19 marzo 2010

La primera caminata espacial




votar


La aspiración del ser humano por llegar al espacio viene de antiguo. Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo pasado cuando ese sueño se hizo realidad. El 18 de marzo de 1965, hace cuarenta y cinco años, el cosmonauta ruso Alexei Leonov salió al espacio abierto desde la nave «Vosjod-2»

«Fue sobre todo el silencio lo que más me impactó. Era un silencio impresionante, algo que yo nunca había sentido en la Tierra, tan inmenso y profundo que comenzaba a sentir el ruido de mi propio cuerpo: mi corazón golpeaba, mis venas latían, incluso me parecía escuchar los crujidos de mis músculos, moviéndose uno junto al otro. Había en el cielo más estrellas de lo que me había imaginado. El cielo era de un negro profundo pero, al mismo tiempo, brillaba de la luz del Sol...la Tierra parecía pequeñita, azul, clara, tan acogedora, tan abandonada. Era nuestro hogar y había que defenderla como una santa reliquia. Ella era absolutamente redonda. Creo que nunca supe bien lo que significaba la palabra «redonda» antes de haber visto la Tierra desde el espacio» (Alexei Leonov, 1965).

¿Qué ocurrió en aquel «paseo»?

A pesar de que por aquella época se dijo que el paseo del cosmonauta ruso había sido un éxito, posteriormente se conoció que hubo varias dificultades. Durante la segunda vuelta del vuelo orbital, Alexei Leonov vestido con una escafandra espacial salió por la cámara de esclusa de aire hacia el espacio abierto. Hasta cinco veces, se alejó de la nave y regresó hacia ella. La temperatura ambiente de la escafandra se mantuvo durante los doce largos minutos que duró la salida, mientras que su superficie exterior se calentaba al sol hasta + 60 grados y se enfriaba a la sombra hasta - 100 grados centígrados.

Alexei Leonov.


Los problemas surgieron justo al final del paseo. Leonov comprobó horrorizado que su traje espacial se había inflado como consecuencia del vacío y no cabía en la escotilla. A pesar de intentarlo una y otra vez, sus esfuerzos eran en vano. Llegaba el momento de dar la orden de eyección de la cámara de esclusa. Leonov no podría volver a entrar en la nave.

El ruso decidió entonces disminuir al mínimo la presión dentro de la escafandra y saltarse las normas al entrar en la cabina con la cabeza hacia delante en lugar de por los pies. Estuvo a punto de sufrir una insolación (su temperatura corporal se incrementó casi 2ºC durante la actividad extravehicular). Una anécdota curiosa y escalofriante a la vez: Leonov disponía de una pastilla suicida de la que podría hacer uso en caso de que surgieran problemas al retornar a la nave, y su compañero se viera forzado a abandonarlo en órbita.

Pero éste no fue el único imprevisto. Antes de su regreso a la Tierra, el 19 de marzo, dejó de funcionar el sistema automático de orientación de la «Vosjod-2». El otro cosmonauta que acompañaba a Leonov, Pável Beliáiev, orientó manualmente la nave y descendió en una región no fijada a 180 kilómetros del norte de la ciudad de Perm. Los cosmonautas tuvieron que pasar solos dos noches en la taiga y con mucho frío. Sólo al tercer día llegaron los socorristas, que tuvieron que talar el bosque para que el helicóptero pudiera aterrizar.


Alexei Leonov, primer hombre en realizar una caminata espacial (1965).

Desde que en 1965 Leonov saliera al exterior de la Vosjod 2 sujeto por un cable, el hombre se ha paseado en numerosas ocasiones por el espacio. Enganchados al brazo del trasbordador o provistos de dispositivos de propulsión, estos hombres y mujeres han puesto en peligro su vida y han dejado como legado algunas de las imágenes más bellas jamás imaginadas. Hoy en día estos pasos constituyen una norma rutinaria. Habría sido imposible crear y mantener en servicio la Estación Espacial Internacional sin las salidas al espacio abierto donde los cosmonautas realizan parte de su trabajo.

Fuente: La Razón.es


Quantum opina:

En cuarenta años de historia de salidas al espacio abierto, la duración de la permanencia fuera de la nave ha aumentado desde los 12 minutos de Leonov, hasta 9 horas (James Shelton Voss y Susan Jane Helms que salieron de la lanzadera norteamericana «Discovery» el 11 de marzo de 2001 para trabajar a bordo de la EEI).

Svetlana Savitskaia ha sido la primera mujer en salir al espacio abierto el 25 de julio de 1984. El mayor número de salidas recae en Anatoli Soloviov. Salió al espacio abierto 16 veces, permaneciendo allí en total 78 horas y 32 minutos. Serguei Avdeiev realizó 10 salidas con una duración total de 42 horas. Entre los norteamericanos lidera Jerry Ross: 9 salidas fuera de la nave donde permaneció en total 58 horas.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2009/11/hoy-se-cumplen-40-anos-del-apolo-12.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/07/cronica-de-un-viaje-fantastico-apolo-xi.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/07/cronica-de-un-viaje-fantastico-apolo-xi_17.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/07/cronica-de-un-viaje-fantastico-apolo-xi_18.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/07/cronica-de-un-viaje-fantastico-apolo-xi_20.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.