06 octubre 2011

La gigantesca mancha solar 1302 apunta hoy hacia la Tierra




votar


La gigantesca mancha solar 1302, causante de las llamaradas solares de la última semana, apuntará el jueves 29 de septiembre 2011 hacia la Tierra, según ha alertado la web especializada 'Space Weather'. Los expertos señalan que se trata de una jornada "determinante" ya que, si se produce una llamarada de gran magnitud, la magnetosfera del planeta puede ser duramente golpeada. En ese caso, nuestros sistemas de comunicación y navegación por satélite pueden estar en peligro.

En los últimos días las tormentas solares se han sucedido, registrándose algunas de las eyecciones más grandes (de nivel X) saliendo de la super mancha 1302. Concretamente, de esta mancha nació la tormenta solar del pasado 14 de febrero, de magnitud X2, y las registradas hace dos días, una de ellas fue X1.6.




Ahora, 'Space Weather' no descarta que pueda salir una llamarada del tamaño de la propia mancha, y que sería de nivel X40, es decir, la más grande detectada en el actual ciclo solar. Esta teoría se basa en los antecedentes. Así, los expertos han indicado que manchas del tamaño de la 1302 son las que han causado llamaradas de estas magnitudes en el pasado.

A la espera

Ante esta situación, científicos de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) seguirán con detenimiento la trayectoria de la mancha. En el caso de que este jueves no se produzca ninguna eyección la mancha seguirá rotando y apuntará en otra dirección, de manera que ya no chocará directamente con la Tierra. "Sólo se puede esperar" han apuntado los expertos a la web.

He aquí una sorprendente imagen realizada por el fotógrafo Alan Friedman, tomada el 25 de septiembre, que muestra la cadena enorme de las manchas solares se conoce como región activa 1302, que ha estado atravesando la cara del sol durante las últimas semanas. Esta región 1302 se extiende a muchas decenas de miles de kilómetros, su tamaño es muchas veces mayor que el de nuestro planeta.


La 1302 es una mancha gigante que mide más de 150.000 kilómetros de punta a punta, tan grande que se puede ver con un telescopio de aficionado desde tierra al amanecer o al atardecer. Por supuesto, jamás debe mirarse al Sol sin los equipos adecuados.

El martes pasado, la mancha masiva produjo la última llamarada, originada por el efecto indirecto de las sucesivas eyecciones de masa coronal del Sol de los pasados días. Esta eyección llegó a penetrar la magnetosfera y la atmósfera con efectos geomagnéticos en la localidad noruega de Lofoten, según ha informado el Goddard Space Weather Lab de la NASA.

Fuente: ABC


Una de los más activos grupos de manchas solares está actualmente cruzando el Sol. La primera vez que el AR 1302 se acercó a la orilla del Sol fue la semana pasada, y es tan grande que incluso puede observarse sin un telescopio. Las eyecciones de masa coronal provenientes del AR 1302 ya han causado severas tormentas geomagnéticas, incluyendo una notable actividad de auroras alrededor de ambos polos de la Tierra.



Quantum opina:

Las tormentas solares no solo son una amenaza para la magnetosfera de la Tierra, sino que también podrían provocar la caída de los satélites más cercanos al planeta; investigadores de la NASA han llevado a cabo un estudio en el que han descubierto que la radiación solar puede afectar a los cinturones Van Allen de una manera más agresiva de lo que se creía, especialmente en la zona interna. Esta radiación en la zona interna puede durar hasta una década y dañaría satélites durante años después de una tormenta muy fuerte. No se destruirían todos los satélites a la vez, pero, según los cálculos realizados, una tormenta muy fuerte puede aumentar hasta diez veces la dosis de radiación en el cinturón interior, lo que supondría que, dentro de unos años, podrían desaparecer una porción significativa de satélites que recorren esta zona interna.

De ocurrir una eyección de masa coronal hacia nuestro mundo, las partículas que la componen crearian su propio campo magnético, lo cual es hoy por hoy, imposible de determinar la dirección que llevaría hasta el momento mismo de su impacto contra la Tierra. Ahora bien, si este campo magnético, que es independiente a los de la Tierra o el propio Sol, se encuentran paralelo al de la Tierra, las partículas cargadas procedentes del Sol serán bloqueadas por el escudo magnético natural de la Tierra y no podrán penetrar a través de la magnetosfera, pero con un campo magnético con dirección perpendicular al nuestro, podría causar una tormenta mucho más fuerte.

Temas relacionados:

- Las Tormentas Solares no son el fin del mundo según NASA
- NASA advierte tormenta solar 2013, ¿debemos preocuparnos?
- Científicos afirman aumento actividad solar podría enfriar la Tierra
- Explican por qué la atmósfera del Sol es más caliente que su superficie



2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola carlos soy levi de santa cruz - bolivia q me puedes decir acerca de este evento q ba a suseder y a q dia jueves se refiere o sea la fecha. gracias

Juan Carlos Jiménez dijo...

El acontecimiento ocurrió el pasado jueves 29 de septiembre 2011. Gracias a ti por comentar. Un abrazo.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.