el impacto en Júpiter
.
Simon-Miller estima que el diámetro del objeto que golpeó Júpiter era de por lo menos dos veces el tamaño de algunos campos de fútbol. La fuerza de la explosión de Júpiter fue miles de veces más potentes que la delsupuesto cometa o asteroide que explotó sobre el valle del río Tunguska en Siberia en junio de 1908.

El WFC3, instalado por los astronautas del transbordador espacial en mayo, todavía no está completamente calibrado. Por esto, si bien es posible obtener imágenes celestes, aún no se logrará todo el poder de la cámara para la mayoría de las observaciones. Todavía se podrán obtener con el WFC3 imágenes científicas de valor que complementarán las imágenes de Júpiter tomadas con los telescopios terrestres.

El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la ESA y la NASA.

Los miembros del Equipo de Impacto de cometas en Júpiter son: Dra. Heidi B. Hammel (Instituto de Ciencias Espaciales, Boulder, Colorado). Dr. Amy Simon-Miller (NASA Goddard Space Flight Center, Greenbelt, Maryland).. Dr. Keith S. Noll (Instituto Científico del Telescopio Espacial, Baltimore, Md.). Dr. Michael H. Wong (Instituto Científico del Telescopio Espacial, Baltimore, Md.). Prof. John T. Clarke (Universidad de Boston, Boston, Mass.). Prof. Imke de Pater (Universidad de California, Berkeley, California). Dr. Glenn S. Orton (Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California). Dr. Agustín Sánchez-Lavega (Universidad del País Vasco, España).

Fuente: Space Telescope. Aportado por Eduardo J. Carletti


21 julio 2009

¿ Impacto no identificado en Júpiter o experimento puesto en marcha ?




votar


En el día de hoy la NASA confirmó que el planeta Júpiter fue impactado por un "objeto" que dejó una gran mancha negra con dimensiones superiores al diámetro de nuestro planeta Tierra. Sin embargo, personalmente no creo que este fenómeno haya pasado desapercibido ante los ojos de la NASA, como se ha querido vender, sino más bien fue "pospuesto" el anuncio del mismo hasta poder tener una excusa idónea y creíble que mostrar ante los medios de comunicación.

Primero se confirma oficialmente de que algo "no identificado" (¿?) golpeó a Júpiter y dejó una marca en su superficie del tamaño de la Tierra, anuncio que fue hecho público después de que un astrónomo aficionado señalara la anomalía a la agencia espacial estadounidense. Puede un objeto de esas dimensiones pasar desapercibido? NO, ahora bien, porque hacer el anuncio? muy simple, el impacto generado "en la región polar sur" del planeta más grande del sistema solar es visible en una foto que fue publicada en el blog personal del astrónomo aficionado de 44 años, Anthony Wesley y había que dar una respuesta.

"Está excluido que (el impacto) se deba a uno de los fenómenos meteorológicos que observamos habitualmente sobre Júpiter", explicó Glenn Orton, astrónomo de la Nasa que confirmó la existencia del impacto tras haberlo observado y analizado con la ayuda de un telescopio infrarrojo. Pero esta vez Glenn Orton dijo que no tiene "la menor idea" sobre la naturaleza del objeto que colisionó con Júpiter. Leigh Fletcher, otro astrónomo de la Nasa, explicó que "el impacto tiene aproximadamente el mismo tamaño que Oval BA, una de las tormentas que azotan Júpiter. Y esta tormenta tiene el mismo diámetro que la Tierra". Recordemos que el diámetro de Júpiter es 11 veces más grande que el de la Tierra.
.
La mancha del impacto en la región polar de Júpiter
.
El primero en haber detectado el fenómeno fue un astrónomo aficionado australiano, Anthony Wesley, que se comunicó con Orton de la Nasa, tras realizar el sorprendente descubrimiento. en el pasado la NASA pudo observar y registrar con días de antelación el impacto sobre la superficie Júpiter de 21 desechos del cometa Shoemaker-Levy 9 los cuales se estrellaron sobre Júpiter en Julio de 1994. Estos restos eran muy inferiores en tamaño y sin embargo fueron detectados.

