22 junio 2009

Rusia enviará en octubre sonda para explorar luna Fobos en Marte




votar


La sonda espacial rusa Fobos-Grunt, que partirá en octubre próximo hacia Marte y deberá traer de vuelta las muestras del terreno de Fobos, la luna marciana, ayudará a comprobar la hipótesis de que la vida en la Tierra tiene origen en el espacio exterior, declaró hoy Lev Zeliony, director del Instituto ruso de exploraciones espaciales.

“Enviaremos a Fobos cultivos bacterianas para averiguar si sobreviven o no en las condiciones del frío y la radiación, es decir, si pueden viajar con meteoritos, por ejemplo”, explicó el científico en una entrevista con RIA Novosti. Durante los tres años del vuelo, las bacterias se expondrán a bajas temperaturas, vacío y rayos gamma provenientes del Sol, o sea, viajarán en condiciones equiparables a las del espacio exterior. La radiación será la prueba más difícil, agregó.

Zeliony subrayó que el experimento aportará luz a la llamada teoría de la panspermia, hipótesis de que las “semillas” de la vida permanecen esparcidas por todo el Universo y llegaron un día a nuestro planeta dando comienzo a la ulterior evolución de organismos vivos. Será la primera misión interplanetaria de Rusia desde el fracaso de la Mars 96. En el proyecto participan también China y Finlandia que construyen, respectivamente, un orbitador y dos estaciones meteorológicas, así como colaboraciones menores de otros países.
.

Maqueta de Fobos-Grunt (The Planetary Society)
.

Modelo del soporte de la sonda
.
La Fobos-Grunt propiamente dicha se compone de dos módulos y ambos aterrizarán en Fobos. El más pequeño, cargado con las muestras, volverá a la Tierra en el 2012. El más grande, que permanecerá en la superficie del satélite durante un año, estudiará el medio ambiente de Marte, incluyendo su atmósfera, las tempestades de arena, el plasma y la radiación y también servirá de enlace de comunicaciones con las estaciones finlandesas.

Objetivos de la Misión
- Recolectar muestras de suelo (regolito) de Fobos y regresar con ellas a la Tierra.
- Estudio in situ de las propiedades físicas y químicas de la superficie de Fobos.
- Estudio de la estructura interna de Fobos. - Análisis de los movimientos de Fobos.
- Monitoreo de la atmósfera de Marte, incluyendo la dinámica de las tormentas de polvo y los cambios estacionales.
- Estudiar el entorno marciano, como el nivel de radiación, plasma y polvo planetario.

Desarrollo de la misión
La sonda usará una etapa Fregat para escapar de la gravedad terrestre y dirigirse hacia Marte. Sin embargo la extraña configuración de la misión (la Yinghuo-1 irá instalada debajo de la Fobos-Grunt, por lo que que ésta no podrá usar sus motores principales en el viaje. En cuanto a los MetNet, serán instalados en la propia Fregat) hace que la Fregat acompañe al conjunto hasta su llegada a Marte. Una vez allí se liberarán los MetNet para que caigan al planeta y, tras un último encendido de la Fregat para colocar al conjunto Fobos-Grunt+Yinghuo-1 en órbita marciana, se desechará la etapa. Tras esto, se separará la Yinghuo-1 de la Fobos-Grunt.
.
Fobos fotografiado por la Mars Global Surveyor en el año 2003
.
Una vez en solitario, la Fobos-Grunt estará sólo compuesta por la etapa de crucero/aterrizaje (1.480 kg) y la de regreso (210 kg). Tras la captura inicial, se irá reduciendo la órbita para aproximarse paulatinamente a la de Fobos. Finalmente, la sonda se aproximará al satélite, procediendo al aterrizaje.

Dada la baja gravedad de Fobos se corre el riesgo de que la sonda rebote al posarse. Para evitarlo unos motores "empujarán" la sonda hacia abajo una vez toque suelo (un procedimiento similar al que se pretendió usar en las misiones lunares tripuladas LK).

Inicialmente se pensó en instalar un taladro que penetrara en el subsuelo para recoger muestras. Sin embargo, dada la baja gravedad de Fobos, esta opción se ha desestimado que ya si hace demasiada fuerza hacia abajo se corre el peligro de que vuelque la sonda. Así pues finalmente se optó por instalar en su lugar una pala. El hecho de recoger sólo muestras de la superficie (la pala no penetrará más de unos 25 mm) no parece ser un problema ya que en los penetradores del Programa Luna no se observó gran diferencia entre el terreno de superficie y el subsuelo. Sin embargo sí que se considera crítico obtener muestras de piedras, ya que el polvo será material reprocesado una y otra vez y probablemente refleje más la composición de los meteoritos que han ido cayendo en Fobos que no del propio satélite. La pala puede recoger muestras de hasta 1,25 cm de diámetro. Se espera que se efectúen unas 15-20 recolecciones, con un total de 150 g de suelo. Tras cada extracción una tubería llevará las muestras a un contenedor especial situado en la cápsula de regreso. La recolección durará entre dos días y una semana.
.
Diseño Fobos-Grunt
.
La etapa de retorno despegará de la luna, quedando inicialmente en órbita de Marte. Tras diversas maniobras, abandonará el planeta para dirigirse a la Tierra. Mientras tanto el grueso de la sonda permanecerá en Fobos, monitorizando Marte y sirviendo de enlace de comunicaciones con otras misiones.

Poco antes de reingresar en la atmósfera terrestre, la cápsula con las muestras (8 kg) se separará de la etapa que la ha llevado hasta allí. La cápsula tiene una forma parecida a la de las naves Soyuz y no aterrizará mediante paracaídas o retrocohetes sino por impacto directo. Para facilitar su localización está dotada de una radiobaliza.

Fuente: RIA Novosti Aportado por Gustavo A. Courault



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.