29 octubre 2010

23% de estrellas similares al Sol tienen planetas del "tamaño" de la Tierra




votar


En mayo de 2009, la NASA tuvo una gran apuesta: lanzó una nave espacial en una misión para la caza de planetas como la Tierra alrededor de otras estrellas que podrían albergar vida, un proyecto que en su momento tenía un costo de unos $ 600 millones. Hoy en día los astrónomos están ahora más esperanzados que nunca en saldar dicha apuesta. Un nuevo estudio publicado en la última edición de la revista Science estima que en los próximos meses, la nave espacial, llamada Kepler, podría encontrar unos cientos de exoplanetas idénticos en tamaño a la Tierra orbitando cerca de sus estrellas, permitiéndonos en el próximo año o dos, encontrar planetas más estables y alejados de sus estrellas, donde la vida pudiera prosperar.

Hace unos 10 años, cuando la NASA dio el visto bueno para la búsqueda de exoplanetas habitables, las cosas no estaban bien claras. Hasta ese momento solamente se había encontrado un exoplaneta enorme, ardiente y mucho más grande que Júpiter. Es por ello que, para obtener un mejor manejo en el desafío, los astrónomos Andrew Howard y Geoffrey Marcy de la Universidad de California, Berkeley, seleccionaron 166 estrellas similares al sol que se encontraban a una distancia de 80 años luz de la Tierra, las cuales no eran objetivos de la misión Kepler. Durante 5 años, este equipo de científicos y sus colegas dieron seguimiento a la frecuencia de luz de estas estrellas en busca de signos que les permitieran encontrar aquellos planetas que orbitan gravitacionalmente su entorno, capaces de producir un perceptible cambio de Doppler en la frecuencia de luz de las mismas.

Estimación de los astrónomos Andrew Howard y Geoffrey Marcy respecto a la cantidad de planetas con "tamaño" similar al de la Tierra.


Desde su estudio, Howard y sus colegas lograron descubrir que los pequeños exoplanetas son mucho más abundantes que los grandes exoplanetas, pudiendo detectarse aquellos, los más pequeños, con por lo menos tres veces la masa de la Tierra, y todas estas detecciones fueron en órbita lo suficientemente cerca de sus estrellas como para tener un "año terrestre" de al menos 50 días. Extrapolando esto hacia los exoplanetas del tamaño de la Tierra (aquellos que van desde la mitad a dos veces la masa de la Tierra) el grupo predijo que el 23% de las estrellas similares al Sol tienen planetas del tamaño de la Tierra en órbitas cercanas. La aplicación de estas estadísticas para la búsqueda de Kepler, estiman que se encuentran desde 120 hasta 260 planetas como la Tierra que orbitan cerca de las estrellas de tipo solar.

Los nuevos resultados apoyan la "tendencia general de que hay muchos más exoplanetas pequeños que grandes", dice el astrofísico Alan Boss del Instituto Carnegie para la Ciencia en Washington DC, y en realidad esto tiene cierto sentido. la formación rocosa de un planeta requiere más de pequeños objetos de cosas primordiales que tienden a aglomerarse en grandes pedazos, y los que de alguna manera debe formar trozos cada vez más grandes hasta que un planeta rocoso emerge. En un esquema de formación planetaria, al menos, como en el caso de Júpiter, un planeta gigante gaseoso, para convertirse en un cuerpo rocoso de tamaño planetario no podría alcanzar el siguiente nivel de su formación debido a su enorme masa de gas y a su gravedad. Es por esto que cada fragmento tiene la posibilidad de no alcanzar el siguiente nivel, pero son estos trozos los que superan en número a los demás que formarían el producto final.


Estimación realizada por la revista "Science" de los planetas con masa similar a la del planeta Tierra; las candidatas están destacadas en amarillo.


Planetas extrasolares descubiertos entre 1989 y 2009.


A pesar de que la nueva encuesta se aplica estrictamente sólo, y en un primer plano, a exoplanetas calientes, planetas con un tamaño como el de la Tierra probablemente también abunden en las distancias orbitales donde la vida sería mucho más cómoda, dice Boss. "Planetas similares a la Tierra son probablemente más comunes de lo que pensamos", dice. "Kepler nos dará ese número."

Fuente: Science

Traducido por Juan Carlos Jiménez


Escala de los diferentes tipos de planetas según sea su masa o "tamaño".


Quantum opina:

Una de cada cuatro estrellas podría tener planetas del "tamaño" de la Tierra. Es la conclusión a la que ha llegado el equipo de astrónomos de la Universidad de California, en Berkeley, tras estudiar 166 estrellas de tipo G (como el Sol) y tipo K (estrellas naranja menos masivas que nuestro Sol), las cuales se encuentran a menos de 80 años luz de distancia de nuestro planeta. En total han encontrado 22 estrellas con planetas detectables. Según sus cálculos si cogemos 100 estrellas típicas similares al Sol, sólo una o dos tienen planetas del "tamaño" de Júpiter, seis tienen planetas con un "tamaño" similar a Neptuno y 12 tendría super-Tierras, es decir, con una masa de 3 a 10 veces superior a la de nuestro planeta, indicando entonces que hay 23 planetas como el nuestro, en tamaño, por cada 100 estrellas.

Destacamos la palabra "tamaño" pues nos referimos exactamente a eso, mundos de "masa terrestre" que pudieran o no, debido a su localización tan cerca de sus estrellas, tener una superficie estéril (no apta para la vida). Hacemos la aclaración pues pudiera decirse que la noticia hace referencia a la similitud de estos planetas con el nuestro en lo que a capacidad de albergar vida se refiere, y no es así. Su similitud con el nuestro es respecto al "tamaño".

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2009/12/descubren-otra-tierra-con-atmosfera.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/10/descubren-32-nuevos-exoplanetas-ya-son.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/10/es-probable-que-existan-millones-de.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/09/descubren-planeta-rocoso-con.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/02/existen-millones-de-planetas-parecidos.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/02/existen-361-civilizaciones-inteligentes.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.