13 julio 2010

Siete formas de desviar un asteroide que amenace la Tierra




votar


1.- Usar la fuerza gravitacional:

Cada objeto ejerce una fuerza gravitacional, también una nave espacial. Simplemente, colocando una nave enviada con ese propósito encima de la roca, podría moverla de su órbita. La aproximación podría ser realizada por la sonda Dawn, que fue lanzada en en 2007 para examinar Vesta y Ceres y que finalizará sus tareas en el cinturón de asteroides en 2015. Sin embargo, esta estrategia puede resultar muy lenta, ya que alterar el trayecto del asteroide puede requerir años e incluso décadas.


2.- Explosiones nucleares:

La más polémica y la más espectacular, es la solución que encuentran los héroes de la película «Armageddon». Se trata de colocar una bomba en el asteroide amenazante y romperlo en mil pedazos antes de que se precipite contra nosotros. Existe un riesgo: que alguna de esas pequeñas piezas descontroladas, mucho más difíciles de detectar, siga teniendo el empeño de empotrarse contra nuestro planeta.


3.- Explosiones múltiples:

Un mejor uso de las armas nucleares podría ser la detonación de una serie de pequeños artefactos nucleares en diferentes puntos del asteroide, lo suficientemente lejos unos de otros para que no fracturen la enorme piedra. En el espacio, las explosiones nucleares trasmitirían una fuerza relativamente pequeña, pero un buen número de ellas podrían crear una forma de propulsión, suficiente para enviar la roca lejos del camino a casa.


4.- Un empujón:

Es la idea del viejo proyecto «Don Quijote», desarrollado por la empresa española Deimos Space para defender a la Tierra del impacto de asteroides. Con la financiación de la Agencia Espacial Europea (ESA), la compañía aspiraba a enviar la sonda en 2015 al asteroide «Apophis», el que tiene más peligro de chocar contra nuestro planeta, de forma que impactara contra la roca espacial para desviar su trayectoria. Sin embargo, fuentes de la empresa señalaron el pasado año que «Don Quijote» se limitará a realizar una misión de prueba de tecnología y de estudio de la órbita y las características del asteroide. Y eso en caso de que la ESA ofrezca su ayuda.


5.- La presión de la luz solar:

Una vela solar podría utilizar la pequeña pero constante presión de la luz del sol sobre una amplia zona para gradualmente mover el asteroide. Las dificultades incluyen el tamaño del artefacto: la vela necesitaría un tamaño de 5.000 kilómetros cuadrados.


6.- Perforación:

Un dispositivo de minería capaz de perforar la roca y expulsar sus desechos a gran velocidad hasta llegar a sus entrañas. El objetivo es disminuir la masa del enemigo lo más posible.



7.- Una capa de pintura:

Una nave vuela hacia el objeto para, literalmente, pintarlo. La sustancia atrae la radiación solar en un determinada zona y lo reirradia mientras rota. Esto produce un ligero desequilibrio que, lentamente, modifica la trayectoria del asteroide. Es lo que se llama el Efecto Yarkovsky, denominado así por el ingeniero ruso que lo descubrió hace un siglo.

Fuente: Abc.es


Quantum opina:

Existen diferentes métodos de defensa contra los asteroides y objetos similares, sin embargo la mayoria de estos son «nuevos e inmaduros», y carentes de éxito debido a que no han sido aplicados en un escenario real; hoy en día somos capaces de hacerlo y muestra de ello es que hemos logrado visitar cometas ( Halley, Borrelly, Wild 2 y Tempel 1) y asteroides (Itokawa, Steins y Lutetia) que nos han permitido, en algunos casos, llegar a tocar su superficie.

Aunque todos esos métodos son conceptualmente válidos ninguno está disponible en la actualidad como para ser aplicado en caso de amenaza inminente. Además, debemos tener un margen de tiempo suficiente para analizar y seleccionar el tipo de respuesta adecuada para hacer frente a la amenaza de estos objetos.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/05/deep-impact-corrige-trayectoria-hacia.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/05/viajar-hacia-un-asteroide-pero-cual.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/nasa-planea-enviar-mision-tripulada-un.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/eeuu-dice-no-hay-forma-de-protegernos.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/11/rosetta-al-encuentro-del-cometa.html



8 comentarios:

tonyon dijo...

