03 agosto 2010

Sorpresiva tormenta Solar impactará esta noche la Tierra




votar


Una inusual erupción magnética producida en la superficie del Sol ha provocado una gran nube de partículas cargadas eléctricamente con dirección hacia la Tierra. Se trata de la mancha 1092, la cual se combinaría con una corriente de gas frío a través del hemisferio norte del Sol y produciría interferencias en los sistemas de comunicaciones. La actividad eruptiva comenzó el fin de semana y fue registrada por varios satélites, entre ellos el nuevo Solar Dynamics Observatory (SDO) de la Nasa, que detectó el impacto de las ondas hacia el exterior.

"Esta erupción -afirma Leon Golub, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, se dirige directamente hacia nosotros y se espera que nos alcance durante las primeras horas del 4 de agosto (para el continente americano vendría a ser en la noche del martes 3 de agosto). Es la mayor erupción con dirección a la Tierra detectada en mucho tiempo". "Hemos conseguido una bonita vista de esta erupción -afirma Golub- Y habrá vistas aún más espectaculares si se producen auroras".

Al parecer, las ondas generadas por la explosión se dirigen directamente hacia la Tierra y los investigadores intentan descubrir qué consecuencias puede tener que las ondas liberadas lleguen al campo magnético de nuestro planeta. Los científicos esperaban que tras su extrañamente largo periodo de letargo el Sol llegue a un pico en su actividad el 2013, no obstante, esta erupción que nos llega, podría traer sorpresas, pues se trata de dos erupciones casi simultáneas en distintos puntos, dirigidas hacia la Tierra.



"Estas erupciones ocurren cuando inmensas estructuras magnéticas en la atmósfera solar pierden su estabilidad y no pueden ser sostenidas por el eje gravitacional del sol", afirmó la Doctora Lucie Green, del Mullard Space Science Laboratory. Green indicó que la primera erupción parece ser tan grande que altero los campos magnéticos del Sol a través de la mitad de la atmósfera visible de la estrella, lo cual determinó las condiciones para una segunda erupción. Las erupciones fueron observadas por la doctora Green con el telescopio satelital japonés Hinode.

Señaló que las dos erupciones pueden dirigirse a la Tierra, pero viajando a diferentes velocidades.

El 1 de agosto, una gran llamarada explotó en el sol justo en el lado que mira hacia la Tierra. Esta llamarada no tendría nada de raro si no fuera porque también una nube de gas que pasaba por la misma zona decidió estallar al mismo tiempo, causando lo que se conoce como una “eyección de masa coronal“.

Las nubes de gas o filamentos son tubos gigantes de magnetismo que se llenan de gases solares y que rondan la atmósfera del sol. Este filamento en específico alcanzó a expandirse hasta 50 veces el tamaño de nuestro planeta antes de explotar. Luego, repartió su contenido por el espacio, creando una nube de partículas eléctricamente cargadas que salió expulsada a la Tierra.

El 1 de agosto, una gran llamarada explotó en el sol justo en el lado que mira hacia la Tierra.


No ofrece peligro

"Gran Bretaña podría ser la región más afectada, llegando a producir algunos apagones y con la posibilidad de perder comunicación durante un breve período", comentó Leon Golub.

En una mirada más general, ésta no es una erupción muy grande. El sol aumenta su actividad normalmente cada 11 años, y esta explosión podría ser una señal de que la estrella está “despertando” después de un largo periodo de calma. El sol alcanza sus máximos de actividad cada 11 años y el próximo pico será entre 2011 y 2013 por lo que la carga solar que recibiremos no se considera grave salvo un posible espectáculo de auroras que podrá apreciarse en el cielo más al sur que de costumbre.

"Si la actividad solar sigue en aumento, a continuación, en tres o cuatro años esto será visto como un evento relativamente normal", dice Len Culhane, un físico solar del Mullard Space Science Laboratory, de la Universidad de Londres. El pasado mes de abril una ráfaga de partículas solares fueron responsables de dejar permanente fuera de acción al satélite Galaxy 15 de Intelsat.


Fuente: The Telegraph


Se podrán observar enormes cortinas luminosas de color rojo y verde.


Quantum opina:

Cuando una eyección de masa coronal alcanza la Tierra, ésta interactúa fuertemente con el campo magnético de la Tierra, creando auténticas tormentas geomagnéticas. Las partículas procedentes del Sol colisionan con átomos de oxígeno y nitrógeno de la atmósfera terrestrese y se alinean con las líneas magnéticas que convergen en nuestros polos, generando un fenomeno de luces que brillan individualmente como si fueran pequeñas luces de neon, originando así aquello que conocemos como auroras polares.

Normalmente, las auroras sólo son visibles en las latitudes más altas. Sin embargo, durante una tormenta geomagnética como la que probablemente se producirá el miércoles, las auroras pueden ser visibles mucho más al sur de las zonas polares. visualmente se podrán observar enormes cortinas luminosas de color rojo y verde. Así que recomendamos estar atentos desde esta noche hasta las primeras horas del día miércoles 4 de agosto.

Temas relacionados:

http://quamtum.blogspot.com/2010/07/que-hacer-en-caso-de-que-ocurriese-una.html
http://quamtum.blogspot.com/2010/06/nasa-advierte-tormenta-solar-para-2013.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/04/las-tormentas-solares-no-son-el-fin-del.html
http://quamtum.blogspot.com/2009/06/nasa-y-noaa-afirman-proximo-ciclo-solar.html


0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.