10 marzo 2009

El detector de ondas gravitatorias GEO600 podría develar "universo holográfico"




votar


El detector de ondas gravitatorias GEO600 podría resultar ser la única máquina del mundo capaz de detectar señales que, según una nueva hipótesis, delatarían la existencia de un "universo holográfico". Si se confirma la hipótesis, comenzará una nueva era de la física.
Craig Hogan, físico del Centro Fermilab para la Astrofísica de Partículas en Illinois, está convencido de que ha encontrado pruebas en los datos del detector de ondas gravitatorias GEO600 de un “universo holográfico”, y que sus ideas podrían explicar el misterioso "ruido" en los datos del detector que no se ha logrado explicar aún, al menos hasta esta nueva hipótesis.

El equipo británico-alemán del GEO600, que incluye a científicos del Grupo de Física Gravitacional de la Escuela de Física y Astronomía, perteneciente a la Universidad de Cardiff, realizará nuevos experimentos en los próximos meses para obtener más evidencias sobre la hipótesis de Craig Hogan. Si ésta resulta ser correcta, ello podría ayudar a alcanzar una meta considerada imposible por bastantes físicos: unificar la teoría de la relatividad de Einstein con la de la mecánica cuántica.

.
.
Muchas e insospechadas posibilidades de investigación científica se abrirían si el detector de ondas gravitatorias GEO600 es sensible a la naturaleza cuántica del espacio y el tiempo. La única manera de confirmarlo sería realizando experimentos controlados cuyos resultados puedan ser atribuidos solamente al "ruido holográfico". Un experimento como ese podría ser el primer paso hacia una nueva era en la física fundamental.


En la actualidad, el GEO600 es el único instrumento en el mundo capaz de poner a prueba esta controvertida hipótesis. A diferencia de otros grandes interferómetros láser, el GEO600 reacciona de manera particularmente sensible a cierta clase de efectos, lo cual hasta ahora era visto como un inconveniente, pues constituía un obstáculo para muchas de las observaciones habituales, obligando a realizar ajustes de las lecturas.


El “ruido holográfico”, sin embargo, produce exactamente esa clase de efectos, por lo que, en este caso, la desventaja se convierte en una ventaja. “Se podría decir que esto nos ha ubicado en el mismísimo centro del tornado de la investigación fundamental”, señala el profesor Karsten Danzmann, director del Instituto Albert Einstein de Hannover.
Hogan y los científicos del GEO600 están analizando si una señal específica del "ruido" en los datos grabados por el detector puede ser rastreada hasta alcanzar la granulosidad del espacio-tiempo.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

a ver si de una ves salimos de la concepcion tipica del universo y le damos toda la magnitud que se merese estos nuebos descubrimientos nos ayudan en ello

Germanico dijo...

la vaguedad del universo pudiera inclinar a muchos por la pasividad de tales eventos como los que desprecian».

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.