28 abril 2010

Explosión Deepwater Horizon rumbo a ser mayor desastre ecológico EEUU




votar


La explosión y consecuente derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon, de la empresa British Petroleum (BP), ocurrido el pasado 22 de abril, aún no ha sido debidamente medida en su alcance e impacto. No obstante, en la medida que la mancha de aceite vaya creciendo y se extienda por el Golfo, el riesgo de generar un impacto severo a largo plazo aumenta.

Hasta ahora, se han derramado alrededor de 100 mil litros de crudo por día, una cantidad de crudo equivalente a mil barriles de petróleo, lo que ya está amenazando ecosistemas costeros como humedales y hábitats marinos, así como numerosas especies en peligro de extinción o amenazadas que viven en el Golfo de México. A esto se suma de por sí una situación de riesgo para tortugas marinas y 6 especies de ballenas que están siendo acechadas por este derrame.



En la secuencia se observa el hundimiento paulatino de la plataforma "Deepwater Horizon".

Una explosión sin explicación

La plataforma "Deepwater Horizon" se hundió el jueves, dos días después de haber registrado una explosión de la que aún se desconocen las causas. El Gobierno de Barack Obama ha anunciado una investigación exhaustiva sobre las causas de la explosión que originó el hundimiento de la plataforma, en la que tres trabajadores quedaron heridos graves y once se encuentran desaparecidos.

Las autoridades estadounidenses y la compañía petrolera BP, que operaba la plataforma, implementaron una serie de complejas estrategias que intentan sellar las fugas debajo del agua. En caso de que estas técnicas no den resultados, el derrame subacuático podría continuar durante meses.

"No sabemos qué técnica funcionará al final", dijo el jefe de operaciones de BP, Doug Suttles. "Queremos solucionar el tema lo antes posible". En los trabajos colaboran cerca de un millar de operadores y varias decenas de barcos. Según la guardia costera estadounidense, esta mancha se triplicó, llegando a medir 130 kilómetros aproximadamente, aunque no se trata de petróleo puro y espeso, sino de una combinación ligera de crudo con agua.

La imagen fue captada el domingo 25 de abril y en ella se puede evidenciar la extensa capa de petróleo que se produjo tras el hundimiento de la plataforma "Deepwater Horizon". (NASA)


El MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer), instrumento que viaja a bordo de los satélites de Terra y Aqua, la Nasa nos muestra una imagen donde se puede apreciar la gran mancha de petróleo en el Golfo de México.


Posibles alternativas

Una de las alternativas que se plantean es quemar el petróleo según mana, lo que limitaría el alcance de la mancha de crudo pero contaminaría más la atmósfera. El problema es que los equipos principales de la plataforma se encuentran a unos 1.500 metros de profundidad en el suelo marino.

En caso de fracaso, BP podría perforar los conductos de seguridad destinados a inyectar un material especial para tapar definitivamente el pozo. Pero ello podría llevar de "dos a tres meses", señaló un portavoz de las operaciones, Bill Salvin.

Este viernes 30 de abril podría tocar zonas costeras EEUU

Funcionarios estadounidenses pronostican que la marea negra provocada por un gigantesco derrame de petróleo en el Golfo de México podría alcanzar la costa de Luisiana a partir del viernes por la noche. "Se pronostica fuertes vientos del sureste del jueves de noche al sábado de noche", dijo una carta meteorológica de la NOAA. "Estos vientos empujarán la capa flotante de petróleo hacia el delta, con posible impacto costero hacia el viernes de noche", agregó.

Fuentes: EFE

Los especialistas afirman que el petróleo que mana por la fuga se dirige hacia la superficie marina.


Quantum opina:

No es la primera vez que sucede. Las plataformas petroleras situadas en el Golfo de México han sido fuente de muchas explosiones y derrames de petróleo y sus derivados. A corto plazo los derrames de petróleo degradan los ecosistemas; dañan la vida silvestre, especialmente aves y mamíferos marinos; contaminan la cadena alimenticia y afectan a las pesquerías locales.

A largo plazo, pueden modificar algunos ecosistema –marinos y terrestres- reduciendo la diversidad de especies marinas.

Si hay algo que los derrames nos han enseñado es que no podemos limpiarlos. Incluso en las mejores condiciones, sólo se recupera entre 15 y 20 por ciento del petróleo derramado en el océano. Además, los “dispersores” químicos empleados en estas labores exacerban el problema ambiental, ya que dividen la mancha de aceite en pequeñas partículas sólidas que van a parar al fondo del mar.

Sitio donde estaba ubicada la plataforma petrolífera Deepwater Horizon.

La única forma de evitar este tipo de desastres en el futuro, y prevenir un cambio climático catastrófico, es cambiar el patrón de producción, distribución y consumo de energía. Esto es, abandonar progresiva pero rápidamente la dependencia hacia el uso de los combustibles fósiles como el petróleo, y aprovechar masivamente las fuentes renovables de energía.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/04/para-el-2014-la-demanda-de-petroleo.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/12/estudios-revelan-que-habra-escasez-de.html
http://quamtum.blogspot.com/2008/12/porque-volver-la-luna-helio-3-el.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.