24 septiembre 2009

Luego de 30 años viajando en el espacio, de regreso, pueda que la Tierra ya no exista




votar


¿Cuán lejos puede viajar un astronauta durante una vida? La respuesta es: miles de millones de años luz. Pero debe tener cuidado al aplicar los frenos en el viaje de regreso.

Desde que los cosmólogos descubrieron que la expansión del universo se está acelerando, muchos se han preguntado hasta qué punto podremos entender lo que veamos a través de los telescopios en el futuro. Las regiones distantes del universo eventualmente se expandirán tan rápido que la luz de sus objetos nunca podrá llegar hasta nosotros.

Por estas mismas razones, la energía oscura —la fuerza misteriosa detrás de la aceleración— pone un límite a la exploración humana del universo, dice Juliana Kwan en la Universidad de Sydney, en Nueva Gales del Sur, Australia, que ha refinado recientemente este límite para nuestros viajes. Incluso con impulsores que puedan llevarnos a casi la velocidad de la luz, la expansión seguiría dejándonos atrás.

Lo más lejos que podría llegar la luz emitida por nuestro Sol en este mismo momento, luego de avanzar sin poder superar la expansión acelerada, es a alrededor de 15 mil millones de años luz de distancia. Según los cálculos anteriores, hechos por Jeremy Heyl de la Universidad de British Columbia en Vancouver, un avanzado súper impulsor podría recorrer la mayor parte de la distancia durante una vida humana. Acelerando a alrededor de 9 metros por segundo por segundo —lo cual se siente más o menos como una cómoda gravedad de 1 g— una nave podría llegar a realizar el 99 por ciento del camino hasta el “horizonte” de expansión. A pesar de la gran distancia, este viaje sólo llevaría unos 50 años en el marco de referencia de los astronautas, porque el tiempo pasará más lento que en la Tierra debido a la Relatividad (Physical Review D, DOI: 10.1103/PhysRevD.72.107302).


Ahora, en un artículo que aparecerá en Publications of the Astronomical Society de Australia, Kwan y sus colegas han encontrado que el viaje podría llevar incluso menos tiempo. En base a los últimos valores cosmológicos para la energía oscura y otros parámetros, demostraron que un astronauta podría hacer el viaje en sólo 30 años.

Sin embargo, sus cálculos también indican que volver a casa presenta sus propios retos. La incertidumbre más leve en el valor de la fuerza de la energía oscura o la densidad total de materia en el universo podría causar que una nave espacial le errara a la Tierra en millones de años luz. Comenzar la desaceleración un segundo demasiado tarde podría causar que se pase de largo la Vía Láctea, dice Kwan. “Usted, efectivamente, se perdería en el espacio”.

Sin embargo, incluso si lograra detenerse en el lugar correcto, estaría decepcionado. Habrían transcurrido unos 70 mil millones años en el regreso a casa, por lo que el Sol habría expirado mucho tiempo antes, llevándose a la Tierra con él, y la vista en los alrededores sería, en su mayor parte, pura oscuridad.

Fuente: New Scientist.

1 comentarios:

xaterri dijo...

El artículo se olvida de que la comparación que debe establecer para que sea correcta debería ser mútuamente simétrica.
Les remito a mi artículo "La relatividad del tiempo. El tiempo de la relatividad" en http://teoraconectada.scoom.com/2009/09/22/la-relatividad-del-tiempo-el-tiempo-de-la-relatividad/ o en http://www.alipso.com/monografias2/La_relatividad_del_tiempo_El_tiempo_de_la_relatividad/

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.