01 febrero 2010

ESA da a conocer primeras observaciones solares de la sonda Proba-2




votar


En una conferencia de prensa en el Observatorio Real de Bélgica, en Bruselas, el equipo que trabaja en el seguimiento de la sonda Proba-2 se declaró muy satisfecho con sus primeros tres meses en órbita y dio a conocer las primeras observaciones solares realizadas recientemente.

Desde su lanzamiento el 2 de noviembre, los numerosos subsistemas de Proba-2 han sido cambiados uno por uno y sus salidas fueron chequeadas. Este proceso de puesta en marcha es esencial antes que pueda comenzar la vida útil de la misión.

Han llegado contribuciones para la misión de toda Europa y Canadá, con Bélgica como un participante importante. Fue construido para la ESA por la empresa belga Verhaert Space, parte del grupo QinetiQ, y la misión se ejecuta desde la estación terrestre de la ESA en Redu, en Bélgica. Proba 2 es el último de la serie "Proyecto de Autonomía a Bordo" de la ESA y su puesta en marcha se lleva a cabo con un nivel relativamente modesto de personal de tierra. "El satélite está lo suficientemente avanzado para supervisarlo sobre una base diaria", dijo Frank Preud'homme de Verhaert Space.

Eclipse anular de Sol del 15 de enero de 2010 observado por el instrumento para imágenes solares SWAP (Sun Watcher utilizando detectores de APS y procesamiento de imagen) sobre el Proba-2 de ESA. Este es el mismo eclipse solar observado sobre el terreno de África y Asia, el más largo eclipse del nuevo milenio. Se llama "anular" porque la Luna está más lejos de la Tierra que durante un eclipse total, por lo que sólo una parte del Sol está cubierto.

Resultados preliminares para el futuro

El buen funcionamiento de este pequeño satélite -ocupa menos de un metro cúbico- es un paso previo a las misiones de la ESA en la próxima década. Un total de 17 nuevas tecnologías se han demostrado a bordo del Proba-2 antes de ser adoptadas para el tamaño real de la nave, incluyendo un nuevo seguidor de estrellas para la nave BepiColombo Mercury y una cámara gran angular para ExoMars y, potencialmente, el explorador de asteroide Marco Polo.

"La mayoría de las tecnologías demostradas en Proba-2 han sido activadas y estoy feliz de ver que los primeros datos que recibimos son muy buenos", comentó el director de Técnica y Gestión de Calidad de la ESA, Michel Courtois. "Proba-2 ha mostrado que puede testear la tecnología en órbita". El satélite funciona utilizando una computadora avanzada construida por Verhaert Space., ejecutándose en el microprocesador LEON2-FT diseñado por ESA. "La computadora de Proba-2 es la más potente para aplicaciones espaciales desarrollada en Europa", añadió el Sr. Preud'homme. "Ha sido seleccionada para una serie de nuevas misiones de la ESA."


La mayoría de las tecnologías demostradas en Proba-2 han sido activadas.


Proba-2 proporcionará nuevos puntos de vista de nuestro sol.


Estación meteorológica espacial

El satélite hará una doble función como un banco de pruebas de tecnología y como plataforma de ciencia. Además de sus cargas útiles experimentales, Proba-2 es el anfitrión de un cuarteto de nuevos instrumentos, centrados en el Sol y el clima espacial. "En términos científicos, Proba-2 es un observatorio solar", dijo David Southwood, Director de Ciencia y Exploración Robótica de ESA. "Sus instrumentos han evolucionado de los de SOHO, el vigilador de tamaño completo de ESA/NASA de las tormentas solares, y está testeando la tecnología de software y el detector necesarios para el Solar Orbiter, previsto como la próxima gran misión solar de Europa".

El Observatorio Real de Bélgica (ROB) tiene la responsabilidad científica sobre los dos instrumentos de seguimiento solar de Proba-2. David Berghmans, del ROB, describe el instrumento para imágenes solares SWAP (Sun Watcher utilizando detectores de APS y procesamiento de imagen) como un ejercicio de miniaturización: "Se trata de un telescopio espacial completo del tamaño de una caja de zapatos de ancho. A pesar de su tamaño, SWAP es muy ambicioso, concebido como un instrumento completo de la meteorología espacial para detectar todos los acontecimientos significativos tales como las erupciones solares o las eyecciones de masa coronal ".

Otro equipo del ROB, dirigido por Jean-Francois Hochedez, supervisa el Lyra (radiómetro Lyman alfa), instrumento que emplea robustos detectores ultravioleta -algunos de diamantes- para medir la radiación solar. "Proba 2 demuestra una vez más la fiabilidad de la tecnología espacial belga y de la plataforma para satélite Proba," dijo la minista de Ciencia belga Sabine Laruelle. "Junto con los científicos del "Polo Espacial" de Bruselas, espero con impaciencia las primeras observaciones a través del estado del arte de los instrumentos SWAP y LYRA, ambos hechos con importantes contribuciones de Bélgica."

El mismo eclipse anular de sol del 15 de enero 2010 observado por parte de SWAP de Proba-2 también fue detectado por el mismo instrumento LYRA del satélite (Radiometro para Lyman Alfa), el primer radiómetro ultravioleta en el espacio que utiliza detectores de diamantes. El 2 de noviembre de 2009 Proba-2 fue lanzado en una órbita polar síncrona, lo que permite la observación solar casi permanente. Tras la primera luz de LYRA, el 6 de enero de 2010, el instrumento ha demostrado estar en buena forma, va a medir sus primeras llamaradas solares con una resolución sin precedentes de tiempo rápido de 0.5 seg. Los datos LYRA pronto alimentarán las investigación y los pronósticos del clima espacial.


