11 junio 2010

HAYABUSA aterrizará el domingo 13 en el desierto de Australia a las 23.30




votar


Japón esta a la espera de recibir a una sonda que podría traer a la Tierra una muestra única del espacio. Se trata de Hayabusa, un satélite de unos 500 kilos que ha sido el primero en posarse sobre un asteroide y emprender el viaje de regreso a casa. Por el camino, todos sus motores han dejado de funcionar correctamente, sus paneles solares se han abrasado y un escape interrumpió su contacto con la Tierra durante casi dos meses, lo que provocó que el artefacto tuviera que esperar tres años a una nueva oportunidad de regreso. Su última prueba llegará el domingo, cuando el artefacto impacte la atmósfera terrestre, no sin antes deshacerse de una cápsula que podría contener la primera muestra intacta de tierra proveniente de un asteroide.

"Será un logro increíble de nuestros colegas japoneses", explica a Público Gerhard Schwehm, responsable de la sonda Rosetta de la ESA, diseñada para no regresar nunca a la Tierra. "Cruzo los dedos para que tengan éxito", añade. Si todo sale bien, la cápsula de Hayabusa aterrizará el domingo en un desierto de Australia a las 23.30, siete horas menos en la España peninsular. Tres días antes, los sistemas del satélite la habrán expulsado para que no se desintegre al atravesar la atmósfera como sucederá con el resto de la nave. Antes del impacto en la Tierra de la sonda, se espera que un contenedor con las muestras de asteroide se separe y dirija a la tierra protegido por un paracaídas. Como medida de precaución para evitar accidentes, las autoridades cerrarán durante dos horas un tramo de sesenta kilómetros de la autopista que une a las ciudades australianas Adelaida y Darwin.

La sonda salió hacia el asteroide Itokawa en mayo de 2003.


El Hayabusa rebotó varias veces sobre la superficie del asteroide Itokawa mientras su compartimento de recoger muestras permanecía abierto, permitiendole "recoger" algunas muestras.


De acuerdo con la BBC, todavía no está claro si la sonda consiguió hacerse con el material de Itokawa. Los científicos tendrán que esperar hasta el 13 de junio, fecha estimada de aterrizaje, para abrir la cápsula y averiguar que hay dentro. "Aún es un misterio dónde aterrizará exactamente", explica Patrick Michel, investigador del Observatorio de la Costa Azul en Francia y colaborador de la misión Hayabusa. Un avión grabará la llegada de la cápsula y varios equipos buscarán luego el resplandor de su piloto de señalización en la oscuridad del Woomera Prohibited Area, una zona desértica donde se prueba armamento militar.

El penúltimo obstáculo al regreso de la sonda se intentará salvar hoy, cuando los técnicos retocarán su rumbo para dirigirla a la reserva Woomera. En ese momento el artefacto estará a dos millones de kilómetros de la Tierra. La tarea será una nueva prueba para la nave, que regresa con las baterías rotas y los motores gripados.

"Los responsables de esta misión han luchado hasta el final y han demostrado que cosas como esta son posibles si sigues peleando", explica Michel. Aunque no logre traer la muestra, la sonda será la primera en haber aterrizado en un asteroide y regresado a la Tierra. "Lo han conseguido con un presupuesto [unos 106 millones de euros] mucho menor del que barajaban otros países", añade Michel.

El asteroide Itokawa.


Zonas exploradas por el Hayabusa en el asteroide Itokawa.


Comparativo de diámetro entre el asteroide Itokawa y la Estación Espacial Internacional (ISS).


La sonda salió hacia el asteroide Itokawa en mayo de 2003. Entre sus récords a batir estaba llegar hasta ese trozo de roca de 500 metros de largo con sus cuatro motores de xenón, que nunca se habían usado antes en una misión así. No sólo lo logró, sino que aterrizó en el asteroide, que no tiene gravedad, e intentó tomar una muestra de tierra de este disparando un proyectil y recogiendo los fragmentos que levantara.

