02 noviembre 2009

10 cosas que no sabías acerca de la Vía Láctea




votar


1) Es una espiral con centro rectangular.
La Vía Láctea es una galaxia espiral, con brazos majestuosos que se abren desde un núcleo o protuberancia central de estrellas brillantes. Eso somos nosotros. Pero muchas de las espirales tienen una característica extraña: un bloque rectangular de estrellas en el centro en lugar de una esfera, cuyos brazos se abren desde los extremos del bloque.

2) Hay un agujero negro supermasivo en su corazón.
En el mismo centro de la galaxia, justo en el propio núcleo, yace un agujero negro supermasivo. Se sabe que está ahí debido al efecto de su gravedad. Las estrellas muy próximas del centro —algunas a pocas docenas de miles de millones de kilómetros de distancia— se mueven alrededor del centro a velocidades fantásticas. Y no corremos ningún riesgo de hundirnos en él: después de todo, estamos a 250 mil billones de kilómetros del agujero negro.

3) Es caníbal.
Las galaxias son grandes y son muy masivas. Si una galaxia pasa muy cerca de otra, la galaxia más grande puede hacer trizas a la pequeña e ingerir sus estrellas y gases. La Vía Láctea es hermosa pero también es bestial: actualmente se está comiendo a otras galaxias (la galaxia enana de Sagittarius), las que son desgarradas en largos y curvados arcos de estrellas que giran en torno al centro de la Vía Láctea.

La Vía Láctea

Ilustración que muestra la vista frontal y lateral de la Vía Láctea

4) Es la más pesada...
La Vía Láctea no está sola en el espacio. Formamos parte de un pequeño grupo de galaxias próximas llamadas "el Grupo Local". Somos la galaxia más pesada de la zona, pues aunque la galaxia de Andrómeda en realidad sea un poco más grande es quizás un poco menos masiva. La galaxia de Triangulum es también una espiral, pero no terriblemente grande, y hay otras galaxias clasificadas dispersas aquí y allá en el Grupo. En conjunto hay algo así como tres docenas de galaxias en el Grupo Local, de las cuales la mayoría son galaxias enanas poco importantes, increíblemente débiles y difíciles de detectar.

5) ... Pero no la más grande.
Nuestro Grupo Local es pequeño, sin embargo la galaxia más grande de este es el Cúmulo de Virgo, un enorme conjunto de unas dos mil galaxias, muchas de las cuales son tan grandes o incluso más grandes que la Vía Láctea. Es el cúmulo grande más cercano; su centro está a unos sesenta millones de años luz y, aparentemente, estamos ligados a él por la gravedad. La masa total del cúmulo podría ser tan grande como mil billones de veces la masa del Sol.

6) Sólo podemos ver el 0,000003% de la Vía Láctea.
Cuando uno sale en una noche oscura, puede ver miles de estrellas. Pero la Vía Láctea tiene doscientos mil millones de estrellas. Uno ve sólo una fracción minúscula del número de estrellas que giran alrededor de la galaxia. De hecho, con muy pocas excepciones, las estrellas más distantes que pueden verse con facilidad están a mil años luz de distancia. El Sol es demasiado tenue para verse más allá de los sesenta años luz de distancia.

Es notable la deformación de nuestra galaxia

7) El 90% de la Vía Láctea es invisible.
Las estrellas —y otras cosas visibles como el gas y el polvo— constituyen sólo el 10% de la masa de la galaxia, el restante 90% tiene masa pero no brilla y se le denomina materia oscura. Se sabe que no son agujeros negros, estrellas muertas, planetas eyectados ni gas frío, pero sabemos que es real y que está allí. Sólo que no sabemos qué es.

8) Los brazos espirales son ilusorios.
Las estrellas ubicadas en los brazos de la galaxia ingresan y salen de ella, pero los brazos mismos permanecen. La inmensa mayoría de estas estrellas son tenues, de poca masa y muy duraderas, pero algunas estrellas raras son muy masivas, calientes y brillantes e iluminan el gas circundante. Puesto que las nubes de gas en los brazos alumbran su camino, al hacerlo, los brazos espirales quedan más destacados.

9) Está seriamente deformada.
La Vía Láctea es un disco plano de unos cien mil años luz de largo y algunos años luz de espesor. sin embargo tiene una deformación debido a la influencia gravitacional de un par de galaxias satélites que giran a su alrededor. En cierto sentido es como una ondulación en el plano de la Vía Láctea.

La galaxia de Andrómeda

10) Será tragada por la Galaxia de Andrómeda.
La Galaxia de Andrómeda y la Vía Láctea se están aproximando a doscientos kilómetros por segundo. Las estrellas no colisionan físicamente: son demasiado pequeñas, en cambio, sí lo hacen las nubes de gas y, como dije anteriormente, se forman estrellas cuando colisionan. Se produce un arranque de formación de estrellas, encendiendo ambas galaxias. Este proceso tomará unos pocos miles de millones de años, las dos galaxias se combinarán y convertirán en una galaxia elíptica gigante.

Fuente: http://blogs.discovermagazine.com/badastronomy/2008/03/12/ten-things-you-dont-know-about-the-milky-way-galaxy/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amiable dispatch and this enter helped me alot in my college assignement. Say thank you you on your information.

Juan Carlos Jiménez dijo...

We feel so happy to knowing that we were part of your assigment, feel free to be with us, we will continue giving you all the information to make you feel comfortable. Thanks for your comments.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.