22 septiembre 2009

Iapetus ¿ otro satélite artificial en el Sistema Solar ?




votar


En trabajos anteriores analizamos la hipótesis de si nuestro satélite natural, la Luna, es o no un satélite artificial (abajo de éste párrafo los links para quienes deseen consultarlos).

Hoy realizaremos un nuevo análisis a otro satélite que se encuentra en nuestro sistema solar y que ha sido catalogado como el más extraño de todos: nos referimos a Iapetus o Jápeto, el octavo satélite de Saturno.

El presente estudio, toma como base de referencia, el análisis detallado realizado por R. C. Hoagland en el año 2005, el cuál es considerado como el más completo que hasta ahora se haya efectuado al tan mencionado cuerpo celeste.



Órbita (vista polar).

Iapetus o Jápeto es uno de los satélites más raros del planeta Saturno, es el octavo más distante al planeta y el tercero en tamaño, con un diámetro de alrededor de 1.500 km, después de los satélites más grandes Titán y Rea. Fue descubierto por Giovanni Cassini en 1671. También es conocido como Saturno VIII y tarda en completar una vuelta alrededor de Saturno 79,33 días, a una distancia media de 3.561.300 km.

Se caracteriza por tener uno de los hemisferios mucho más oscuro que el otro, peculiar característica que se podría deber por la especial composición de esa parte, que podría venir del interior de la luna o de materia de otros satélites, aunque no se conoce con certeza el motivo real.

Iapetus o Jápeto ha sido visitado por la sonda Voyager 2 que, como parte de su viaje a los confines del Sistema Solar, el 22 de agosto de 1981 pasó a 966.000 km de Iapetus, tomando algunas fotografías de su superficie.

Más recientemente, en diciembre del 2004 la nave Cassini de la misión Cassini/Huygens, que actualmente está estudiando Saturno y sus satélites, pasó a 123.000 km de Jápeto y fotografió la Cassini Regio, una de las áreas de la superficie de Iapetus, con mucho más detalle que el Voyager.

El día 10 de septiembre de 2007 Cassini volvió a acercarse a Iapetus, y esta vez pasó a solo 1.600 km del satélite, siendo el único sobrevuelo que la sonda realizará de ésta luna.

Órbita (vista lateral).

1.- Análisis de la artificialidad de “Iapetus”.
Iapetus (Japeto), es uno de los satélites más extraños de nuestro Sistema Solar. Mide aproximadamente 1.500 Km de diámetro, y es tras Titán y Rea, el tercero en tamaño, de los que orbitan Saturno. Tarda en completar una vuelta alrededor de Saturno 79,33 días, a una distancia media de 3.561.300 km. Descubierto por Giovanni Cassini en 1671, que da nombre a la sonda espacial Cassini.

La propia NASA, reconoce la rareza de dicho objeto, si bien, argumenta que su formación procede de Oort, y que su origen se debe a residuos ancestrales de cuerpos sólidos existentes allí, o colisiones cósmicas durante el nacimiento de nuestro sistema solar, no aclara cuáles son sus anomalías, ya que no existe una explicación “natural” que alcance a explicar su configuración esferoide y el “pliegue central”, así como todas y cada una de las peculiaridades que seguidamente vamos a exponer en el presente estudio.

2.-Configuración y características del satélite, respecto de la reflexión de luz solar:
La forma de Iapetus, es esferoidal, pero obedece a una configuración dodecaedral-esferoidal, que se verifica en la forma en que refleja la luz solar.

Las siguientes han sido imágenes originales, tomadas por la sonda Cassini, y analizadas por Richard C. Hoagland en 2005.

Análisis del esferoide Iapetus.



Incidencia de la luz y su forma.

Un detallado examen de la proyección sobre las fotos originales tomadas por la sonda Cassini en 2004.

Proyección Hipergeométrica de Iapetus: Geometría de aristas.