Anthony Wesley tomó las fotografías el pasado 19 de julio con un telescopio de 14,5 pulgadas que tiene instalado en el patio de su casa en Murrumbateman, al norte de Canberra (Sidney, Australia) creyendo que se trataba de una mancha producida por una tormenta polar, sin embargo, a medida que el planeta iba girando y mejoraban las condiciones de visión, se dio cuenta de que no era una mancha oscura, sino negra del todo. Recuerdan la mancha dejada por la sonda Galileo en su impacto con dicho planeta? curioso no?

El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, una vez publicada la noticia tuvo que señalar que ningún observatorio ni satélite fue capaz de localizar el objeto antes de que llegara a su destino. ni siquiera usando el gran telescopio de Mauna Kea, en Hawai.

Hace varias semanas, para mediados del mes de Abril del presente año publiqué un artículo donde indicaba acerca de los cambios que la superficie de Júpiter estaba experimentando ( Véase http://quamtum.blogspot.com/2009/04/se-registran-cambios-en-la-superficie.html ) y más adelante expresé mi preocupación acerca de los múltiples viajes al espacio que se han realizado desde dicho momento hasta la fecha, los cuales superan en número los realizados durante todo el año ( Véase http://quamtum.blogspot.com/2009/05/algo-esta-ocurriendo-alla-afuera.html ) y que curiosamente disminuirían entre finales de este mes y principios de Agosto.

Curioso no? no olvidemos que desde hace unos días tenemos 13 astronautas especializados en la estación Espacial Internacional (ISS) que de seguro observaron en primera fila los resultados de este "experimento" el cuál no fue ignorado por el mundo gracias a un aficionado que estaba atento a lo ocurrido en Júpiter.

Especulación? talvez, coincidencia? no lo creo, pero algo está claro: lo que haya pasado en Júpiter no fue un fenómeno meteorológico. Razonemos.


Por Juan Carlos Jiménez


20 julio 2009

Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (4 de 4)




votar


Una de las primeras cosas que el astronauta del Apolo 11 Neil Armstrong mencionó cuando pisó la superficie de la Luna fueron las sombras. "Está bastante oscuro aquí en la sombra [del módulo lunar] y me es un poco difícil ver si estoy pisando en firme", comunicó a la Tierra.

El módulo lunar Eagle había aterrizado en el Mar de la Tranquilidad con su caja de equipo externo, un compartimiento estibado llamado "MESA", en la sombra de la nave espacial. Aunque el resplandor del Sol caía alrededor de ellos, Armstrong y Buzz Aldrin tenían que trabajar en la oscuridad para desplegar la cámara de TV y varias herramientas de geología.

Neil y Buzz instalaron un recolector de viento solar, erigieron una bandera y develaron una placa que proclama: "Venimos en paz por toda la humanidad". Ellos tomaron la primer llamada telefónica interplanetaria —"No puedo expresarles cuán orgullosos estamos todos", dijo el Presidente Nixon desde la Casa Blanca. Recogieron 47 libras de rocas lunares y tomaron 166 imágenes. Verificado. Verificado. Verificado.

Por último instalan a pocos metros del LEM un sismómetro para conocer la actividad sísmica de la Luna y un retrorreflector de rayos láser para medir con precisión la distancia que hay hasta nuestro satélite.
.

Portada del New York Times anunciando la llegada del hombre a la Luna
.



Michael Collins abordo del módulo de mando
.
Mientras esto sucede, Michael Collins sigue en órbita en el módulo de mando y servicio con un ángulo muy rasante. Cada paso en órbita, de un horizonte a otro, sólo dura 6 minutos y medio pero desde semejante altura no es capaz de ver a sus compañeros. Cada dos horas ve como cambia la Luna y también observa como órbita debajo de su cápsula la sonda soviética Luna
15 en dos ocasiones.

La lista de comprobación continuaba: Subir de regreso al Eagle. Almacenar las rocas.

"Es muy fácil ver en las sombras después de adaptarse por un rato", comenta Armstrong. Pero, añade Aldrin, " moverse hacia atrás y hacia delante desde la luz a la sombra debe evitarse, porque la demora en recuperar la capacidad de percepción le hará perder tiempo".

En realidad, las sombras de la Luna no son absolutamente negras. La luz solar reflejada desde el finamente contorneado terreno lunar proporciona una débil iluminación, como lo hace la propia Tierra, la cual es una fuente secundaria de luz en los cielos lunares. Con suficiente tiempo para adaptarse, un astronauta puede ver casi por todas partes.