"El proyectil nunca se disparó", recuerda Michel. Pero los técnicos confían en que otro fallo técnico pueda haberles salvado. Aunque se suponía que la nave debía permanecer unos milímetros por encima de la superficie, los ingenieros perdieron el control y el satélite "botó sobre Itokawa varias veces mientras su compartimento de recoger muestras permanecía abierto". "Eso puede haber sido suficiente para lograr muestras, aunque las posibilidades son pequeñas", reconoce Michel.

Después, un escape de combustible arruinó los sistemas de comunicación de la sonda durante siete semanas. Para cuando se recuperó la comunicación, ya era demasiado tarde para reemprender el camino de vuelta planeado, así que tuvo que esperar tres años más hasta que las órbitas de Itokawa y la Tierra hicieran posible el retorno. Ahora, la sonda regresa a casa alternando componentes de sus dos últimos motores medio operativos a la espera de cumplir su última misión antes de suicidarse.

Comparativo entre las diversas superficies de planetas, satélites y asteroides hasta ahora visitados.


Hayabusa ya ha proporcionado varias claves nuevas sobre la estructura y características de los asteroides", opina el astrofísico Henry Hsieh, de la Universidad Queens (Reino Unido). "La misión ya ha sido un éxito, aunque todo el mundo espera los detalles de esa muestra", recalca.

Los datos que ya ha enviado la sonda, incluidas las fotografías más detalladas obtenidas del Itokawa, servirán para aclarar dudas sobre el origen de la Tierra y salvarla de futuros impactos de asteroides, opina Humberto Campins, astrofísico de la Universidad Central de Florida. "En las muestras no habrá restos de vida ni probablemente de agua, pero su composición podría darnos pistas sobre el tipo de asteroides que se juntaron para formar la Tierra", explica. La misión japonesa también ha demostrado que se puede ir y volver a un asteroide, lo que puede allanar el camino a nuevas misiones. "Este proyecto servirá para aprender a enviar naves de este tipo a asteroides y lograr desviarlos en caso de que vayan a chocar contra la Tierra", concluye Campins.

Fuente: Publico.es


La sonda japonesa Hayabusa Muses-C.


Quantum opina:

Un avión observatorio de la NASA despegó el martes de California para seguir la trayectoria de l Hayabusa y dirigirse a Australia en su regreso a la Tierra. El Centro de Investigación de Vuelo Dryden de la NASA dijo que su avión laboratorio DC-8 despegó de Palmdale con científicos de las agencias espaciales de Estados Unidos y Japón, así como de otras organizaciones. La nave japonesa se fragmentará en su reingreso, pero la cápsula aterrizará el domingo 13 de Junio en la Zona Prohibida de Woomera, en Australia, conforme a lo programado.

Pese a que otras naves ya han conseguido posarse sobre asteroides anteriormente, se espera que Hayabusa sea la primera en regresar con muestras de la superficie de uno de ellos. No obstante, la misión ha sufrido infinidad de problemas durante estos últimos años como la pérdida del mini-aterrizador Minerva o la interrupción de las comunicaciones con la nave y los japoneses no aseguran el completo éxito de la misión.

Hayabusa estaba diseñada para disparar balas metálicas en la superficie del asteroide y recoger polvo de su superficie pero aparentemente esto no ocurrió, aunque hay un halo de misterio alrededor de la misión porque las comunicaciones no han ayudado a esclarecer lo sucedido. Hayabusa es la primera nave en utilizar exitosamente propulsores iónicos basados en microondas, permitiéndole llevar los 500kg de peso durante 254.316.600 km usando como combustible 22kg de gas Xenon.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/05/viajar-hacia-un-asteroide-pero-cual.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/05/jaxa-lanza-con-exito-sonda-akatsuki.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/04/obama-encomienda-nasa-enviar.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/nasa-planea-enviar-mision-tripulada-un.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/11/jaxa-senala-sonda-hayabusa-regresara-la.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/08/los-asteroides-entre-marte-y-jupiter.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.