Observen así mismo, un artefacto en forma de “puro“ en la imagen superior la izquierda parece sobrevolar su ángulo oscuro. La comparación de la parte inferior es tras dos días despues, e igualmente pueden ver las aristas que evidencian la estructura artificial de la misteriosa “Iapetus”.


En la secuencia observamos que una de las caras de Iapetus siempre es frontal a Saturno.

Observen esta curiosa fotografía de la sonda Cassini del 22 de Octubre de 2004, en aquel momento, no estaban tipificados los objetos aetherofactales y la casuística de artificialidad.

Observen el tráfico de artefactos detectados en Iapetus por la sonda Cassini, así como las aristas de su superficie.

Erosión de las aristas: la ampliación muestra polígonos en la superficie de Iapetus.
.
En esta foto ampliada, pueden observarse las aristas, así como la erosión de las mismas debido al transcurrir del tiempo, impacto de cometas, asteroides y erosión cósmica en la superficie. El ecuador central, puede inferirse así como su erosión.

Asombroso parecido con la estrella de la muerte de la película Star Wars. George Lucas reconoce que se inspiró en Iapetus.

3.-Rotación y geometría de Iapetus.
Puede observarse que para cada rotación en su eje, Iapetus también completa una rotación a Saturno. Esta peculiaridad es única de Iapetus en el Sistema Solar.

Así mismo, puede destacarse una rotación totalmente sincrónica perfecta, que se verifica en los 79 días que tarda en completar su órbita alrededor de Saturno.

Esquema rotacional de Iapetus respecto a Saturno.

La geometría de esta inexplicable anomalía, implica algún mecanismo interno de automotricidad, que desafía claramente los patrones conocidos de todos los satélites del Sistema Solar.

Las imágenes obtenidas por la Voyager 2 , muestran otra anomalía interesante: El punto negro central.

Anomalía rotacional sincrónica de Iapetus y el punto negro.



Respecto a sus estructuras geométricas: Aristas y morfología artificial.

Foto tomada por Cassini el 31 de Diciembre de 2004, a 40.000 Millas de Iapetus. Pueden observarse zonas que revelan geometría artificial, o planos cuya morfología geométrica es incompatible con un satélite natural.

Comparación de Iapetus, con una esfera. Geometría esferoide hipergeométrica.


Horizonte totalmente geométrico.

A simple vista pueden detectarse en las sombras las áreas planas hipergeométricas del esferoide.

4.-Análisis detallado de la arista central, y de la superficie de Iapetus.
Precísamente la inmensa arista rectilínea que divide el ecuador de Iapetus. (Con una altura de 60.000 pies).

Iapetus y su elevada arista central.

En 1980 Donald Goldsmith y Tobias Owen, escribieron un informe de la NASA que dice: "Esta inusual luna es el único objeto del Sistema Solar que podría considerarse seriamente como una señal extraterrestre - un objeto natural modificado deliberadamente por una civilización avanzada para un propósito que aun hoy desconocemos".

Vamos a examinar la arista central desde distintos ángulos, con mayor detalle:

Pliegue en forma de "nuez" totalmente rectilíneo que mide unos 60.000 pies de altura.

Puede observarse de cerca el pliegue, y la erosión en el mismo con un mayor detalle. Parece que ambos hemisferios del esferoide han sido literalmente ensamblados, incluso el pliegue parece una “junta de dilatación”.

En palabras textuales de Donald Goldsmith, experto de NASA: “No existe un modelo geológico viable para explicar el muro de sesenta mil metros de altura, sesenta mil metros de ancho, cuatro millones de metros de largo... que abarca un hemisferio del planeta entero... y mucho menos, que se encuentra en el plano exacto de su ecuador”.

Una ampliación de la arista, muestra una zona de 60 millas en la que podemos apreciar la perfección de este artefacto:

Ampliación de la Arista ecuatorial. Escala de la zona marcada 60 millas.

5.-Las estructuras rectilíneas y los cráteres geométricos:

Observación de aristas rectilíneas en los cráteres.