Durante el programa Apolo, minúsculas sombras en lugares inesperados irritaban a los astronautas —un tornillo aquí, un indicador de oxígeno bajo allí. En general, estos eran problemas menores, comunes en un día de trabajo, pero a los astronautas no les complacía perder minutos importantes para sus exploraciones.
.

"hay un halo rodeando la sombra de mi casco". Armstrong tenía uno también.
.


"La Luna es como un desierto de 4 mil millones de años”
.


Aldrin inspeccionando los equipos del módulo lunar
.
Una sorpresa final: Cuando los astronautas miraron las sombras de sus propias cabezas, vieron un extraño resplandor. Buzz Aldrin fue el primero en reportarlo... "[hay] un halo rodeando la sombra de mi casco". Armstrong tenía uno también. (Este efecto se conoce como "efecto de oposición" y se debe a que la superficie lunar está espolvoreada con diminutas esferas vidriosas (piense en ellas como gotas de rocío lunar) y minerales cristalinos, que pueden reflejar la luz solar hacia atrás, creando entonces una "retrodispersión coherente" —partículas de polvo lunar más pequeñas que la longitud de onda de la luz difractan la luz solar, irradiando en dirección al Sol).

"La Luna es como un desierto de 4 mil millones de años”, dice. "Es increíblemente seca. Cuando el polvo lunar entra en contacto con el aire húmedo en un módulo lunar, usted consigue 'el efecto de la lluvia del desierto' —y algunos olores como el de la pólvora quemada”. Era polvo lunar.

"Desearía poder enviarle un poco, es una materia asombrosa, se siente suave como la nieve, aunque extrañamente abrasivo. Huele como la pólvora quemada”.

¿Cómo pudo oler el polvo lunar?

No podían tocar con sus narices la superficie lunar. Pero, después de cada caminata lunar (o de Actividad Extra Vehicular-"EVA"), llevarían la materia dentro del modulo. El polvo lunar era increíblemente pegajoso, adhiriéndose a las botas, a los guantes y a cualquier superficie expuesta. No importa cuánto cepillaron sus trajes antes de entrar la cabina, algo de polvo (y a veces mucho) ingresó a la cabina.

Una vez que retiraban sus cascos y guantes, los astronautas podían sentir, oler e incluso probar la Luna.

Curiosamente, ya en la Tierra, el polvo lunar no tiene ningún olor. Hay centenares de libras de polvo lunar en el Laboratorio de Muestras Lunares en Houston. Allí, Gary Lofgren, experto de la NASA, ha sostenido rocas polvorientas de la Luna con sus propias manos. Ha olido las rocas, el aire, sus manos. "No huele como la pólvora”, dice.
.

El polvo lunar era increíblemente pegajoso, adhiriéndose a las botas, a los guantes y a cualquier superficie expuesta.
.


Neil y Buzz instalaron un recolector de viento solar, un sismómetro y un retrorreflector de láser.
.


"Venimos en paz por toda la humanidad"
.
¿Imaginaron cosas las tripulaciones de las misiones Apolo? No. Lofgren y otros tienen una explicación mejor:

El polvo lunar en la Tierra "se ha vuelto inerte”. Todas las muestras traídas por los astronautas del Apolo han estado en contacto con aire húmedo, rico en oxígeno. Cualquier reacción química olorosa (o las evaporaciones) terminaron hace mucho tiempo.

No era esto lo que se esperaba. Los astronautas llevaron envases “termos” especiales a la Luna para guardar las muestras en el vacío. Pero los bordes dentados del polvo cortaron inesperadamente los sellos de los envases, permitiendo que el vapor del oxígeno y de agua entrara furtivamente durante el viaje de tres días de regreso a la Tierra. Nadie puede decir cuánto del polvo fue alterado por esa contaminación.

La caminata lunar ya se había realizado. Las rocas lunares estaban almacenadas. El primero en regresar al módulo lunar es Aldrin, al que sigue Armstrong. Era el momento de Cenar: Guisado de carne de res o crema de sopa de pollo. Y por supuesto, dormir. Finalmente, después de dos y media horas, intensas e hilarantes, era tiempo de irse. La nave estaba lista para partir. En sólo unas cuantas horas, el módulo de ascenso del Eagle (Águila) despegaría de la Luna, algo que ninguna nave había hecho antes. Neil Armstrong necesitaba estar completamente lúcido. Se acurrucó sobre la cubierta del motor del Eagle y cerró los ojos. Se suponía que Neil estuviese dormido. Pero no podía dormir.

