22 abril 2009

La energía llegará a la Tierra como transmisiones de radio




votar


Una empresa de California pretende lanzar paneles fotovoltaicos al espacio. La energía llegará a la Tierra como transmisiones de radiofrecuencia. Los técnicos prevén que el sistema funcionará dentro de siete años. Una compañía estadounidense de reciente creación, Solaren Corp, va a poner en órbita paneles solares con el fin de comercializar la energía en la Tierra. Si bien los satélites y naves espaciales ya se autoalimentan así, ésta es la primera vez que la idea se aplica a fines comerciales.
Solaren Corp. pretende enviar la energía solar captada en el espacio como transmisiones de radiofrecuencia a un depósito en Fresno, California, donde se convertirá en electricidad para alimentar la red eléctrica normal, según ha informado el diario británico The Guardian.
.
.
Pacific Gas & Electric Company (PG&E), una empresa que surte a San Francisco y al norte de California ya se ha interesado, y pretende comprar 200 megavatios a partir de 2016, fecha en la que está previsto que Solaren Corp pueda empezar a enviar la energía solar a la Tierra. Su portavoz, Jonathan Marshall, afirmó que con mucha probabilidad pueden tener éxito en este proyecto. Sin embargo, todavía no han firmado nada pues falta el visto bueno de las entidades reguladoras del Gobierno de California. De la misma manera, Gary Spirnak, consejero delegado de Solaren, ha dicho que los diez ingenieros aeroespaciales que forman el equipo técnico están muy seguros de la tecnología utilizada, similar a la usada por los satélites de comunicación.

Los puntos fuertes de esta iniciativa son varios.
Para empezar, en el espacio no hay nubes, ni hay un ciclo de luz con días y noches como en la Tierra, por lo que el flujo de energía solar es casi constante (excepto algunos días alrededor de los equinoccios de primavera y otoño). Esto significa que los paneles espaciales podrían suministrar un aporte continuo de energía. Además, otra ventaja es que las pérdidas mediante la transmisión por radiofrecuencia son menores que con los cables de transmisión terrestres.
.

.
Todo esto hace que la cantidad de energía que se obtiene en el espacio sea 10 veces mayor que la que se consigue en la Tierra. Esto se debe en gran parte al excluir el filtro que supone la atmósfera. La NASA y el Pentágono han estado estudiando la posibilidad de tener 'granjas solares' en el espacio desde los años 60, pero han sido los ingenieros de Solaren Corp quienes dicen haber desarrollado la tecnología que lo hace viable desde un punto de vista comercial.
.
.
Sin embargo, para Daniel Kammen, profesor de la Universidad de California, el reto más desalentador al que se enfrentan es el coste: "El proyecto es factible. Si es factible o no a un precio razonable no lo sabemos". Reunir fondos en tiempos de recesión económica no es fácil. Sobre todo cuando se barajan cantidades de miles de millones de dólares y cada proyecto en energías renovables suele estar entre 100 y 200 millones.

Fuente: El Mundo. Aportado por Gustavo A. Courault


1 comentarios:

Ammiel dijo...

Buen proyecto. Pero cuales serian los puntos en contra de esta tecnologia? Imagino que todo lo que se encuentre en el radio de accion de la transmision, no va a quedar caminando o sino saldra cojeando jaja. Imagino una paloma pasando justo por debajo de esa señal , pfff, que rica que va a quedar.
Y la atmosfera?

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.