21 noviembre 2010

Invernadero en el espacio




votar


Puede que parezca pequeño, pero es un invernadero para astronautas – y para ti. Paolo Nespoli llevará un invernadero a la Estación Espacial Internacional, e invita a los jóvenes estudiantes a repetir sus experimentos en tierra para comparar resultados.

Los astronautas del futuro necesitarán cultivar plantas en el espacio. Durante los largos viajes a Marte, o incluso más lejos, será necesario producir alimentos frescos a bordo de las naves espaciales, que tendrán que ser hasta cierto punto autosuficientes. Construir invernaderos en la Luna, Marte o en otros planetas será un paso fundamental para las futuras misiones de exploración.

Los invernaderos también son una fuente de oxígeno, y dan un toque de vida en la fría desolación del espacio. Cuidar las plantas es además una buena forma de recordar la Tierra y un divertido pasatiempo durante los largos y probablemente aburridos viajes interplanetarios.

El objetivo es observar el ciclo de vida de una planta con flor.


Ejemplares de arabidopsis.


Boceto del invernadero de la misión MagISStra.


Plantas a bordo de la ISS

Paolo no tendrá la oportunidad de aburrirse durante su misión MagISStra a la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés). El proyecto ‘Un Invernadero en el Espacio’, propuesto y desarrollado por el Directorado de Vuelos Tripulados de la ESA, no es tan sólo un nuevo experimento científico, sino que también constituye una innovadora oportunidad educativa para los estudiantes de entre 12 y 14 años de edad.

Nespoli utilizará un invernadero especialmente diseñado para cultivar plantas en el espacio para observar el ciclo de vida de una planta con flor. Los estudiantes podrán seguir el desarrollo del experimento cultivando su propia planta en la Tierra, utilizando un invernadero similar.

El astronauta italiano Paolo Angelo Nespoli.


Paolo Nespoli durante su permanencia en la misión espacial STS-120.


El experimento consistirá en regar unos ejemplares de arabidopsis (Arabidopsis thaliana) plantados en el invernadero instalado en el laboratorio Columbus de la Estación Espacial Internacional. Los estudiantes deberán comenzar sus experimentos en tierra al mismo tiempo que Paolo Nespoli en órbita.

Paolo sacará fotos del ciclo de desarrollo de la planta, y grabará en vídeo los momentos más importantes de su germinación, y los colgará en la página Web de la misión MagISStra.

Los estudiantes podrán comparar la evolución de sus plantas con las de la Estación Espacial durante las 10 semanas que durará el experimento. Además, tendrán la oportunidad de intercambiar sus observaciones con estudiantes de otros países europeos, en una auténtica comunidad de jóvenes científicos.

Fuente: ESA


Lechuga Mizuna creciendo a bordo de la Estación Espacial Internacional antes de ser cosechada y congeladas para la vuelta a la Tierra. Crédito de la imagen: NASA.


Quantum opina:

Un equipo de investigación ya ha construido un prototipo de invernadero lunar en el Laboratorio de Clima Extremo del CEAC, en el Campus de la universidad, y lo ha probado con éxito. Representa los últimos 5 metros de una de varias estructuras tubulares que formarían parte de una base lunar propuesta. Los tubos estarían enterrados bajo la superficie lunar para proteger a los vegetales y los astronautas de los serios peligros que entrañan en un mundo sin atmósfera las erupciones solares, los micrometeoritos y los rayos cósmicos.

El módulo cubierto por una membrana se puede contraer hasta quedar convertido en un disco de 1,2 metros de diámetro, haciendo más fácil su traslado en una nave espacial durante viajes interplanetarios. Contiene lámparas de vapor de sodio refrigeradas con agua, y largos sobres que serían cargados con semillas, listas para germinar hidropónicamente.

Un invernadero parecido al nuevo es el modelo del CEAC que ya produce alimentos en el Polo Sur desde hace seis años. La Cámara de Crecimiento del Polo Sur, donde fueron desarrolladas muchas de las ideas usadas ahora en el invernadero lunar, abastece de alimentos frescos al personal de una base científica que físicamente queda aislada del mundo exterior durante un periodo de entre seis y ocho meses cada año.

Temas relacionados:

- La Bóveda Global de conservación de semillas de Svalbard
- Orugas en gravedad cero a bordo de la ISS
- La misión STS-129 del Atlantis lleva pasajeros especiales... gusanos
- Proyecto Tierra II: Terraformación de Marte
- Vegetación en el polo sur de Marte ?
- El proyecto Biosfera 2 resucitará para estudiar el cambio climático global



2 comentarios:

Antonio Castro dijo...

Echo en falta la información sobre las condiciones gravitatorias porque para que una planta como esa pueda crecer en una determinada dirección (para arriba) se necesita gravedad.

Juan Carlos Jiménez dijo...

Saludos Antonio,

Muy buena e interesante tu observación y vamos a responderla. En primer lugar debemos entender que en el espacio la gravedad no es nula totalmente, sí hay gravedad y es por esta razón que una nave permanece en órbita alrededor de la Tierra, debido en gran parte a la fuerza de gravedad terrestre que influye sobre ella; de no ser así ésta (la nave) se alejaría de la Tierra en línea recta, perdiéndose en la inmensidad del espacio. Pero me dirás, si hay gravedad, ¿por qué no se caen al suelo? ¿por qué flotan los astronautas?

Por supuesto que se caen, pero el suelo también se está cayendo al mismo ritmo, de modo que parece que no está pasando nada. están cayendo debido a la aceleración de la gravedad, y todo lo que hay dentro de la nave (los astronautas, equipos, etc.) cae al mismo ritmo, de modo que parece que no hay gravedad. La manera correcta de describir esta situación es decir que es una situación de caída libre, no de ingravidez. De no ser así, como hemos dicho antes, no giraría alrededor de la Tierra. Pero hay una nueva pregunta, si la nave está cayendo, ¿por qué no desciende y se estrella contra la Tierra?

La nave tiene una velocidad inicial justa que le permite una altitud fija, lo suficiente para avanzar sobre la Tierra de modo que la curvatura del planeta sea justo la misma que la curvatura de su trayectoria de caída. ¿El resultado? Está cayendo todo el tiempo, pero su altitud nunca varía, y seguirá dando vueltas y vueltas para siempre, cayendo sin descender. Por lo tanto sí hay gravedad.

En el caso del crecimiento de las plantas en estos ambientes, vemos influencias similares a las que recibe el ser humano en el espacio, que "crece" o aumenta su estatura con mayor rapidez debido a la baja influencia de la gravedad, que de por sí no es nula sino que disminuye en el espacio.

Te invito a leer la información que se encuentra en el siguiente link que se relaciona con la influencia de la gravedad en el espacio, especialmente en los astronautas:

http://quamtum.blogspot.com/2010/02/la-gravedad-y-sus-efectos-en-los.html

Antonio gracias por tu comentario y espero seguir contando con tu visita, asi com también tus curiosidades que son bien recibidas por todos nosotros. Un abrazo desde Santo Domingo.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.