Buzz Aldrin tampoco. En el reducido módulo, a Buzz le correspondió el mejor lugar, el piso. Se estiró tanto como pudo en su traje espacial y cerró los ojos. No sucedió nada. En un día como éste, dormir era imposible. Llegábamos al limite. "Simplemente, no puedes dormir mientras se espera (el despegue)"; comentaba Aldrin al terminar la misión.
.
Armstrong sonriente después de realizar la caminata
.


Collins en comunicación con la base en Houston
.
El Eagle no era un lugar adecuado para dormir. La cabina minúscula era ruidosa con las bombas y luces de aviso brillantes que no pudieron ser desvanecidas. Incluso las cortinas de la ventana eran brillantes, iluminadas por intensos rayos solares desde el exterior. "Después de que entré en mi estado de sueño y todo se calmó, me di cuenta que había algo más que me incomodaba",
dijo Armstrong. El Eagle tenía un telescopio óptico que salía de la nave al estilo de un periscopio.
.
"La Tierra estaba brillando justo a través del telescopio en mi ojo. Era como una bombilla".
.
Para tener algo de descanso cerraron los cascos de sus trajes espaciales. El interior era tranquilo y "no estarían respirando todo el polvo" que habían introducido después de su caminata lunar, dijo Aldrin. ¡Rayos! No funcionó. Los sistemas de enfriamiento del traje, tan necesarios afuera en la abrasadora superficie lunar, eran demasiado fríos para dormir en el interior del Eagle. Lo más que pudo arreglárselas Aldrin fue "un par de horas de dosificante descanso mental". Armstrong
simplemente permaneció despierto.
.
Cuando finalmente la llamada para despertarse llegó,"Base de la Tranquilidad, Base de la Tranquilidad, Houston. Cambio". Armstrong respondió con rapidez, "Buenos días, Houston. Base de la Tranquilidad. Cambio". El largo día había terminado. Era el momento de irse a casa, a la Tierra, para un buen sueño nocturno.
.
Después de 13 horas se produce el despegue. El motor de la etapa de ascenso entra en ignición abandonando su sección inferior en la superficie, y se dirige hacia el Columbia.
.

Sistema de amerizaje de la cápsula
.


Cápsula del Apolo 11
.



Astronautas del Apolo 11 siendo rescatados del Oceáno Pacífico
.



Cápsula siendo transportada al portaaviones USS Hornet
.




A bordo del portaaviones USS Hornet
.
A las 19:34 del 21 de julio, el módulo de ascenso se eleva desde la Luna. Siete minutos después del despegue, el Eagle entra en órbita lunar a cien kilómetros de altura y a quinientos kilómetros del Columbia. Lentamente y utilizando los propulsores de posición, se van acercando ambos vehículos hasta que tres horas y media después vuelan en formación. El comandante efectúa
la maniobra final con el Eagle y gira para encararse con el Columbia. Se acerca hasta que los garfios de atraque actúan y ambos módulos quedan acoplados. El módulo de ascenso es abandonado, cayendo sobre la superficie lunar.
.
El transbordo de las muestras y la desconexión de parte de los sistemas del módulo Eagle, ocupa a la tripulación durante dos horas, y cuando se sitúan en sus puestos, se preparan para abandonar al Eagle en la órbita de la luna. A las 6:35 del 22 de julio encienden los motores del módulo iniciando el regreso a la Tierra. Es la maniobra denominada inyección trans-tierra,
que consiste en un encendido hipergólico de dos minutos y medio y que sitúa al Columbia en una trayectoria de caída hacia la Tierra que concluirá en sesenta horas.
.
Houston les informa de que hay posibilidades de temporal en la zona prevista para el amerizaje y redirigen al Apolo 11 a una zona con tiempo estable, concretamente a 1.500 km al sudoeste de las islas Hawái, donde serán recogidos en el Océano Pacífico por los tripulantes del portaaviones USS Hornet, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, tras efectuar 30 órbitas a la Luna.
.
Unos minutos después de la pérdida de comunicaciones, se reciben en Houston las primeras señales procedentes de la nave. A ocho kilómetros se abren los dos primeros paracaídas para estabilizar el descenso. A tres kilómetros, estos son reemplazados por tres paracaídas piloto y los tres paracaídas principales de veinticinco metros de diámetro. Por fin consiguen amerizar a
las 18:50 del 24 de julio, exactamente 8 días, 3 horas, 18 minutos y 35 segundos después de que el Saturno V abandonó la rampa del Complejo 39.
.