En este recuadro ampliado (abajo) se aprecia un conjunto notable claramente definido, de asombrosas formas rectilíneas, repetidas por toda la superficie de Iapetus, con formas tridimensionales – fotografiado en color y situado a varios cientos de kilómetros al norte de la pared… cerca de la frontera entre la materia “marrón” y la “materia blanca” en el hemisferio de avance de Iapetus (luz del sol desde la parte inferior izquierda). Las formas rectilíneas se repiten precisamente en orientación norte / sur, este / oeste…

Detalle de aristas rectilíneas.

Una clara zona de artificialidades, puede observarse aquí:

Parecen construcciones de "celdas" Tabiques o habitáculos subterráneos.

Veamos otra foto en la que pueden apreciarse con más detalle:


En la secuencia detalle de estructuras artificiales.

Se aprecia claramente vestigios de arquitecturas verticales, que nada tienen que ver con la naturaleza. Así mismo, del análisis de las fotos, pueden verse torres, o construcciones verticales muy elevadas:


En la secuencia observamos en la superficie las estructuras verticales.

Y de una forma ampliada, vemos algunas de esas arquitecturas abajo:

Ampliación de la zona, destacandose en el recuadro una estructura vertical que sobresale.

En palabras de Hoagland: "La ampliación de la imagen (recuadro izquierdo) dispone de una abertura cuadrada, al parecer un túnel subterráneo de forma rectangular con múltiples niveles".

El primer plano de la derecha muestra una estructura rectangular o monolito de varios pisos, flanqueado por tres partes cóncavas de 90 grados c/u (como si fuese "un edificio"). Más lejos se puede divisar como aberturas igualmente geométricas y cuidadosamente alineadas.

Conclusión:
A la luz de los datos y las anomalías detectadas, Hoagland concluye asegurando que en nuestro sistema solar existen varios satélites que pueden ser catalogados como artificiales y que fueron “colocados” en puntos específicos por “alguna razón” que hoy desconocemos.

Iapetus es el primer satélite confirmado como artificial en nuestro sistema solar, incluso por los propios empleados de la NASA, pero no será el único. Queda pendiente confirmar si nuestra luna, debido a su inusual comportamiento, cae o no dentro de la misma categoría a la que hace referencia Hoagland.

Nota curiosa
¿Por qué nuestra luna y ésta luna de Saturno siempre muestran una misma cara al planeta al que pertenecen? ¿Sabias que también en nuestra luna hay monolitos como el que fue observado en Iapetus? (ver http://quamtum.blogspot.com/2009/01/los-misterios-de-la-luna.html) ¿será acaso una marca dejada (¿?) para identificar cuales son los satélites artificiales que posee nuestro sistema solar?

Simple especulación, pero… y si no lo fuera?


12 comentarios:

Anónimo dijo...

es genial...ya decia yo k era verdad... la luna.. incluso la tierra... la leyenda de la batalla celeste era verdad... elos los no anunakis, los no bakty, el akel k se precento ante anu.. y le dijo k el tiempo del honbre era necesario era verdad, las lunas son las arcas donde tsalvaron la vida... ellos reconstruyeron el sistema solar, revivieron al sol, y perecieron en su construcción,... la vida se hiso precente... pero algo sucedio... algo k me aterra algo inprovisto...acaso los anunakis y los reptilianos seran o culpables... por k la tierra es especial...mis sueños se hacen realidad...gracias por tan valiosa verdad. k el universo t acompañe...

Juan Carlos Jiménez dijo...

Interesante tu punto de vista, gracias por comentar.

Oxy dijo...

Hola, está muy interesante este tema. Quiciera hicieran un alunizaje para que averiguen si en realidad hubo vida extraterrestre en la luna.

Juan Carlos Jiménez dijo...

Hola Oxy, al igual que tu me gustaria poder ser testigo de dicho alunizaje, como lo fue hace algunos años, a finales de los 60 cuando la humanidad fue testigo del comienzo de la era espacial para la raza humana. Gracias por comentar.

ant1 dijo...

