23 abril 2009

¿Deberíamos realmente contarles nuestros problemas a los ET?




votar


Usted tiene un radiotransmisor y le han dado la tarea de enviar un mensaje al espacio para tratar de comunicarse con una hipotética civilización extraterrestre. ¿Por dónde empieza? Probablemente, lo primero en su lista es buscar las mejores estrellas candidatas a las que enviar una señal. Como sólo tenemos experiencia de la vida en la Tierra, es buena idea buscar estrellas similares al Sol, porque todo lo que sabe es que es el único lugar donde puede existir vida como la conocemos.
Entonces, ahora ha encontrado la ubicación potencial de una civilización extraterrestre, ¿qué mensaje enviaría usted? En primer lugar, probablemente querría darles una buena impresión; quizás enviarles la dirección de la Tierra, un mapa universal con una flecha que señale al Sistema Solar. En segundo lugar podría querer identificar qué / quién es usted (insertar algo de fisiología humana aquí). ¿Y en tercer lugar? Quizás consideraría enviar información sobre nuestra cultura, civilización, historia, ciencia; todas las buenas cosas que nos hacen humanos.
¿Cruzaría su mente mencionar que hay 23 conflictos sangrientos ocurriendo ahora mismo entre nosotros? ¿Pensaría en decirles a nuestros potenciales vecinos extraterrestres lo que acaba de cenar? ¿Sería una buena idea contarles sobre la corrupción política en su país, la enorme pobreza mundial o el daño ecológico que estamos haciendo a nuestro propio hogar?
En un reciente artículo escrito por el director de composición de mensajes interestelares en el instituto SETI, plantea la cuestión sobre la comunicación honesta con los ET, sin ocultar la verdad. ¿Deberíamos realmente contarle a una civilización extraterrestre sobre nuestros problemas?



Durante cinco décadas, la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) ha estado revisando los cielos buscando cualquier señal de una civilización extraterrestre inteligente. Es una tarea minuciosa que requiere de mucha paciencia y de montañas de ingenio. Después de todo, ¿qué estamos buscando? Suponiendo que las civilizaciones extraterrestres han descubierto cómo transmitir radio, quizás podríamos escucharlas. Por desgracia, aparte de los 72 segundos de la señal "Wow!" en 1977, todo parece muy silencioso ahí afuera. Si debemos considerar literalmente la Ecuación Drake, la Vía Láctea debería estar bullendo de vida, y alguna debería estar transmitiendo sus mayores hits ahora mismo. Hay problemas con esta teoría, porque algunos creen que aunque los extraterrestres pueden estar transmitiendo, las señales de radio no podrían llegar a nosotros. Quizás entonces una raza extraterrestre con suficiente avance podría estar usando poderosos faros láser o moviendo estrellas para comunicarse con nosotros. Por desgracia, nada. Todavía.
De acuerdo, invirtamos el proceso. Quizás tendremos más suerte si empezamos transmitiendo señales de radio hacia las estrellas similares al Sol en la esperanza de que una raza extraterrestre tan avanzada como la nuestra las reciba. Este programa es conocido como Enviando Mensajes a Inteligencias Extraterrestres (METI) o "SETI-Activo". ¿Pero qué les decimos? Uno de los primeros intentos de mensajes fue la placa pegada al costado de la sonda espacial Pioneer (el primer dibujo), aunque las figuras humanas desnudas que representan a un macho y una hembra causaron inquietud (algunos grupos consideraron a la forma humana desnuda pornografía interestelar). A pesar de algunas disputas sobre qué deberíamos enviar al vacío, en general los mensajes han sido muy positivos, tratando de retratar a la raza humana bajo una luz positiva.