El presidente Nixon intercambia impresiones con los astronautas a su llegada
.



En la cámara de cuarentena los astronautas saludan a sus esposas
.
Una placa fué colocada en una de las patas de la fase de aterrizaje del módulo lunar que todavía permanece allí. Está firmada por la tripulación del Apolo 11 (Neil Armstrong, Buzz Aldrin, Michael Collins) y por el entonces presidente de los Estados Unidos (Richard Nixon).

Mensaje (en inglés):

Here Men From The Planet Earth First Set Foot Upon the Moon, July 1969 A.D. We Came in Peace For All Mankind.


Traducción al español:

Aquí, unos hombres procedentes del planeta Tierra, pisaron por primera vez la Luna en Julio de 1969 D.C. Vinimos en son de paz en nombre de toda la humanidad.
.

Placa dejada en la Luna por los astronautas

.
Por Juan Carlos Jiménez


Temas relacionados:

- Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (1 de 4)
- Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (2 de 4)
- Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (3 de 4)
- Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (4 de 4)


18 julio 2009

Crónica de un viaje fantástico: APOLO XI rumbo a la Luna (3 de 4)




votar


El día comenzó en la parte oculta de la Luna. Armstrong, y su compañero de tripulación, Mike Collins, volaron su nave espacial 100 km sobre la zona de cráteres. Nadie en la Tierra puede ver la zona oculta de la Luna. Aún hoy día permanece como un terreno de considerable misterio, pero los astronautas no tenían tiempo para visitar puntos de interés. Collins presionó un botón, activando un sistema de resortes, y la nave espacial se separó en dos. La mitad llamada Columbia, con Collins a bordo, permanecería en órbita. La otra mitad, el Eagle, se movió en espiral sobre el horizonte hacia el Mar de la Tranquilidad.

"Inicie el descenso", ordenó por radio Houston, y el motor del Eagle se encendió con un rugido. La forma de insecto del módulo era tan frágil que un niño podría hacer un agujero a través de su hoja exterior de oro. Los montículos rocosos dentados de la Luna podrían ser mucho peor. Así que cuando Armstrong vio hacia dónde los dirigía la computadora —el interior de un campo de rocas— cambió rápidamente a control manual. El Eagle se dirigió hacia adelante y navegó sobre las rocas.

Mientras tanto las alarmas sonaban en el fondo.

"Alarma de programa", anunció Armstrong. "Es un 1202". El código era muy confuso, casi nadie sabía lo que significaba. ¿Deberían abortar? ¿Deberían aterrizar? "¿Qué es esto?", insistió él.

Con fondo ruidoso, en Houston, un joven ingeniero de nombre Steve Bales dio la respuesta: El sistema guía auxiliar del radar estaba invadiendo la computadora con demasiadas interrupciones. No hay problema, "Pueden continuar a pesar de la alarma...", anunció Houston.
.

El Eagle se movió en espiral sobre el horizonte hacia el Mar de la Tranquilidad.
.



"Houston, aquí Base de la Tranquilidad. El Eagle ha aterrizado"
.
Y ellos continuaron. Las cosas, sin embargo, no estaban saliendo exactamente como se había planeado. Se suponía que el Mar de la Tranquilidad era liso, pero no se veía muy liso desde la cabina del Eagle. Armstrong exploró el mar revuelto con el fin de localizar un lugar seguro para aterrizar. "60 segundos", transmitió Houston. "30 segundos". El control de la misión se silenciaba conforme los datos de telemetría llegaban. Pronto, muy pronto la nave podría quedarse sin combustible.

Capcom más tarde clamaba "los chicos en el centro de control de la misión se estaban poniendo azules" cuando Armstrong anunció: "Encontré un buen punto". En cuanto a Armstrong, su corazón estaba latiendo a 156 pulsos por minuto de acuerdo con los bio-sensores. El indicador de combustible leía sólo 5,6% cuando el Eagle finalmente se estabilizó en el piso del Mar de la Tranquilidad.

Houston (con alivio): "Acusamos recibo, Eagle".

Armstrong (serenamente): "Houston, aquí Base de la Tranquilidad. El Eagle ha aterrizado".