Me he divertido leyendo la entrada. Está muy bien presentada. Hombre, creo como especulación y apunte de ciencia ficción es muy interesante. Quiero suponer que juegas con eso, pero es muy poco serio gran parte del contenido y no creo que le hagas ningún bien a la gente que sin idea de astronomía. ¿Monolitos en la luna?, ¿Jápeto, artificial y con torres y carreteras?. Bueno, bueno. Lo dicho, como especulación es una maravilla, como información seria deja mucho que desear y produce risa.

Juan Carlos Jiménez dijo...

Saludos Ant1,

Es importante para nosotros tu comentario, sin embargo le darías algo de valor si agregaras algunas consideraciones propias (basado en tus experiencias astronómicas) para así poder debatirlas amenamente. Un abrazo desde Santo Domingo y gracias por comentar.

Art-orión 7 dijo...

Saludos fraternos. Es la primera vez que trato de hacer un comentario. Me parece excelente el trabajo hecho con las imágenes de Iapetus. Ya lo decía el científico Hoagland acerca de la artificialidad de esta luna de Saturno. >Para informarnos estos sitios de interés científico que se apoyan en investigaciones que se desprenden de hechos reales, las fotografías de la sonda Cassini no mienten y revelan lo que muchos no queremos ver....Saludos. 6-sept.-2010-, San Salvador, El Salvador, Centroamérica.

Anónimo dijo...

ant1 Si vos refutas lo que se "especula" deci con que lo refutas al menos, las anomalias estan a la vista.

"El ignorante se rie del sabio cuando este afirma que sabe todo"

reach dijo...

Este tema se ha debatido mucho desde hace mucho tiempo, es algo que para los crédulos es fascinante y para los incrédulos es una estupidez. Bueno en lo personal diría que es una información que no deberíamos tomarla a la ligera ya que asta el momento hay muchísimas anomalías que no se pueden explicar, y ademas no podemos asegurar que nuestro vecino no tiene un perro en su patio si nunca hemos estado ahí

juan carlos infantes dijo...

Yo soy mas mayor que vosotros y mucho antes de que existiera INTERNET ya se comentaba en algunas revistas cientificas la existencia de estos satelites artificiales, siempre me han llamado la atencion estos temas, pues creo que lo que en si representa actualmen el UNIVERSO(cientificamente),no puede alvergar ninguna forma de vida, pero estamos aqui.

Alan Josue Parada Slame dijo...

Qué buen tema!
Llegado a este punto, me pregunto si la naturaleza es o no capaz de crear estas formas. Aceptamos con naturalidad que no son posibles las formas rectas, mucho menos las geometricamente ordenadas. Pero luego pienso en los fractales, en cómo un árbol es fractal, desde el tronco a las ramas y desde el tronco a las raíces. Y me pregunto ¿conocemos lo suficiente como para afirmar que estas formas no son naturales? y me contesto ¿es tan descabellado imaginar una civilización "fabricando" lunas? Y me respondo : No y no. CASO ABIERTO.

Pepo dijo...

Juan Carlos, muchas gracias por compartir este valios tesoro de información, he leido con gran entusiasmo los artículos sobre esta luna y la propia luna de la tierra, con pruebas, al menos atendibles, de que sean artificiales. Todo esto me puso a pensar en la complicación de insertar un elemento artificial dentro de el previo entorno natural. Tomando entonces las relaciones numericas entre la tierra y el sol, la rotacion y las relaciones tierra-luna-sol y sus tamaños relativos y todo aquello que aparece en la teoría que tu nos comentas, llegué a la conclusión que es más probable que TODO el sistema solar sea artificial, por qué deberían ser apenas dos lunas, si dentro del sistema total estas dos lunas "funcionan" perfecto, no es mas plausible que todo el sistemas sea una "construccion" perfecta. Llegué a imaginarlo nuevo brillante en su inauguración hace miles de millones de años, y actualmente por estas fotos se nota oxidado y polvoriento. Con esta suerte de pelusas cosmicas que llamamos vida.

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.