16 mayo 2011

¡Bye bye Endeavour!




votar


El transbordador espacial Endeavour fue lanzado hacia la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), en su última misión antes de salir de servicio. "Queremos agradecer a todas las decenas de miles de empleados que han trabajado en esta increíble nave", dijo el comandante de la aeronave, Mark Kelly, momentos antes del despegue que tuvo lugar a las 08H56 (12H56 GMT).

La nave despegó del Centro Espacial Kennedy después de haber sido aplazado tres semanas debido a un fallo en el sistema de enfriamiento de combustible, que los ingenieros de la NASA repararon la semana pasada. Los integrantes de la tripulación, cinco estadounidenses y un italiano, realizarán caminatas espaciales, entregarán partes y equipos y harán trabajo de mantenimiento en la estación espacial durante los 16 días que durará de la misión.



La tripulación está participando en un experimento de física sobre los orígenes del Universo. El Endeavour transporta a la ISS el espectrómetro magnético Alpha 2 (AMS), un módulo experimental en física fundamental que costó miles de millones de dólares y que puede detectar pistas de materia oscura y antimateria en el Universo durante la próxima década. "Es un poco como buscar una aguja en un pajar", dijo el científico francés Jean-Pierre Vialle, parte del equipo internacional que trabajó en el proyecto AMS-2. "Pero si lo encontramos sería una revelación importante", agregó.

Miembros de la tripulación de la misión STS-134 del Endeavour.


Además, los astronautas rellenarán los radiadores con amoniaco e instalarán garfios y plataformas de soporte en el brazo robótico de la nave, entre otras operaciones. El Endeavour alcanzará la órbita especial con dos motores, para tener un vuelo balanceado, informaron los especialistas de la NASA durante la transmisión en vivo. Los seis tripulantes del Endeavour son el comandante Mark Kelly, el piloto de la misión, Greg Johnson; los especialistas de misión Mike Fincke, Andrew Feustel y Greg Chamitoff; y el astronauta de la Agencia Espacial Europea, Roberto Vittori.

El despegue tuvo lugar a las 08H56 (12H56 GMT).


Un calamar viajó en el transbordador Endeavour.

Un pequeño calamar y seis microbios que habitan en su interior fueron enviados en el transbordador Endeavour por el Living Interplanetary Flight Experiment (LIFE) para obtener nuevas luces sobre la teoría de la transpermia, que postula que la vida no se originó en la Tierra, sino que llegó a nuestro planeta a través de meteoritos.

Los microbios enviados en el Endeavour tienen características que les permiten resistir temperaturas que van de los −273,15°C hasta los 150ºC; sobrevivir a altos niveles de radiación, y absorber metales tóxicos para otros organismos, entre otras características.

El Endeavour desaparece entre las nubes en lo que es su última misión.


El experimento busca conocer cómo sobreviven los microorganismos fuera de nuestro planeta, por lo que el calamar será sacrificado una vez que la misión regrese a la Tierra. Luego de este proyecto, los científicos enviarán en noviembre microorganismos a Phobos, una de las lunas de Marte, para ver cómo se adaptan a la vida en el planeta rojo.

Congresista herida en atentado estuvo presente.

La congresista Gabrielle Giffords, esposa del comandante de la nave Mark Kelly, vio el lanzamiento desde el centro espacial, informó su oficina. Giffords se está recuperando de un disparo en la cabeza que recibió en enero en un tiroteo durante un acto político en Arizona (suroeste).

Fuente: NASA

El transbordador Endeavour.


Quantum opina:

El Endeavour, el transbordador más joven de la flota original de seis aparatos, "nació de la tragedia del Challenger", cuya explosión en 1986 llevó al Congreso a autorizar un año después la construcción de otra nave espacial. Fue lanzado por primera vez al espacio en 1992. Esta es la vigésimo-quinta misión del Endeavour (última misión y penúltima del programa de transbordadores), que hasta el momento ha completado 4:429 órbitas y ha estado en el espacio más de 280 días. A su regreso el transbordador será retirado y expuesto en el Centro de Ciencia de California.