Douglas Vakoch, del Instituto SETI en Mountain View, California, no está de acuerdo con la política de enviar solamente mensajes positivos al espacio por medio de transmisiones de radio o placas de metal pegadas a los costados de las naves espaciales.
"Un reconocimiento de nuestras fallas y debilidades parece un enfoque más honesto que enviar una historia parcial y esterilizada", dijo Vakoch en una reciente columna de New Scientist. "La honestidad es un buen punto de partida para una conversación que podría durar generaciones".
Como director de composición de mensajes interestelares, Vakoch obviamente conoce una o dos cosas sobre enviar mensajes a nuestros potenciales vecinos extraterrestres. Sin embargo, la cuestión respecto a si debemos esterilizar nuestras comunicaciones, o no, parece un poco extraña. ¡Por supuesto que debemos transmitir lo mejor que la humanidad tiene para ofrecer! No creo que enviar mensajes de cultura, ciencia, matemática, arte y música nos estaría preparando para un fracaso. Si efectivamente somos los nuevos niños en el bloque de civilizaciones extraterrestres, creo que necesitamos hacer una buena impresión (eso depende de si los ET comprenden lo que estamos tratando de comunicar, en primer lugar).


Vakoch insiste en señalar que una civilización extraterrestre con avance suficiente tendrá el sentido común de saber lo que se necesita para ser una raza galáctica (no todas son rosas, después de todo). Si reciben un mensaje de la humanidad llena de mensajes positivos, quizás no confíen en nosotros. Peor todavía, a medida que nos conocen, piensan que estábamos escondiendo nuestras fallas humanas, engañándolos de alguna manera. Por lo tanto, necesitamos ser honestos. Necesitamos enviar las visiones y opiniones de tanta gente como sea posible, para bien o para mal, de modo que las civilizaciones extraterrestres sepan con qué están tratando; una raza talentosa, aunque imperfecta.
Por desgracia, eso va contra la naturaleza humana. ¿Qué es lo primero que hace cuando se muda a un nuevo vecindario? Podría ofrecer una fiesta de inauguración de la casa, como una manera de presentarse a los nuevos vecinos. Probablemente no le contaría a sus vecinos sobre sus problemas de familia / dinero / alcohol / droga / criminalidad en la fiesta. Si lo hiciera, podría encontrar la sala vacía muy rápidamente. No es que sea deshonesto, usted está tratando de ganar su interés y confianza en la primera impresión. Este principio es verdad para las compañías que tratan de vender un producto (todavía debería tener un vendedor puerta a puerta que me diga que su enciclopedia es en realidad inútil cuando el mundo tiene una Wikipedia) y para los países que constituyen nuevas relaciones diplomáticas. Sabemos que hay más en la historia que sólo primeras impresiones, pero la primera impresión son lazos que ayudan a desarrollar la relación en el futuro.


Entonces, volviendo a lo de ser sinceros en los mensajes a las civilizaciones extraterrestres, si enviamos "la verdad" sobre nuestra raza, en realidad estaríamos haciéndonos un servicio negativo a nosotros mismos. ¿Qué pasaría si la civilización extraterrestre receptora no quiere relacionarse con nosotros porque somos considerados demasiado agresivos, crueles, avaros o raros?
No podemos anticiparnos a cómo una civilización extraterrestre nos va a responder, no hay precedentes de comunicaciones extraterrestres, de modo que quizás deberíamos adoptar el enfoque "esterilizado". La información positiva es probablemente información suficiente; demasiada información podría convertirnos en parias interestelares incluso antes de que hayamos tenido la oportunidad de recibir un mensaje desde otra estrella. (Pensé que estaba demasiado silencioso ahí afuera, quizás recibieron nuestras señales de TV comercial.)

Y si la raza extraterrestre avanzada nos considera "no valen la pena" por las señales mezcladas que estamos mandando, podrían volverse hostiles tarde o temprano...


3 comentarios:

conexional dijo...

Como dicen en la película Esfera.

"Crees que eso es lo que los hombrecillos verdes dirían, llevadme al psicoanalista"

Una buena entrada, por cierto soy Quaxun de Conexional.

Un saludo.

Juan Carlos Jiménez dijo...

Saludos Quaxun, es bueno tenerte por aca nuevamente, gracias por comentar amigo.

quaxun dijo...

Y más bueno tenerte aquí para recibirme, decir que yo tengo "complejo illuminati", siempre hecho un ojo a tu blog ;)

Saludos de Quaxun

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.