18 abril 2010

Obama encomienda a NASA enviar astronautas a un asteroide en 15 años




votar


La llegada del hombre a la Luna fue un logro histórico. Ahora, el presidente Barack Obama ha encomendado a la NASA una misión aún más complicada, que parecería sacada de una película: enviar a los astronautas a un asteroide en unos 15 años. Los expertos en el espacio consideran que semejante misión tardaría varios meses más que un viaje a la Luna y que implicaría mucho más riesgo.

"Es realmente lo más difícil que podemos hacer", dijo el administrador de la NASA, Charles Bolden. El viaje a un asteroide podría dar un entrenamiento crucial para una futura misión a Marte. Ayudaría a esclarecer los secretos de cómo se formó el Sistema Solar y daría a la humanidad el conocimiento de algo que sólo se ha logrado en las películas: la posibilidad de salvar a la Tierra de la colisión con un asteroide potencialmente mortífero.

"Podríamos salvar a la humanidad. Creo que vale la pena, ¿no?", dijo Bill Nye, vicepresidente de la Sociedad Planetaria. El presidente Barack Obama delineó el nuevo rumbo de la NASA el jueves, durante una visita al Centro Espacial Kennedy.

"Para 2025, esperamos que las nuevas naves espaciales, diseñadas para viajes largos, nos permitan comenzar las primeras misiones tripuladas en la historia, más allá de la Luna, hacia el espacio más profundo", dijo. "Comenzaremos enviando astronautas a un asteroide por primera vez en la historia".

En el día en que el mandatario anunció la nueva meta, una fuerza de tareas de la NASA, formada por científicos, ingenieros y ex astronautas, se reunió en Boston a fin de trabajar en un plan para proteger a la Tierra de una eventual colisión con un asteroide o cometa.

"Si los humanos no podemos llegar a cuerpos cercanos a la Tierra, no podremos llegar a Marte".


El viaje a un asteroide podría dar un entrenamiento crucial para una futura misión a Marte.


La NASA ha rastreado casi 7.000 cuerpos celestes, cercanos a la Tierra, que miden al menos algunos metros de diámetro. De ellos, 1.111 son "asteroides potencialmente dañinos".

Los objetos mayores a un kilómetro (dos tercios de milla) pueden causar cataclismos y chocan con la Tierra una vez cada cientos de miles de años. Los científicos creen que un asteroide de 9,6 kilómetros (6 millas) de diámetro fue la causa de la extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años.

El aterrizaje en un asteroide "demostraría de una vez por todas que somos más inteligentes que los dinosaurios y podemos evitar lo que ellos no pudieron", dijo John Holdren, asesor en ciencias de la Casa Blanca.

Los expertos no han definido qué asteroide podría ser el destino de un viaje espacial pero hay decenas de opciones principales. La mayoría de esos asteroides se desplaza a unos 8 millones de kilómetros (5 millones de millas) de la Tierra. Están a 20 veces más distancia que la Luna, ubicada a unos 385.000 kilómetros (239.000 millas) en promedio.

Algunos de los asteroides y lunas a considerar para viajar hasta ubicarnos en su superficie.


La mayoría de los asteroides que se considerarían miden menos de 400 metros de diámetro (un cuarto de milla). La Luna tiene 3.475 kilómetros (2.160 millas) de diámetro.

Una misión a un asteroide aportaría pistas sobre la formación del Sistema Solar. Los asteroides son esencialmente fósiles con 4.600 millones de años de antigüedad, cuando se formaron los planetas, dijo Don Yeomans, jefe del programa de Objetos Cercanos a la Tierra, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Una misión a un asteroide sería un entrenamiento antes de ir a Marte.

"Si los humanos no podemos llegar a cuerpos cercanos a la Tierra, no podremos llegar a Marte", consideró el profesor de astronáutica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Ed Crawley.

Mientras que el Apolo 11 tardó ocho días en ir a la Luna y volver en 1969, un viaje típico a un asteroide duraría unos 200 días, dijo Crawley. Ello exigiría nueva tecnología de propulsión y suministros necesarios para preservar la vida de los astronautas.

Fuente: Diario Los Andes

Quantum opina:

Tras el discurso llevado a cabo por el presidente Barack Obama, es hora de que, tanto los críticos como seguidores, se tomen un profundo respiro y miren nuevamente al recién estrenado plan de la NASA.

El Presidente Obama agregó algunos nuevos detalles al plan que ya había anunciado oficialmente, incluyendo su decisión de mantener el proyecto Constellation para el desarrollo de la cápsula tripulada Orion, originalmente destinada para llevar a los astronautas desde la órbita de la Tierra hasta el cohete Ares I. Puesto que Ares no será construído, Obama ha rescatado a Orion para ser usado por la tripulación como vehículo de escape de la Estación Espacial Internacional.

“Terminaremos el diseño de este cohete antes de 2015 y comenzaremos a construirlo”, dijo Obama.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/02/nasa-resta-importancia-la-luna-y.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/eeuu-dice-no-hay-forma-de-protegernos.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/01/eeuu-abandona-mision-la-luna-china.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/09/obama-ve-insostenible-exploracion.html



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.