08 octubre 2010

Científicos afirman aumento actividad solar podría enfriar la Tierra




votar


Científicos ingleses alertaron que, contrario a lo que se creía, el aumento de la actividad solar podría enfriar a la Tierra y estar íntimamente relacionada con el aumento de bióxido de carbono en la atmósfera, lo que afectaría al clima del planeta.

Joanna Haig, especialista en física atmosférica del Imperial College London, y su equipo de trabajo analizaron las medidas diarias de la composición espectral de la luz solar realizadas por el satélite SORCE de la agencia espacial estadounidense (NASA) de 2004 a 2007.

Los investigadores encontraron que la cantidad de luz visible que recibe la Tierra aumenta en la medida que la actividad del Sol disminuye, calentando así la superficie terrestre.

Haigh comparó los datos de longitud de onda que captó SORCE con los de un modelo de laboratorio basado principalmente en el número de manchas solares y las zonas en las que se encontrarían, pero no correspondieron.

La cantidad de energía solar que llega a la troposfera de la Tierra - la parte más baja de la atmósfera - parece haber sido mayor en 2007 que en 2004.


"La cantidad de radiación ultravioleta en el espectro era de cuatro a seis veces menor que la predicha por el modelo empírico, pero había un aumento de la radiación en la longitud de onda visible, que calienta la superficie de la Tierra, compensado por el descenso. Contrariamente a lo esperado, el importe neto de la energía solar que llega a la troposfera de la Tierra - la parte más baja de la atmósfera - parece haber sido mayor en 2007 que en 2004, a pesar de la disminución en la actividad solar durante este período", informa el artículo publicado en la revista Nature.

Los cambios espectrales parecen haber alterado la distribución de las moléculas de ozono por encima de la troposfera. En un modelo de simulación, la abundancia de ozono se redujo por debajo de una altitud de 45 kilómetros de altitud en el período 2004 a 2007, y aumentó aún más en la atmósfera.

Comparativo del mínimo solar del 1996 y el 2008 donde se observan las radiaciones recibidas por la Tierra.


¿Peligro? Faltan pruebas

Las tormentas solares y eyección de energía por parte del astro aumentaron desde este año y se prevé que se intensifiquen en 2012. El estudio consideró el descenso de la actividad del astro de 2001 a 2009.

Cada ciclo solar dura 11 años y marca etapas de actividad intensa o casi nulas dependiendo de la influencia de la actividad magnética. Aunque se ha estudiado al Sol desde el siglo XVII, las nuevas herramientas tecnológicas permiten predecir con mayor exactitud cuándo ocurrirá una tormenta solar.

"Estamos viendo, aunque limitado a un periodo de tiempo muy corto, un cambio muy interesante en la irradiación solar con cambios muy similares en la capa de ozono. Podría ser una coincidencia que requiere la verificación, pero nuestros hallazgos podrían ser demasiado importante como para no publicarlos ahora", dijo Haigh.

La cantidad de luz que llega a la Tierra esta disminuyendo.


Todas las implicaciones del descubrimiento no están claros. Haigh dice que el actual ciclo solar podría ser diferente de los ciclos anteriores, por razones desconocidas. Pero también es posible que los efectos de la variabilidad solar en la temperatura atmosférica y el ozono son sustancialmente diferentes de lo que ha sido previamente asumidos.

"A primera vista, los datos parecen increíblemente importante. Si la actividad solar está fuera de fase con la radiación solar forzando, podría cambiar nuestra comprensión de cómo los procesos en el acto de la troposfera y la estratosfera para modular clima de la Tierra", dijo Michael Lockwood, un astrofísico de la Universidad de Reading, Reino Unido.

Fuente: Universo Humano


Esta afirmación contrasta con el análisis realizado por el climatólogo Cliff Harris y el Meteorólogo Randy Mann quienes, en un periodo de unos 4500 años, concluyeron que a medida que "disminuye" la radiación solar, la actividad volcánica "aumenta" y la temperatura global "cae" repentinamente (ver ilustración).


Quantum opina:

De acuerdo a estos estudios el aumento en la radiación de onda, que es lo que realmente calienta la superficie terrestre, es inversamente proporcional a la baja actividad solar, creando el escenario para que, al momento de aumentar la actividad del Sol mediante la aparición de manchas y tormentas solares, se produzca en la superficie terrestre un "enfriamiento" provocado por la disminución de dichas ondas.

Todo indica que la inactividad de nuestro Sol pudo haber provocado que nuestro planeta se calentara más. Contrariamente a lo esperado, la cantidad de energía que alcanzó la Tierra en longitudes de onda visibles en lugar de decrecer cuando la actividad del Sol disminuía, causó un efecto de calentamiento. Es por ello que los investigadores creen que es posible que ocurra lo mismo a la inversa. Es decir, que en períodos que aumenta la actividad solar, la Tierra tienda a enfriarse en lugar de calentarse. Pero cuidado!! según los investigadores todo esto puede resultar en una simple anomalía.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/07/que-hacer-en-caso-de-que-ocurriese-una.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/06/nasa-advierte-tormenta-solar-para-2013.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/04/el-sol-ha-comenzado-enfurecerse-su.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/06/nasa-y-noaa-afirman-proximo-ciclo-solar.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/04/las-tormentas-solares-no-son-el-fin-del.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.