Abriendo una ventana en la ionosfera


Aumentando el valor de Proba 2 en el estudio del clima espacial -que puede dañar los satélites, afectar a los astronautas sin protección y a la infraestructura eléctrica con base en tierra- el satélite combina la observación con la supervisión del contenido de plasma del espacio a su alrededor, que revela cómo la actividad solar puede influir en la ionosfera de la Tierra.

Proba 2 lo hace a través de dos instrumentos desarrollados por un consorcio de instituciones liderado por la Academia Checa de la República Checa de Ciencias, con un apoyo considerable del Centro de Investigación Espacial de ese país.

Tanto la Sonda de Langmuir Dual Segmentada (DSLP), como la Unidad de Medición de Plasma Térmico (TPMU), van a investigar en detalle el entorno cercano del satélite. "Nuestro objetivo es identificar irregularidades observadas en la ionosfera, con posibles conexiones solares-terrestres debido a los fenómenos repentinos del clima en el espacio", dijo Stepan Štverák, del Instituto Checo de Física Atmosférica, que forma parte del equipo de DSLP. "Los resultados preliminares son muy prometedores".

El análisis científico preliminar de DSLP sin calibrar (Sonda de Langmuir Dual Segmentada) permitió adquirir un conjunto de datos de una órbita completa de Proba 2 durante la fase de puesta en marcha. Los principales productos científicos las características corriente-voltaje medidas (panel superior) representan la densidad de electrones y iones y la temperatura de electrones (dos paneles del medio). El panel inferior muestra latitud y longitud en bandas S/C. Varias características típicas de gran escala son ya claramente visibles en los conjuntos de datos. Una disminución sustancial de la medición actual se observa entre las 15:28 y las 15:43 UTC y las perturbaciones observadas en la densidad y temperatura de los electrones están relacionadas con el cruce de la región CUSP en el polo norte, donde Proba 2 S/C también entró en el eclipse. Por otro lado, un aumento de la corriente medida, y por lo tanto de la densidad del plasma, se observa en la región ecuatorial, en la parte del anochecer de la órbita (alrededor de 14:25 y 16:02 UTC), un fenómeno típico de la ionosfera que se conoce como la anomalía ecuatorial.


Ampliación de la serie Proba

Proba-1, lanzado en octubre de 2001, estableció el principio de los pequeños satélites para las demostraciones de tecnología. Incluía instrumentos de control en tierra que tuvieron tanto éxito que la misión, todavía operativa, fue trasladada posteriormente a la Dirección de Observación de Tierra de la ESA.

Proporcionando frecuentes oportunidades de pruebas de vuelo de bajo costo para la industria europea, como parte del Programa de Tecnología de Soporte General de la Agencia (SGPC), la serie de Proba está lista para continuar. Proba 3 será una nave espacial doble para estudiar la corona solar, mientras testea con precisión las técnicas de vuelo. Proba-V contará con una versión en miniatura del sensor de Vegetación que vuela actualmente en el satélite principal SPOT-5 de de Francia.

Fuente: Universo a la Vista


El instrumento DSLP (Sonda de Langmuir Dual Segmentada) a bordo de la nave espacial Proba-2 en las instalaciones de la sala blanca de Verhaert Space System en Kruibeke, Bélgica. Los dos sensores de la Sonda de Langmuir Dual Segmentada SLPA y SLPB (véanse los detalles en los cuadros de la izquierda) se montan en uno de los paneles solares desplegables. Señales amplificadas medidas en los sensores son guiadas por el arnés de color blanco en la DPU (unidad de procesamiento digital, vista en detalle en el marco de la derecha) que está alojado en la plataforma principal en el interior del cuerpo del satélite.


Quantum opina:

Proba es el acrónimo de ‘Project for on-Board Autonomy’ (Proyecto de Autonomía a Bordo) y constituye una fuerte apuesta para las futuras naves espaciales observacionales de la Tierra. De pequeño tamaño y bajos coste. Esta en órbita polar a unos 600 kilómetros sobre la tierra. Cada mes Proba adquiere alrededor de 300 imágenes de cerca de 60 lugares separados. Hasta la fecha la nave espacial ha proporcionado más de 10 000 imágenes de sus dos instrumentos: el espectrómetro de imagen de alta resolución compacto (the Compact High Resolution Imaging Spectrometer CHRIS) y la cámara fotográfica de alta resolución (the black and white High Resolution Camera HRC).

El sensor CHRIS puede tomar imágenes de 18 m. de resolución, combinando 19 de sus 62 bandas espectrales. Una misma escena puede ser analizada con una variedad de ángulos. Los datos del CHRIS ya está siendo utilizado por la comunidad científica y, así por ejemplo sus datos son utilizados conjuntamente con los del satélite BIRD (Bi-Spectral Infrared Detection).

Aguas con altos contenidos de sedimentos en la cuenca alta del Rin cerca del lago Constanza (Bodensee). Imagen tomada el 17 de Junio de 2004. Crédito ESA.


Imagen del sensor CHRIS del volcán Estrómboli. Imagen de la Proba del 3 de diciembre de 2003. Crédito, ESA


La ESA pretende seguir con la serie de satélites tipo Proba para continuar realizando misiones de alta precisión con satélites de pequeño tamaño.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/01/solar-dynamics-observatory-sdo-esta.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/indios-y-chinos-contemplan-el-eclipse.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/06/calculos-revelan-que-la-tierra-esta.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/04/el-sol-muestra-su-cara-muerta.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/01/debilidad-de-los-rayos-del-sol.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.