24 septiembre 2011

Otro satélite fuera de control, ROSAT caerá finales octubre




votar


Un telescopio espacial alemán llamado ROSAT (Roentgen Satellite) impactaría en el planeta a finales de octubre 2011 y provocaría mas daños que el UARS en áreas pobladas. La NASA calcula el riesgo de impacto en 1 en 3200. Pero a fines de Octubre o inicios de Noviembre, el ROSAT reentrará a la atmósfera terrestre presentando una probabilidad en 1 de 2000 de hacer daño real.

El riesgo más alto viene de los requerimientos para espejos de rayos-X en el espacio. Estos espejos han sido reforzados fuertemente para evitar fracturas e impactos, por lo que es muy probable que den una fuerte resistencia al calor y fricción de la reentrada atmósferica.




El ROSAT es un telescopio espacial de rayos X construido por el laboratorio aeroespacial alemán DLR y lanzado por la NASA en 1990. Pesa 2,4 toneladas y, según explica DLR en su página web, al menos 30 fragmentos del satélite, que suman 1,6 toneladas, caerán a la Tierra a finales de octubre. El fabricante explica que el sistema de rayos X, con sus espejos y un soporte mecánico hecho de fibra de carbono, podría ser la pieza más pesada.

Heiner Klinkrad, director del departamento de basura espacial de la Agencia Espacial Europea en Darmstadt (Alemania), aseguró ayer a la edición digital de la revista New Scientist que la enorme estructura del espejo del satélite "sobrevivirá a las altas temperaturas de la reentrada" del artefacto en la atmósfera.

Telescopio espacial alemán ROSAT (Roentgen Satellite).


ROSAT fue desactivado en 1999 y está cayendo desde entonces. No cuenta con un sistema de propulsión a bordo que permita controlar esa caída y, como en el caso del UARS, la fuerte actividad solar está modificando su órbita. Por ello, los expertos desconocen el momento exacto de su entrada en la atmósfera y también el lugar en el que caerá a la Tierra.

La Academia Nacional de Ciencias (NAS) alertó recientemente de que el problema de la basura espacial se ha multiplicado en los últimos seis años. En la órbita terrestre hay unos 22.000 fragmentos de aeronaves que se han acumulado desde el comienzo de la carrera espacial, hace más de medio siglo.

Fuente: New Scientist

El riesgo más alto viene de los espejos de rayos-X pues han sido reforzados fuertemente para resistir fracturas e impactos, así como una fuerte resistencia al calor y fricción de la reentrada atmósferica.


Quantum opina:

Mientras el mundo espera conocer más detalles acerca del impacto del satélite UARS, nos llega la noticia de otro satélite gigante que está listo para una caída semejante en cuestión de semanas. Nos referimos al telescopio espacial alemán ROSAT, el cual estuvo desde 1990 hasta 1999 a una órbita de 575 kilometros sobre la Tierra. Hoy en día la fricción atmosférica lo mantiene a una altura de menos de 327 km y no tiene sistema de propulsión a bordo para controlar su descenso.

Se espera su reingreso en la atmósfera a una velocidad de unos 28.000 kilómetros por hora, desintegrando algunos de sus componentes a principios de noviembre. En la actualidad existe un error de más o menos cinco semanas en esta predicción, por lo que el aterrizaje podría ocurrir a principios de octubre. El ROSAT se encuentra en una órbita de 53 grados de latitud norte y 53 grados sur. Los expertos esperan que la mayor parte de los escombros que logren impactar el suelo lo hagan en una región compacta, pero los fragmentos podrían caer dentro de una rango de 80 km de ancho.

Temas relacionados:

- UARS baja velocidad, impacto al final de la noche o primera hora de mañana
- Satélite fuera de control, NASA desconoce donde caerá
- Lluvia de meteoritos 2011 preocupa a la NASA
- Asteroide 2005 YU55 pasará entre nosotros y la Luna el 8 noviembre 2011
- En 2011 podría colisionar con la Tierra cometa 73P Schwassmann-Wachmann
- Consecuencias del impacto de un asteroide con la Tierra



1 comentarios:

Juan Carlos Jiménez dijo...

El satélite alemán ROSAT entró en la atmósfera entre las 1:45 y las 2:15 hora UTC, informó la Agencia Espacial Alemana (DLR) el 23 de octubre. NASA - Actualmente no hay confirmación de si las piezas de escombros han llegado a la superficie terrestre.

Definir el lugar exacto del impacto es complicado, expertos pudieron precisar que el ROSAT caería sobre la Tierra entre los 53 grados de latitud norte y los 53 grados de latitud sur. ROSAT entró en la atmósfera a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora, rompiéndose en pedazos y desintegrándose la mayor parte de sus restos debido al extremo calor generado por el rozamiento.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.