...asteroide Tutatis...¿como mover una masa de 40,000 millones de Tm?. Evidentemente los cohetes químicos no sirven. Sólo unas cuantas cargas nucleares bastarán para darle el empujón. En el Espacio, al no haber aire, no hay onda expansiva, sólo le llegarán las radiaciones, rayos gamma, etc, que volatilizan la superficie del impacto de esas radiaciones y eyectan el material superficial como un propulsor a chorro. Carga nuclear subterránea, destrucción del asteroide. Carga nuclear muy próxima a la superficie, desvío del asteroide. Si el asteroide es pequeño, como el DA-14, quizás baste con una sola carga nuclear. Si el asteroide es grande, como Tutatis, probablemente serían necesarias varias cargas nucleares escalonadas para moverlo.

tonyon dijo...

...una solución posible...AUMENTAR SU VELOCIDAD, darle un empujón, HACIA UN LADO SI QUEDA POCO TIEMPO. ¿A que velocidad le daremos el impulso hacia un lado para desviarlo?...velocidad=espacio/tiempo; así que si queremos que pase "rozando" a 1,000 kms de la Tierra=1 millón de mts, y tenemos por ejemplo aprox. 11 días=1 millón de segundos, la velocidad de corrección será de: 6,000 kms radio Terrestre + 1,000 kms=7,000 kms; 7 millones de mts/1 millón de segundos=7 mts/segundo (25 kms/hora). Aunque un impulso lateral es sólo para ahora, es decir que volverá lentamente de nuevo en el futuro a caer a la misma órbita que tenía y nos lo volveremos a encontrar otra vez. Las órbitas tienen el radio que tienen por la velocidad que llevan y su masa, por eso la Tierra tiene su órbita, Neptuno la suya, etc.

tonyon dijo...

...el radio medio orbital es proporcional al cuadrado de la velocidad...a doble velocidad, cuatro veces más radio medio, etc:► radio=(masa*velocidad²)/fuerza (centrípeta) de atracción gravitatoria del Sol... Si la masa aumenta malo...se acerca en su radio mínimo (perihelio) "cae" hacia el Sol...y se aleja en su radio máximo (afelio), haciendo una nueva órbita más elíptica...y viceversa: si la MASA DISMINUYE bueno...se aleja en su perihelio del Sol, y de la Tierra, haciendo una nueva órbita más circular...en ambos casos el radio medio sigue igual.

tonyon dijo...

...una solución posible (3)...para darle impulso: instalar en el asteroide o cometa un generador eléctrico nuclear. Una catapulta-espacial, como las de cubierta de los portaaviones pero con un motor eléctrico lineal, unas vagonetas sobre raíles, o sujetas a una cinta sin fin, lanzando rocas y/o bolsas de plástico llenas de tierra. Una honda-espacial, un tubo giratorio a altas revoluciones, las rocas entran por el eje de giro y salen despedidas por el tubo a gran velocidad hacia el Espacio...empuje=momento lineal...(masa*velocidad)... Empuje por acción/reacción para desviarlo con tiempo.

tonyon dijo...

...el radio medio orbital es proporcional al cuadrado de la velocidad media: a doble velocidad media, cuatro veces más radio medio, etc...radio medio=(masa*velocidad media²)/fuerza (centrípeta) media de atracción gravitatoria del Sol.

Anónimo dijo...

Pues mirar, a mi de siempre se me ha dado bien buscar soluciones para cosas que algunas veces ingenieros no han sabido hacer y yo me se una mejor forma para parar o desviar un asteroide que ni siquiera haria falta utilizar ni explosivos, luz o laser. Creo que me guardaré bien mi idea ya que en ocasiones en trabajos no me han sabido valorar. Un saludo

Anónimo dijo...

no me interesa como lo hagan lo unico que interesa es que salven al mundo de nuestro fin la NASA debe estar lista para el ataque ojala puedan salvarlos xq nosotros viviremos gracias a ellos le damos td la suerte del mundo y que dios no allude
NASA CONTAMO0S CON USTEDES

tonyon dijo...

...por la Ley de Conservación del Momento Angular (Masa*velocidad*Radio): cuando la velocidad orbital sigue igual, si Masa Disminuye...Radio medio Aumenta, y viceversa.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.