23 junio 2009

¿Podrían los océanos arrastrar el campo magnético terrestre?




votar


Las corrientes oceánicas arrastran balsas flotantes de basura, plásticos y aire caliente por todo el planeta. Ahora también se puede añadir a la lista el campo magnético terrestre, según una controvertida nueva hipótesis.

El físico Gregory Ryskin de la Northwestern University ha propuesto que las corrientes océanicas “son responsables del lento desplazamiento de los polos magnéticos”. La hipótesis ha provocado una fuerte reacción entre los geofísicos. Uno de ellos, que habló con New Scientist, la consideró una “basura”.

La mayoría está de acuerdo con que el campo magnético es generado por el movimiento del hierro fundido que conforma el núcleo externo de la Tierra. Sin embargo, vale la pena investigar la idea de Ryskin de que los movimientos de los océanos puede afectar el campo magnético. Los océanos podrían arrastrar el campo a lo largo de las corrientes mundiales, y también pueden generar su propio campo magnético débil, dice el científico.
.

Comparación de datos oceanográficos y geomagnéticos que muestran que la tendencia secular en la variación está estrechamente correlacionada con la tendencia de la intensidad del flujo de los océanos
.
Efecto arrastre
La dinámica de fluidos clásica dice que un líquido conductor —incluso uno débil como el agua de mar— arrastra consigo las líneas de campo magnético mientras se mueve, aunque las líneas de campo puedan “deslizarse” y quedar atrás.

Ryskin ha calculado la forma en que son arrastradas las líneas del campo magnético terrestre por las corrientes oceánicas y cómo éste es modificado por los líneas del campo magnético propio del océano. Encontró que el movimiento encaja perfectamente con las observaciones de cómo el campo magnético ha ido cambiando con el tiempo, y en particular la forma en que los polos geomagnéticos se han estado moviendo.

Además, débiles corrientes eléctricas generadas en el agua de mar fluyen a través del campo magnético terrestre y generan campos magnéticos “oceánicos” secundarios. Ryskin incluyó el efecto de estos campos magnéticos en sus cálculos. Ryskin también demostró que los lugares del mundo donde son mayores las distorsiones en las líneas del campo geomagnético corresponden a zonas donde las corrientes oceánicas son más fuertes.
.
¿Giros oceánicos o influencia magnética?
.
Fuertes reacciones
A pesar de las pruebas, la hipótesis fue recibida con fuertes objeciones por el conjunto de los geofísicos. “Los físicos deberían saber más”, dijo un geofísico a New Scientist. Otro, Alexei Kuvshinov, un físico del magnetismo planetario en el Instituto Federal Suizo de Tecnología, Zurich, dice: “Tengo una fuerte impresión de que sus cálculos numéricos están equivocados”.
No todo el mundo rechaza la investigación de Ryskin. “Los océanos casi seguro que modifican ligeramente el campo geomagnético que se observa en la superficie debido a la corriente eléctrica que fluye entre la Tierra y la ionosfera”, dice el geofísico Raymond Ocultar el Imperial College de Londres.”Los geofísicos deberían agradecer a Ryskin si puede mejorar lo que otros ya han hecho. Le deseo lo mejor.”

Fuente: New Scientist.



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.