10 mayo 2009

Falla sísmica del Mississipi podría estar paralizándose




votar


El sistema de la falla de Nueva Madrid en Missouri, EE.UU., no se comporta como asumen los modelos de riesgo de terremotos y podría estar en el proceso de paralizarse, según muestra un nuevo estudio. La falla fue famosa en 1811 y 1812 por un par de terremotos de gran magnitud (M>7). El registro geológico de los últimos 5000 años muestra una gran actividad sísmica.

¿Habrá otro gran terremoto próximamente?
Un equipo de la Universidad Purdue y de la Universidad del Noroeste analizó el movimiento de la falla durante ocho años utilizando mediciones por GPS, y encontró que es mucho menor de lo esperado teniendo en cuenta el ciclo de repetición de 500 a 1.000 años para los mayores terremotos en ella.

Estimar con precisión la amenaza de terremotos para el área, que incluye partes de Illinois, Indiana, Tennessee, Arkansas y Kentucky, es crucial para las comunidades potencialmente amenazadas.

Los resultados obtenidos por Eric Calais, el investigador de la Universidad Purdue que dirigió el estudio, y sus colegas, hacen pensar que el modelo sísmico que funciona bien para las fallas en los límites de las placas tectónicas, como por ejemplo la falla de San Andrés, no son aplicables a la falla de Nueva Madrid. En los límites de las placas, las fallas se mueven a un ritmo que concuerda con los intervalos entre terremotos, por lo que los eventos pasados suelen ser una referencia fiable para pronosticar los futuros. En otros terrenos esto no sirve. En ellos, el pasado no es necesariamente una clave para predecir el futuro, por lo que estimar el peligro de que se desencadene un terremoto se vuelve muy difícil.


El equipo estimó que el terreno en el que se encuentra el sistema de la falla está moviéndose a una velocidad de menos de 0,2 milímetros por año, y puede que ni siquiera se mueva. ¿Qué significan estos valores? Un movimiento de 0.2 mm/año significa un seísmo de escala M=7 cada 10 mil años y uno de escala M=8 cada 100 mil años, pero uno de 2.0 mm/año implica un seísmo de escala M>7 en los próximos 900 años.

La figura de abajo muestra una comparación entre las medidas diarias observadas en la sitio RLAP (al norte de la falla) y las obtenidas con un simulador con parámetros perturbados con ruido blanco y coloreado. La simulación reproduce bastante bien la mayoría de las tendencias observadas, así como la pendiente media de la serie temporal (valor observado de -0.9 mm/año versus valor simulado de -0.8 mm/año).
.

.
Este movimiento de la superficie representa la energía que se almacena y que podría liberarse como un terremoto. Tal como explica Seth Stein, de la Universidad del Noroeste, acumular la energía para un terremoto, es como ahorrar dinero para una compra grande. Acumulamos dinero durante un período largo de tiempo y entonces lo gastamos todo de repente y debemos empezar a ahorrar de nuevo.

Con un terremoto, es la deformación elástica lo que debe acumularse. Ésta puede ser estimada mediante mediciones hechas con técnicas GPS, que permiten escudriñar los movimientos en la superficie.

Cuanto más despacio se mueve un terreno, más tiempo debe transcurrir hasta el próximo terremoto. Y si se detiene el movimiento, la falla se podría estar paralizando. Los investigadores no pueden afirmar que los grandes terremotos en Nueva Madrid van a dejar de producirse. Pero cuanto más tiempo los datos GPS sigan mostrando que no hay ningún movimiento, más probable parece.

Fuente: Scitech News



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.