07 junio 2011

El Sistema Solar contiene más agua de lo que se estimaba




votar


El descubrimiento de pequeñas cantidades de agua helada y sustancias orgánicas complejas en los asteroides 65 Cybele y 24 Themis, unido al hecho de que se encuentren en una misma región, sugiere que nuestro Sistema Solar contiene más agua de lo que se estimaba anteriormente. Así, quienes defienden que el agua llegó a la Tierra a través de asteroides helados y cometas que chocaron contra el planeta, tienen una nueva evidencia con la que trabajar.

Cybele es el segundo objeto de estas características observado en el cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter, tras el descubrimiento de hielo de agua y orgánicos en la superficie de 24 Themis. La presencia de estos materiales en sendos asteroides, observados por el mismo equipo, sugiere además que los cuerpos que están en la región interna del Sistema Solar (a distancias menores que la distancia a Júpiter) contienen más agua de lo que se pensaba hasta el momento. Las conclusiones del trabajo aparecen publicadas en 'Astronomy & Astrophysics'.

En la margen superior derecha se puede observar el paso del asteroide 65 Cybele.


A poco menos de 479 millones de kilómetros de la Tierra (3,4 unidades astronómicas), el anillo de asteroides entre Marte y Júpiter está compuesto de material que nunca llegó a acumularse para formar un planeta debido a las perturbaciones gravitatorias que ejerce Júpiter sobre esa zona. Los cuerpos, asteroides en su mayor parte, tienen una composición muy diversa (desde arcillas a minerales como feldespatos y metales como hierro y níquel) a la que hay que añadir agua y moléculas orgánicas. "Al igual que 24 Themis, 65 Cybele está cubierto por una capa fina y granulada de silicatos anhídridos mezclados con pequeñas cantidades de hielo de agua y sustancias orgánicas complejas", explica el investigador del IAC, Javier Licandro, primer autor del estudio.

Por su composición, 65 Cybele forma parte de la categoría de asteroides primitivos. "Los silicatos que lo forman no han sido modificados significativamente desde el inicio del Sistema Solar", apunta el astrofísico. El trabajo aporta nuevas pruebas para demostrar hipótesis que lanzaron en su anterior estudio, publicado en dos artículos en la revista 'Nature'.

Asteroides más importantes en el cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter.


"Se ha detectado agua en casi todos los cuerpos que hay a partir de Júpiter. Lo particular del hallazgo es que se ha encontrado hielo a una distancia relativamente próxima a nuestro planeta, unas tres unidades astronómicas (más de 448 millones de kilómetros de la Tierra). Pero, sin duda, lo relevante es que se ha detectado agua en asteroides", señala el investigador del IAC. Y añade: "Conocíamos que Ceres, también ubicado en el Cinturón de Asteroides, tiene agua en el interior. Pero Ceres es un cuerpo atípico, un planeta enano, que ha sobrevivido con la misma forma que tenía hace más de 4.000 millones de años".

El hallazgo de hielo de agua y de orgánicos en la superficie de 65 Cybele y 24 Thermis es el principio de la que puede ser una larga lista de asteroides con presencia de agua helada en su superficie. "Es muy probable que un gran número de los miles y miles de asteroides que están a más de tres unidades astronómicas de la Tierra tengan hielo de agua, por lo que es de esperar que se descubran muchos más con un contenido significativo de agua y orgánicos en sus superficies", subraya el investigador del IAC.

Además de agua, sendos asteroides albergan en su composición compuestos que parecen corresponderse con moléculas complejas de orgánicos, tanto aromáticos como alifácticos. "La existencia de agua en los asteroides, unido a los componentes orgánicos sugiere que buena parte del agua y de los elementos orgánicos terrestres provienen de asteroides que han chocado con la Tierra. Se trata de los pilares sobre los que se construyó la vida en nuestro planeta", concluye Licandro.

Fuente: Europa Press


Asteroide 65 Cybele, en la margen inferior derecha.


Quantum opina:

La presencia de hielo en un asteroide del cinturón principal es una posible respuesta al planteamiento acerca del origen del agua en nuestro planeta. La Tierra se encuentra demasiado cerca del Sol para que el vapor de agua pudiera condensarse en hielo, como ocurre en los asteroides. Para explicar el posible origen del vapor de agua en los asteroides, se han propuesto dos teorías al respecto. La primera teoría nos sugiere que el centro del asteroide podría estar formado de hielo, que emerge a la superficie en forma gaseosa. Una parte de ese vapor de agua podría condensarse y congelarse en la superficie, y permitir una renovación de esta capa.

La segunda teoría señala la posibilidad de que el asteroide haya recibido un bombardeo constante de meteoritos portadores del hielo, cuyos restos quedarian depositados como una capa muy fina de escarcha en la superficie. Debemos aclarar que los cometas que hay en la parte más lejana del Sistema Solar tienen agua y esto fue confirmado hace tiempo, sin embargo los científicos descartaban dicha posibilidad en los asteroides por su proximidad al Sol.

Temas relacionados:

- Científicos creen podría haber océanos debajo de la superficie de la Tierra
- Dentro de la Tierra hay suficiente agua para llenar 10 veces océanos actuales
- Descubren agua congelada en la superficie de un asteroide
- Cerca de 100 años tomó a los océanos recuperarse impacto asteroides
- Consecuencias del impacto de un asteroide con la Tierra
- Si un asteroide fuera a golpear la Tierra, ¿Querría usted enterarse?



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.