20 junio 2009

Científicos descubren profundo lago en la superficie de Marte




votar


Un equipo de investigación de la Universidad de Colorado en Boulder ha descubierto la primera prueba definitiva de costas en Marte, una indicación de un profundo y antiguo lago, una conclusión que tiene implicaciones para el descubrimiento de antigua vida en el planeta Rojo.

Se calcula que tiene una antigüedad más de 3 mil millones de años. El lago parece haber cubierto hasta 200 kilómetros cuadrados y haber tenido hasta 450 metros de profundidad, el equivalente más o menos al Lago Champlain en el límite de los Estados Unidos y Canadá, dijo el investigador asociado Gaetano Di Achille de CU-Boulder, quien dirigió el estudio.

Los rastros de costa, que se encuentran a lo largo de un amplio delta, incluyen una serie de crestas y depresiones alternadas que, se cree, son los vestigios que quedaron de depósitos de playa. “Esta es la primer evidencia inequívoca de costas en la superficie de Marte”, dijo Di Achille. “La identificación de costas y las pruebas geológicas que las acompañan permiten calcular el tamaño y el volumen del lago, que parece haberse formado alrededor de 3.400 millones de años atrás.”

Un documento sobre el tema de Di Achille, el profesor asistente Brian Hynek de CU-Boulder y el investigador asociado Mindi Searls CU-Boulder, todos del Laboratorio de Física Atmosférica y del Espacio, fue publicado en línea en Geophysical Research Letters, una publicación de la American Geophysical Unión.

Las imágenes utilizadas para el estudio fueron tomadas por una cámara de alta potencia conocida como High Resolution Imaging Science Experiment, o HiRISE. Instalada en el orbitador Mars Reconnaissance de la NASA, HiRISE puede resolver características en la superficie de hasta un metro de tamaño desde su órbita de 320 kilómetros sobre Marte.

Un análisis de las imágenes HiRISE indican que el agua talló un cañón de 48 kilómetros de largo que se abrió en un valle, depositando sedimentos que forman un gran delta. Este delta y otros en torno a la cuenca implican la existencia de un extenso lago de larga vida, dijo Hynek, que también es profesor asistente en CU-Boulder del departamento de ciencias geológicas. El lecho del lago está situado en un valle mucho más amplio, conocido como el Shalbatana Vallis.


“Encontrar costas es una especie de Santo Grial para nosotros”, dijo Hynek.

Además, las pruebas muestran que el lago existió durante un teimpo en que se cree que marte era frío y seco, algo en desacuerdo con las teorías actuales propuestas por muchos científicos planetarios, explicó Hynek. “La investigación no sólo demuestra que hubo un sistema lacustre de larga vida en Marte, sino que podemos ver que el lago se formó después de la época en que se cree que terminó el período cálido y húmedo”.

Los científicos planetarios creen que las superficies más antiguas de Marte se formaron durante una estación húmeda y cálida llamada Noachan, hace unos 4.100 a 3.700 millones de años, en la que se produjo un gran bombardeo de meteoritos y extensas inundaciones.

Se cree que el recién descubierto lago se ha formado durante la época Hesperiana, posterior al final del período cálido y húmedo en Marte en 300 millones de años, según el estudio.
Los deltas adyacentes al lago son de gran interés para los científicos planetarios porque los deltas de la Tierra entierran rápidamente el carbono orgánico y otros biomarcadores de la vida, según Hynek.

La mayoría de los astrobiólogos creen que cualquier indicios de vida presente en Marte se descubrirá en forma de microorganismos subterráneos. Pero en el pasado, los lagos en Marte habrían proporcionado unos acogedores hábitats de superficie, ricos en nutrientes para esos microbios, dijo Hynek.


Al parecer, el retiro del lago fue lo suficientemente veloz como para evitar la formación de nuevas costas, más bajas, dijo Di Achille.

El lago se debe haber evaporado, o se congeló y el hielo pasó lentamente a ser vapor de agua, y desapareció durante un período de cambio climático brusco, según el estudio.
Di Achille dijo que el recién descubierto y prístino lecho del lago y los depósitos del delta sería un buen objetivo para una futura misión a Marte de aterrizaje en busca de evidencias de antigua vida.

“En la Tierra, los deltas y los lagos son excelentes colectores y conservadores de signos de vida pasada”, dijo Di Achille. “Si la vida en Marte se produjo alguna vez, los deltas puede ser la clave para desbloquear el pasado biológico de Marte”.

Fuente: University of Colorado. Aportado por Eduardo J. Carletti


0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.