10 octubre 2009

Descubren agua congelada en la superficie de un asteroide




votar


Los astrónomos han confirmado, por primera vez, que un asteroide contiene agua congelada en su superficie. Un análisis del asteroide 24 Themis muestra evidencias de hielo de agua, junto con compuestos orgánicos, dispersos en toda la superficie. Los científicos dicen que estos nuevos hallazgos respaldan la teoría de que los asteroides trajeron agua y compuestos orgánicos a la Tierra primitiva, ayudando a sentar las bases para la vida en nuestro planeta.

Humberto Campins, de la Universidad Central de Florida, y sus colegas registraron espectros del asteroide 24 Themis durante un período de siete horas, y pudieron estudiar el 84 por ciento de su período de rotación, según ha publicado Rob Cowen en Science News. Utilizando la instalación del telescopio de infrarrojos de la NASA en Mauna Kea, Hawai, vieron que los espectros revelan una presencia constante de agua congelada en diferentes partes de la superficie del asteroide.

Los análisis de la luz solar reflejada por el asteroide también muestran que hay compuestos orgánicos repartidos en la superficie, agregó, incluidos hidrocarburos aromáticos policíclicos, CH2 y CH3.

Humberto Campins

El nuevo hallazgo corrobora las observaciones anteriores del mismo asteroide hecha por los astrónomos Andrew S. Rivkin y Joshua Emery, que también utilizaron el telescopio infrarrojo. Durante varios años, Rivkin y Emery encontraron evidencias de agua congelada en puntos individuales de 24 Themis, pero no habían estudiado el asteroide mientras se cumplía un giro completo. En conjunto, los resultados de los dos equipos “ponen de manifiesto que toda la superficie del asteroide está cubierta con agua helada, dice Campins.

El asteroide 24 Themis fué descubierto en Nápoles el 5 de abril de 1853 por Annibale de Gasparis (1819-92).- Este asteroide dá nombre al "grupo de Themis" siendo el nº. 24 de la serie de la familias de asteroides de Hirayama. El asteroide de 160 kilómetros de diámetro se encuentra a una distancia promedio del Sol de alrededor de 3,2 veces la distancia de la Tierra al Sol. En ese rango, el agua helada en la superficie se evaporaría rápidamente, dice Campins. Eso significa que el hielo debe ser repuesto de manera continua, posiblemente por una reserva de agua congelada en la roca.

Una posibilidad es que el hielo está enterrado varios metros bajo la superficie de 24 Themis, y cuando es golpeado por los desechos espaciales, el hielo se abre camino a la superficie. Si este fuera el caso, se podría confirmar que algunos asteroides se asemejan a los cometas, convirtiéndose en activos de repente y eyectando material hacia el espacio cuando las bolsas de hielo se vaporizan, dijo Campins.

Otra opción es una acción similar a los hallazgos recientes de agua en la Luna, donde interactúa el viento solar con un cuerpo rocoso sin atmósfera crea moléculas de H2O y OH. Sin atmósfera, el cuerpo es expuesto al viento solar, que incluye iones de hidrógeno. El hidrógeno puede interactuar con el oxígeno de la superficie del asteroide para crear moléculas de agua.

Campins comparte sus hallazgos en la reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana.

Fuente: Universe Today



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.