23 enero 2010

EEUU dice: no hay forma de protegernos... Rusia dice: sí la hay




votar


El informe definitivo del comité oficial creado en Estados Unidos para determinar el alcance real de amenaza que representan los objetos con riesgo de aproximación e impacto sobre la Tierra, reconoce que si bien existen diversas fórmulas para hacer frente a un evento de este tipo, ninguno podría ser puesto en práctica con la rapidez suficiente en el caso de un impacto inmediato.

El National Research Council (NSC) recibió en 2008 el encargo del Congreso de Estados Unidos de elevarle recomendaciones para cumplir el mandato recibido en 2005 por la NASA de identificar todo objeto próximo a la Tierra de al menos 140 metros de diámetro antes de 2020. El año pasado, un primer borrador del informe ya advirtió de que los 4 millones de dólares presupuestados para este fin son claramente insuficientes.

En su informe final, conocido este viernes, el comité propone utilizar un sistema de vigilancia que combine telescopios espaciales y terrestres. De forma expresa se pide asegurar el mantenimiento de operaciones del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico. También recomienda monitorizar objetos espaciales más pequeños, a partir de 30 metros de diámetro, que pueden ser altamente destructivos, según se ha revelado recientemente. También se insta al seguimiento continuo del cielo y se recomienda que Estados Unidos lidere una entidad internacional que desarrolle un plan detallado para el desarrollo de respuestas a los peligros que representan estos objetos.

Los diferentes métodos de defensa contra los asteroides y objetos similares son "nuevos e inmaduros".

El informe también examina los diferentes métodos de defensa contra los asteroides y objetos similares, y se reconoce que todos ellos son "nuevos e inmaduros", y que no existe una aproximación sencilla para dar respuesta a todo el rango de amenazas de los objetos cercanos a la Tierra. "Con suficiente margen de tiempo, hasta cuatro tipos de respuesta pueden resultar adecuadas para hacer frente a la amenaza de estos objetos, excepto de los más grandes", afirma.

Asi, refiere acciones de defensa civil (evacuación, refugio, infraestructuira de emergencia) que puede minimizar el número de víctimas en eventos de objetos de pequeño tamaño. También cita la posibilidad de enviar una nave que ejerza una fuerza que logre cambiar lentamente la órbita de colisión, que sólo sería eficaz con objetos de hasta 100 metros de diámetro, o incluso algunos cientos de metros, si bien esto sólo sería posible si la amenaza se detecta con décadas de anticipación. En tercer lugar, se refieren los métodos kinéticos, de desviación de órbita mediante una nave que se pose en el interior del objeto, alternativa que también requiere años de adelanto pero que valdría para objetos de incluso un kilómetro de diámetro. Como última posibilidad, se apunta a explosiones nucleares como única respuesta posible a objetos de más de un kilómetro o para los más pequeños si el resto de respuestas falla.

"Aunque todos esos métodos son conceptualmente válidos --concluye el informe-- ninguno está disponible en la actualidad como para ser aplicado en caso de amenaza inminente. La defensa civil y los impactadores kinéticos son posiblemente los más asequibles, pero incluso éstos requieren estudios adicionales antes de que se pueda confiar en ellos".

Fuente: europapress.es

La vida de la gente está en juego. Debemos diseñar un sistema que pueda prevenir una colisión en lugar de esperar a que ocurra.


Quantum opina:

EEUU nos dice que no hay forma de protegernos, sin embargo, hace algunas semanas, la agencia espacial rusa, Roscosmos, anunciaba su intención de elaborar un plan para evitar el posible impacto del asteroide Apophis sobre la superficie de La Tierra, previsto a partir de 2030. El proyecto, aseguraba, tendrá como guía «las leyes de la física, y no utilizará bombas nucleares». A pesar de que el riesgo real es mínimo al día de hoy, el temor a que un fenómeno semejante pueda producirse no admitía dudas en las palabras del presidente de la agencia, Anatoli Perminov: «La vida de la gente está en juego. Debemos diseñar un sistema que pueda prevenir una colisión en lugar de esperar a que ocurra y mueran cientos de miles de personas», advertía.

Sinceramente apuesto a los Rusos y los Chinos para la defensa de nuestro planeta. EEUU jamás se ha preocupado por defender aquello que no les genere algún interés. Total, de ocurrir alguna amenaza estos acudirán a sus bases subterráneas y una vez haya pasado la catástrofe (cientos de años talvez ) regresaran a la superficie y procederán a realizar lo que mejor saben hacer... someter a los que sobrevivan.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2009/10/la-tierra-no-tiene-defensas-contra.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/10/apophis-tendra-su-maxima-aproximacion.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/08/nasa-no-tiene-recursos-para-seguir.html



2 comentarios:

Ship Design dijo...

Hace un par de años participé en el concurso de ideas de la NASA acerca de cómo evitar la colisión con APOPHIS. Consiste básicamente en desviar el asteroide mediante el impulso de un artefacto nuclear de cabezas múltiples denominado "configuración en retorta", éste se diseñó para evitar la dispersión de la radiación en las cercanías de los objetivos militares. Funciona de la siguiente forma: al explotar secuencialmente las bombas dispuestas en círculo, la onda expansiva crea un efecto "tornado", afectando únicamente al objetivo por un lado y expulsando hacia la atmósfera exterior el resto, sin diseminarlo. Si quieres el resto de la solución sólo tienes que mandarme un e-mail a: angelbrotons@hotmail.com

Saludos

Juan Carlos Jiménez dijo...

Saludos Ship Design, me gustaría conocer más acerca de tu propuesta. Espero noticias tuyas. Un abrazo desde Santo Domingo. Gracias por comentar.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.