19 mayo 2011

Tardígrado, el animal más resistente del mundo, rumbo al espacio




votar


El pasado lunes, un cosmonauta microscópico salió en un paseo al espacio en el transbordador Endeavour, de la NASA. Su misión es ayudar a los científicos a comprender más acerca de cómo los llamados "animales más resistentes de la Tierra" pueden sobrevivir por períodos cortos en el espacio.

En 2007, una criatura muy poco conocida llamada tardígrado se convirtió en el primer animal en sobrevivir a la exposición al espacio. Logró subsistir a temperaturas bajo cero, implacables vientos solares y al vacío sin oxígeno del espacio. Los tardígrados son invertebrados que se unen a otros organismos microscópicos seleccionados para formar parte de un proyecto sobre la supervivencia extrema.




Proyecto BIOKIS

El Proyecto Biokis está a cargo de la Agencia Espacial Italiana e investigará el impacto de los vuelos espaciales de corta duración en una serie de organismos microscópicos, a nivel molecular. El equipo va a utilizar la biología molecular para evaluar cualquier cambio en la información genética de estos microorganismos, así como la investigación de cómo las células se adaptan físicamente para hacer frente a la deshidratación extrema, causada por el vacío del espacio, y los daños provocados por la radiación cósmica.

Uno de estos experimentos, el Tardkiss, expondrá a las colonias de tardígrado a diferentes niveles de radiación ionizante, medida con un instrumento llamado un dosímetro en diferentes puntos durante la misión de vuelo espacial. Los resultados de Tardkiss permitirán a los investigadores determinar los efectos de esas dosis de radiación en la forma en que funcionan las células. Los tardígrados son de interés particular dado su papel en la misión Foton-M3, llevada a cabo en 2007 por la Agencia Espacial Europea (ESA), cuando se descubrió su capacidad de sobrevivir las condiciones del espacio.

El tamaño de estos animales va desde los 1,2mm de largo (poco frecuente) a los 50um, lo normal es de 500um.


Osos de agua (Water Bears).

Los tardígrados son animales microscópicos más comúnmente conocidos por su nombre no científico, el oso de agua. Sus cuerpos robustos y su marcha tienen todas las características de un oso. Pero un encuentro con ellos no sería igual que con los imponentes mamíferos peludos. Estos "osos" miden menos de 1 mm de longitud y se encuentran en el mar, en agua dulce y en tierra. Los estudios genéticos han demostrado que originalmente vivían en ambientes de agua dulce antes de la adaptación a colonizar la tierra, en busca de hábitats húmedos, tales como el suelo, musgo, hojarasca y líquenes.

Se ganaron el sobrenombre de "animal más resistente del mundo" al haber desarrollado estrategias de inactividad que les permiten cerrar todos los procesos biológicos que no son esenciales cuando las condiciones no son propicias para sostener la vida. El profesor Roberto Guidetti de la Universidad Reggio Emilia de Modena, Italia, cree que esta capacidad de suspender la vida y soportar la congelación y la desecación pueden explicar por qué son capaces de sobrevivir en el espacio.

La mayor parte de estos individuos son hembras, los machos solo aparecen a finales de invierno.


"Los tardígrados se puede encontrar en todo el mundo desde el Ártico hasta la Antártida, desde las altas montañas a los desiertos, en las zonas urbanas y los jardines del patio trasero", explicó. "En los ambientes terrestres, siempre requieren por lo menos una película de agua que rodee su cuerpo para realizar las actividades necesarias para la vida."

Pero si estas condiciones cambian, los tardígrados son capaces de entrar en una forma extrema de descanso llamada criptobiosis. En este estado, son capaces de soportar la congelación, un proceso llamado criobiosis, y la desecación, un proceso llamado anhidrobiosis.

Poseen 4 pares de patas no articuladas, cada pata termina en una uña doble que usan para trepar.

Estados áridos

"Esta capacidad para resistir la desecación implica una serie compleja de factores que actúan a nivel molecular, fisiológico y estructural", dijo el profesor Guidetti la BBC. "La fisiología y bioquímica de la anhidrobiosis está enlazada a un sistema complejo que implica que muchos componentes moleculares diferentes trabajen juntos como bioprotectores". La regulación del metabolismo antioxidante representa una estrategia crucial para evitar daños durante la deshidratación.

"Los tardígrados pueden persistir durante meses o incluso años en el estado anhidrobiótico. Cuando se encuentran en el estado disecado, los tardígrados muestran una alta resistencia a los extremos físicos y químicos", explica el profesor Guidetti. "Por ejemplo, las temperaturas muy bajas y altas, la exposición a la alta presión o al vacío, así como el contacto con disolventes orgánicos y las radiaciones ionizantes".

La exposición a las condiciones que se encuentran en el espacio provoca cambios rápidos en estos sistemas vivos. El experimento Tardkiss podría ayudar a investigadores como el profesor Guidetti a desarrollar técnicas para proteger a otros organismos, incluidos los seres humanos, de los extremosa que son sometidos en las condiciones de espacio. También podría ayudar a la intención a largo plazo de ampliar la exploración del Sistema Solar.

Fuente: BBC




Quantum opina:

Los tardígrados son pequeños invertebrados de ocho patas que miden 2 milímetros como máximo, conocidos por su excepcional resistencia, sobrevivieron al vacío y a las radiaciones del espacio, estos animales son capaces después de permanecer secos, de resucitar tras varios años de inactividad. Estos invertebrados fueron embarcados a bordo del FOTON-M3 en setiembre de 2007 y expuestos al vacío espacial a 270km de altitud. Demostraron una resistencia excepcional a las temperaturas extremas, entre 272º a 151º Celsius, asi como a presiones equivalentes a 300 veces la de la atmósfera.

Tras el regreso de la cápsula a la tierra, se comprobó que la mayoría de los tardígrados, también llamados "osos acuáticos" (Water Bears), resistieron no solamente al vacío espacial sino también a dosis de rayos ultravioleta, mortales para la mayoría de los organismos vivientes. Lograron salir de su estado de hibernación al contacto con el agua sin presentar ninguna alteración biológica y además se reprodujeron normalmente. Son catalogados como los más resistentes del mundo.

Temas relacionados:

- ¿Realmente se ha encontrado vida en un meteorito?
- Bacteria espacial podría ayudar a proteger a los humanos
- Bacteria desconocida hallada en cueva de República Dominicana interesa a NASA
- El descubrimiento de una bacteria en arsénico puede redefinir la vida
- Animales al Espacio: un tributo a los primeros seres puestos en órbita
- Forma de vida desconocida podría estar "respirando" hidrógeno en Titán



4 comentarios:

JL Jara dijo...

¡Pobre bicho!¿Pero qué ha hecho para que le torturen de esa manera...? Me gustaría adoptarlo como mascota, sele puede sacar de paseo por la luna¿no?

maric dijo...

Es bonito el animalito, tiene su encanto. Debemos pensar que todos pertenecemos al espacio y este debe pertenecer más que ninguno, por su fortaleza, forma de existencia y organismo. No debemos olvidar que todos tenemos una función y la del tardígrado no va a ser menos.

Interesante y agradable de saber, un abrazo.

Waterbear dijo...

Que buena entrada, los osos de agua son la ley.

ArqRoberto Carvajal Corcos dijo...

Hermosa criatura, lástima que sea superior a nosotros, pues lo diferente siempre es sometido a estudios y experimentos que en el mayor de los casos significa el sufrimiento y dolor de la especie estudiada.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.