06 mayo 2010

Meteorito ALH84001 muestra evidencia de vida microscópica en Marte




votar


Un equipo de la NASA encargado de analizar los señalamientos al meteorito marciano ALH84001, reabrió la semana pasada una controversia sobre la vida extraterrestre que ya lleva 14 años, reafirmando y ofreciendo respaldo a su afirmación ampliamente cuestionada de que dicho meteorito, de 4.000 millones de años, muestra evidencia de vida microscópica en el planeta Marte.

Además de presentar la investigación que, según dicen, también desaprueban algunos de sus críticos, los científicos informaron que otros meteoritos marcianos parecen alojar fósiles microbianos distintos e identificables que apuntan aún más fuertemente a la existencia de vida.

“Nos sentimos más confiados que nunca de que Marte alguna vez fue, probablemente, y quizá todavía lo es, hogar de la vida”, dijo el jefe del equipo, David McKay en una conferencia patrocinada por la NASA sobre astrobiología.

McKay citó años de trabajo de los miembros del equipo Kathie Thomas-Keprta y Simon Clemett que, dijo, refutan la crítica central sobre la importancia del meteorito. También señaló la presencia de lo que parecen ser microbios fosilizados en otros meteoritos marcianos, y también el flujo constante de descubrimientos de otras personas que apuntan a un Marte que en un momento pudo haber albergado vida: húmedo, cálido y envuelto en una atmósfera potencialmente protectora y un campo magnético.

Granos de carbonato, en color naranja (100 a 200 micras de diámetro), indican que el meteorito estuvo una vez inmerso en el agua.

El meteorito destaca la presencia de lo que parecen ser microbios fosilizados.


Microbios fosilizados.

El trabajo de Thomas-Keprta, publicado el año pasado en la revista Geochemica, se centra en el origen de los cristales con base de hierro llamados magnetitas en el meteorito original de Marte, llamado ALH84001. Las magnetitas en la Tierra son creadas, a veces, por bacterias que responden al campo magnético del planeta. El equipo de McKay argumentó que algunas de las magnetitas marcianas eran creadas por acción biológica de este tipo.

Los críticos dijeron que es igual de fácil que existan las magnetitas sin las bacterias o la biología, ya que a veces se forman como resultado del choque y el calor abrasador que podría venir, por ejemplo, del impacto de un asteroide. Pero en el trabajo reciente, Thomas-Keprta, una experta en el uso de la tecnología de haz de electrones para obsevar el interior de las rocas, informó de que la pureza de las magnetitas hace imposible esa explicación.

McKay se quejó de que no se había prestado suficiente atención a los trabajos como el de Thomas-Keprta.

“Todas las críticas a nuestro artículo original tienen una amplia difusión, pero cuando hicimos el trabajo para probar que los críticos estaban equivocados, apenas se reflejó”, dijo en una entrevista en la conferencia. “Ahora estamos en condiciones de decir que hemos derribado todas las críticas, y que nuestra explicación biológica se mantiene en pie.”

Sección cortada que muestra la apariencia del interior y la textura de la zona de fractura del meteorito.


Corte transversal del meteorito ALH 84001. El área expuesta mide 10 por 6 centímetros.

A pesar de que los científicos discuten las afirmaciones de McKay, el campo se ha vuelto cada vez más optimista sobre la posibilidad de encontrar restos (o tal vez incluso muestras) de vida microbiana en Marte. Decenas de documentos presentados durante la conferencia opinan que el planeta ahora seco y frío, una vez fue cálido, húmedo y aparentemente muy habitable.

Por ejemplo, la científica planetaria de la NASA Carol Stoker dijo que el aterrizador Phoenix de la NASA —que descendió cerca de la región polar norte de Marte en 2008— encontró condiciones muy duras, pero que incluso hoy en día son aptas para la vida. Stoker, quien fue co-investigadora en los diversos instrumentos de la Phoenix, dijo que los datos enviados reunen criterios preestablecidos que indicarían que la superficie podría haber albergado vida marciana, incluso en tiempos recientes.

Fuente: Washington Post

Quantum opina:

En el año 1996, en una declaración televisada por el presidente Bill Clinton se anuncio dicho descubrimiento generando gran excitación entre la comunidad científica de entonces, dando lugar a la formación de una comisión para examinar las implicaciones y el nacimiento de un programa de Astrobiología de la NASA.

Catorce años de crítica implacable han puesto a muchos científicos en contra de los resultados de McKay, y el “descubrimiento” en el meteorito de Marte ha seguido siendo un tema no resuelto. Esto ha continuado a pesar de que las conclusiones centrales del equipo —que Marte tuvo alguna vez los seres vivos— ha ganado una amplia aceptación entre los biólogos, químicos, geólogos, astrónomos y otros científicos que integran la comunidad astrobiología.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2009/12/el-metano-en-marte-cual-es-su.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/09/nasa-confirma-la-existencia-de-agua-en.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/07/la-posibilidad-de-encontrar-vida-en.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/02/vegetacion-en-el-polo-sur-de-marte.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/01/cientfico-ruso-asegura-existen.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.