El Discovery, que hizo su último despegue en febrero y regresó en marzo, está siendo desarmado y sus piezas más importantes serán expuestas en un museo de Washington. El prototipo Enterprise nunca voló al espacio y el Columbia explotó en 2003 cuando volvía a la Tierra.

Los vuelos de transbordadores llegarán a su fin con el lanzamiento del Atlantis, probablemente a mediados de julio. Cuando acaben estas dos misiones finales, las tres naves de la NASA (Discovery, Endeavour y Atlantis) y el prototipo Enterprise serán enviadas a diferentes museos a lo largo de Estados Unidos.

Temas relacionados:

- ¡Bye bye Discovery!
- STS-130 del Endeavour partió para una misión de 13 días rumbo ISS
- La misión STS-129 del Atlantis lleva pasajeros especiales... gusanos
- Orugas en gravedad cero a bordo de la ISS
- STS-128 Discovery, la misión más pesada en la historia espacial
- El desastre del Challenger



3 comentarios:

Paroaria dijo...

Hola Juan Carlos:

Este hecho, un tanto nostálgico, marca el fin de una etapa, pero comentame, ¿qué nueva generación de vehículos espaciales los reemplazará?
Una pregunta, cuando dices “Los microbios enviados en el Endeavour tienen características que les permiten resistir temperaturas que van de los −273,15°C hasta los 150ºC “ es un error o pueden vivir a temperaturas próximas al cero absoluto? Me parece dudoso.
Otra cosa, cuando dices “los científicos enviarán en noviembre microorganismos a Phobos, una de las lunas de Marte, para ver cómo se adaptan a la vida en el planeta rojo.“ ¿Piensan aterrizarlos o sólo orbitar a Phobos? Si piensan colocarlos sobre su superficie, y no sé si estarás de acuerdo conmigo, pero me parece algo, como mínimo, cuestionable; pero no lo deberían hacer, a menos que tengan la absoluta certeza de que allí no hay ningún tipo de vida! Y comprobar la existencia vida en otros lugares es difícil.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Holla su espacio online es muy bueno,esto es la tercera vez que vi tu website, bon trabajo!
abrazo

Juan Carlos Jiménez dijo...

Saludos Paroaria, una vez termine el programa del transbordador espacial, la única forma de colocar personas y suministros en órbita y en la estación espacial será en las cápsulas Soyuz rusas de tres personas. Sin embargo existen algunos proyectos para el desarrollo de naves espaciales dentro de los cuales estan el “Skylon” y el "Dream Chaser".

Que decir de la tolerancia de las bacterias? pues hace un tiempo se descubrió, a 190 metros bajo el hielo de la Antártida un Lyssianasid amphipod, un primo lejano de las gambas de unos 8 centímetros de tamaño. Hasta ahora, los científicos creían que en esas condiciones sólo podían vivir unas pocas clases de microbios. No olvidemos el descubrimiento de una bacteria en arsénico, que nos demuestra como la vida se abre paso en los lugares más insospechados.

Respecto al envío de microrganismos a Phobos debe ser con el objetivo de "colonizar" su superficie y "transformarla". Debemos recordar que fueron las antiguas bacterias quienes ayudaron a crear una Tierra habitable con oxígeno hace al menos 2,5 mil millones de años. Un ejemplo de esto son las cianobacterias (microbios rupícolas que se crían en las rocas) las cuales pueden sobrevivir al vacío del espacio. Comprobaciones que se hicieron a bordo de instalaciones como la plataforma BIOPAN de Europa y la plataforma EXPOSE de la ISS demuestran la capacidad de estas para tolerar condiciones extremas.

Interesante verdad? Un abrazo Paroaria desde Santo Domingo y gracias por comentar.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.