Inmediatamente, se prepararon para despegar. Era la NASA siendo cautelosa. Nadie había aterrizado en la Luna antes. ¿Qué tal si una de las patas del Eagle comenzaba a hundirse en el polvo lunar?, o ¿Si el Eagle soltara un escape? Mientras que Neil y Buzz se alistaban para el despegue, Houston leyó la telemetría buscando alguna señal de problemas. No había ninguna, y tres horas después del aterrizaje, finalmente, Houston dio el "okay". ¡La caminata lunar se iniciaba!
.
Aldrin descendiendo del módulo lunar
.

"Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad"
.

Un hombre en la Luna
.
A las 2:56 del 21 de julio de 1969 (hora internacional UTC, 9:56 p.m. hora del este (EDT)), Neil descendió la escalera y describe a Houston lo que ve, y al pisar el suelo dice la famosa frase: "Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad".

Desde la sombra del Eagle, miró alrededor: "Tiene una belleza prístina, enteramente suya —como el desierto alto de los Estados Unidos". Houston le recordó recolectar la "muestra de contingencia", y Neil puso algunas rocas y arena en su bolsillo. Si por cualquier razón tuviesen que despegar deprisa, los científicos en Tierra tendrían cuando menos un bolsillo lleno de polvo lunar para sus experimentos. Pronto, Buzz se le unió. El reloj de Houston señala las 22:56. En un primer momento por seguridad los astronautas iban unidos a un cordón enganchado al LEM. Al ver que no corrían ningún peligro se deshicieron de él. Armstrong toma fotografías del paisaje aledaño y más tarde muestras del suelo lunar. Entretanto Buzz Aldrin y establece diálogo con Houston:

- “Quizás para Neil fuera un pequeño paso, pero para mí ha sido un bonito salto.”
- "¡Hermosa vista!" exclamó cuando alcanzó la amplia base de la pata del módulo de aterrizaje. "¿No es esto algo maravilloso?", asintió Armstrong. "Magnífica vista aquí afuera". "Magnífica desolación", dijo Aldrin.

Esas dos palabras se unieron al ying-yang de la Luna. Los cráteres de impactos, las salientes y cantos bordeados, las capas de polvo lunar —todo eso era completamente extraterrestre. Aun así, la Base de la Tranquilidad pareció curiosamente familiar, como en casa. Los astronautas de las siguientes misiones Apolo tuvieron sentimientos semejantes. Esto viene quizá de mirar
fijamente a la Luna muy a menudo desde la Tierra. O posiblemente es porque la Luna es un pedazo de la Tierra, obtenido de nuestro joven planeta hace miles de millones de años. Nadie lo sabe, simplemente es así.
.
"Magnífica vista aquí afuera". "Magnífica desolación", dijo Aldrin.
.

Aunque el Eagle había aterrizado en una mañana lunar brillante, el cielo era tan negro como la media noche
.

"Las distancias aquí son engañosas", observó Aldrin.
.
Realmente, gran parte de la escena era insólita. El paisaje, privado de aire, saltó sobre los astronautas con claridad desconcertante, y como resultado, el horizonte se sentía artificialmente cercano. Peor aún, el mundo entero parecía curvarse, un efecto secundario del radio de la Luna de sólo algunos miles de millas. "Las distancias [aquí] son engañosas", observó Aldrin.
El cielo estaba igualmente deslumbrante. Aunque el Eagle había aterrizado en una mañana lunar brillante, el cielo era tan negro como la media noche. ¿Paraíso de un astrónomo? No. Ni una sola estrella era visible. El deslumbrante suelo, iluminado por el Sol, arruinó la visión nocturna de los astronautas. Sólo la Tierra era bastante brillante para ser vista, azul y blanco luminosos, colgando al horizonte.

Armstrong estaba particularmente fascinado por el polvo lunar, el cual pateó y sacudió con sus botas. En Tierra, al patear polvo se crea una pequeña nube en el aire —pero no hay aire en la Luna. "Cuando tú pateas la superficie, [el polvo sale y regresa] como un pequeño ventilador el cual, para mí, parece tener la forma de un pétalo de rosa", recuerda Armstrong.
"Solo hay un pequeño anillo de partículas —nada atrás de ellas— ningún polvo, ningún remolino, nada de nada. Es realmente único".

.


Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.