23 octubre 2009

El Cinturón de Gould




votar


El Cinturón de Gould es un vasto anillo de incubadoras estelares activas, jóvenes estrellas y nubes moleculares que rodea al Sistema Solar. El cinturón alberga en su seno a multitud de estrellas masivas muy calientes de reciente formación. Aunque no pertenece a él, nuestro Sol se encuentra inmerso en él.

La misión JCMT de exploración del Cinturón de Gould, y también otra en el telescopio Spitzer, estudian esta colección de regiones de formación estelar en las longitudes de onda del submilímetro y del infrarrojo, respectivamente.

El anillo, que recibió su nombre en honor a Benjamin Gould, quien lo encontró en 1879, es un fragmentado anillo de nubes de formación de estrellas que tienen unos 3.000 años luz de diámetro. Contiene montones de brillantes estrellas jóvenes tipo O y B, y se ubica dentro del brazo local de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Nuestro Sol parece estar ubicado casi en el centro de este cinturón, pero a pesar ello de no se sabe de dónde surgió y qué es realmente.

La imagen muestra más o menos dónde está el Cinturón de Gould dentro de la Vía Láctea. Se debe imaginar el Sistema Solar como un puntito no visible cerca del centro del anillo blanco que señala al Cinturón. Cortesía Galaxymap.org

Existen varias teorías acerca del origen del cinturón de Gould. Una de ellas postula que se formó a partir de un evento explosivo, mientras que la otra sostiene que fue el resultado de una onda de choque producida por la colisión de alguna nube con el disco galáctico hace 50 o 60 millones de años, donde actualmente se encuentra la constelación de Perseo. Según esta última teoría, esta onda de choque comenzó a expandirse y desestabilizó gravitacionalmente a varias nubes moleculares, las cuales dieron lugar a las estrellas más visibles en nuestro firmamento actual.

Una teoría común es que una antigua supernova envió al estallar radiación y material lejos de ella. Como una onda generada por una piedra arrojada en un ojo de agua, esto habría causado un creciente anillo de actividad en el medio interestelar circundante. Se cree que la expansión del cinturón de Gould causó una o varias supernovas, las cuales dieron lugar hace 10 millones de años a la Burbuja Local en la que nuestro astro está inmerso.

Este modelo encaja bastante bien, ya que la burbuja local —una región de baja densidad en la que está el Sol y otras pocas estrellas— cabe razonablemente bien en el interior del Cinturón de Gould. Quizás ambos rasgos estructurales provienen de una antigua explosión estelar.

Ilustración detallada del Cinturón de Gould. Cortesía Galaxymap.org

También es posible que haya tenido lugar antes una interacción mucho mayor. Un artículo reciente en arXiv sugiere que el cinturón se habrá originado hace unos 30 millones de años cuando un gigantesco agrupamiento de materia oscura chocó con una gran nube molecular en el brazo espiral de la galaxia Vía Láctea.

¡Pero es posible que no exista ningún Cinturón de Gould! Podría ser que lo que creemos ver, esta forma de anillo en el diseño de nuestra región local, sólo sea una percepción subjetiva. Al fin y al cabo, cuando se trata de estructuras en detalle en la galaxia, no podemos ver mucho más allá de nuestro propio brazo espiral. Quizás ese tipo de formas que creemos ver sean meras coincidencias que sólo aparecen desde nuestro punto de vista.

La imagen en la parte superior de esta nota fue creada por Jason Kirk, socio del autor, y muestra las nubes de formación estelar dentro del Cinturón de Gould. El Cinturón en sí está marcado como un anillo azul y la burbuja local se muestra como una región sombreada. El tamaño de las regiones de formación de estrellas es proporcional a su masa, asumiendo que tienen densidad uniforme. La imagen fue creada por la Exploración del Cinturón de Gould del Spitzer y es muy útil tenerla a mano para ubicarse al hablar sobre este cinturón.

Fuente: Orbiting Frog

0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.